Desnudar a un santo para vestir otro: un desalojo al que se opuso hasta Caballero Bonald

El futuro del Palacio Pemartín, actual sede del Centro Andaluz de Documentación del Flamenco, será una incógnita a partir de que comiencen las obras, ya adjudicadas, del futuro Museo del Flamenco de Andalucía, que prevé su traslado desde la plaza San Juan a Belén

Vista actual del inmueble de calle Barranco, acceso principal del futuro Museo del Flamenco de Andalucía, que a su vez deja en el aire el futuro del Palacio Pemartín. LAVOZDELSUR.ES
Vista actual del inmueble de calle Barranco, acceso principal del futuro Museo del Flamenco de Andalucía, que a su vez deja en el aire el futuro del Palacio Pemartín. LAVOZDELSUR.ES

En abril de 2018, el pleno del Ayuntamiento de Jerez aprobó, a propuesta de IU, y con los votos a favor de PP y Cs, y la abstención de PSOE y Ganemos, que el Centro Andaluz de Documentación del Flamenco (CADF) y sus bienes permanezcan según sus propios fines fundacionales en el Palacio Pemartín de Jerez. Una vez adjudicados los trabajos de construcción del futuro Museo del Flamenco de Andalucía, se confirma lo que siempre se ha sabido: que el CADF, de titularidad autonómica, acabaría trasladando su sede al nuevo equipamiento cultural en la plaza Belén. La fecha prevista de finalización de las obras, adjudicadas hace solo unos días a la constructora sevillana Díaz Cubero por 4,8 millones de euros, se ha fijado en el verano de 2023, por lo que con bastante antelación habría que preparar el desalojo y mudanza del mayor centro documental del flamenco a nivel mundial.

Como ya avanzó en su día lavozdelsur.es, el plan de la Junta debe seguir siendo revertir el inmueble de la plaza San Juan, un BIC del siglo XV, al Ayuntamiento de Jerez, aunque ni tan siquiera el Ayuntamiento tiene claro a día de hoy qué ocurrirá con el hermoso palacio que alberga la actual sede del CADF. “De momento, sabemos que la Junta plantea traslado fondos al Museo, y por nuestra parte estamos revisando la documentación... para ver los términos de la cesión en su momento, antecedentes, etcétera”, aseguran fuentes municipales a este periódico.

El traslado es algo que rechazó el pleno municipal —gracias a PP y Cs— y hasta un rosario de personalidades e intelectuales vinculados al flamenco

Con más de 30 años desde su rehabilitación y conversión en sede del CADF, el actual palacio cuenta con unos 800 metros en dos plantas, mientras que en el proyecto del futuro Museo, el centro ocuparía apenas 300 metros, lo que siempre ha generado dudas sobre la idoneidad de dicha mudanza. La oposición al traslado del Centro Andaluz de Documentación del Flamenco es, aparte de una demanda política de quienes estaban entonces en la oposición en la Junta de Andalucía, PP y Cs, una demanda popular, sobre la que numerosos flamencólogos, artistas, historiadores, aficionados y personalidades del mundo de la cultura, del arte y del flamenco ya se han manifestado, tanto en la prensa escrita, como en radio y televisión.

Entre estas instituciones y personalidades se encuentra la Cátedra de Flamencología de Jerez, así como el propio Juan Manuel Suárez Japón, reconocido flamencólogo y Consejero de Cultura por la Junta de Andalucía en los años de constitución de este centro, así como uno de los intelectuales jerezanos más universales, el Premio Cervantes recientemente desaparecido José Manuel Caballero-Bonald, que encabezó el manifiesto que se suscribió contra dicho traslado.

El Ayuntamiento desconoce qué plan tendría la Junta para Pemartín, aunque en teoría debe pasar a manos municipales

Además de albergar una densa biblioteca sobre flamenco y temas andaluces, tiene unos fondos sonoros con un centenar de cilindros de cera, casi 3.000 discos de pizarra, 6.500 LP’s, 7.000 sencillos y 9.500 CD’s. Las bases de datos del centro catalogan unos 96.000 cantes o toques de guitarra. “Los bienes documentales del arte flamenco tienen una sede no sólo digna, sino la mejor de su historia, en el Palacio de Pemartín, en el casco histórico de Jerez, a las puertas del barrio de Santiago, y allí deben continuar”, rezaba la propuesta que aprobó por mayoría el pleno hace tres años. Y añadía: “El legado del flamenco aterrizó en un espacio singular, noble y privilegiado de nuestra ciudad como es el Palacio Pemartín para quedarse, y nadie debe arrebatarle este hito ni a Jerez ni al flamenco, que es la auténtica joya viva de la cultura andaluza. La intención de trasladar el Centro Andaluz de Documentación del Flamenco es un sinsentido en el que no se tiene en cuenta ni el fin para el que fue rehabilitado el Palacio Pemartín ni la labor que se desempeña en este espacio por el propio CADF”.

A día de hoy, mientras el inicio inminente de las obras en Belén reabren el debate, los responsables de Cultura de la Junta de Andalucía permanecen ajenos no solo a dicho debate, sino también se encuentran de espaldas al propio CADF, ya que sin ir más lejos el centro permanece cerrado a cal y canto en plena temporada turística por falta de un conserje. Por no hablar de que lleva años y años sin la figura de un director-gerente, y con un presupuesto ínfimo que a duras penas le lleva a mantener la actividad.

Ciclos como los de cine de verano que se organizaban en su jardín aledaña fueron borrados de un plumazo y este periodo se vive desde dentro con incertidumbre. Idéntico desconcierto en torno al futuro del Palacio Pemartín, una joya que, teniendo en cuenta su situación, en el momento en el que quede expedite y clausurada sería rápidamente pasto del vandalismo y los saqueos, como ya han advertido desde la asociación del centro histórico y tal y como ha ocurrido con otros inmuebles en la ciudad. Lo que vendrá siendo desnudar a un santo para vestir a otro, en este caso el entramado de inmuebles que conforman parte de lo que fue la antigua Rompechapines y calle Barranco.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios (1)

Ernesto Hace 1 mes
Cada vez que pasó por ahí camino del centro lo veo.cerrado, con turistas en las inmediacioness preguntándose por qué.no está abierto el centro referencia del.flamenco.en Andalucía, que aparece en guías y rutas de Internet, y que se tienen que ir con la cara partida. Y después nos preguntamos por qué no viene más turistas . Vergüenza de junta de andalucia, así cuida de la cultura y del turismo.
Ahora en portada
Lo más leído