jornaleros_boniatos06.jpg
jornaleros_boniatos06.jpg

Los representantes de Asaja, COAG y la Comunidad de Regantes exponen los problemas de la agricultura de la ciudad en la comisión de desarrollo rural.

"El campo Jerez envejece y hay una falta de rentabilidad en la producción". Lo advierte José Luis Ibáñez, secretario de organización de COAG, durante la celebración de una nueva cita de la comisión de desarrollo rural que preside IU. En esta cita salen a relucir los problemas del campo jerezano, como que la población joven se esté marchando a otros sectores, a pesar de las ayudas a la inversión que existen, por eso piden celeridad celeridad en la tramitación de estas ayuda

En la reunión también han estado representantes de Asaja, como su vicepresidente Pedro Gallardo, que pide la apertura de mercados para el vino del Marco de Jerez y una mayor diversificación de los cultivos. Gallardo pide a las administraciones que mejoren las redes de caminos y los suministros de agua para que se pueda apostar por el agroturismo.

También ha demandado a la Junta que arriende tierras que están bajo su titularidad y que no se explotan, unas 25 hectáreas ha asegurado. COAG aboga por la diversificación de cultivos (hortalizas); ha sugerido que el PTA realice una labor intermediadora para la instalación de industrias, y respecto al río Guadalete, Ibáñez se ha referido a las explotaciones mineras, solicitando que se regeneren en aras a recuperar las parcelas de cultivo próximas.

Han sido en la cuestión de los caminos rurales donde COAG ha sido más vehemente en su exposición, al igual que Asaja. Jerez posee miles de kilómetros de caminos rurales pero es difícil demostrar la titularidad y si no hay titularidad no se pueden invertir fondos europeos (ITI o Feder).

Jacinto Carrasco, de la Comunidad de Regantes, subraya que el mayor problema de los regantes es que se encuentran en manos de las eléctricas. Tras la modernización de los regadíos los costes se han elevado un 80%, unos 200 euros por hectárea. Además deben pagar todo el año un coste mínimo de 35 euros por hectárea al mes, cuando no todos los meses necesitan energía (1,5 millones de euros al año de los que 370.000 son de potencia contratada). Por eso piden una central hidroeléctrica en el embalse de Guadalcacín para abaratar los costes de producción.

Respecto al PTA, Pedro Gallardo apuesta  por facilitar la instalación de industrias privadas que transformen los nuevos cultivos que crecen en Jerez, como las almendras y el olivar, y que pueden dejar el valor añadido en la zona. 

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído