Pelayo - Rajoy - Arenas.jpg
Pelayo - Rajoy - Arenas.jpg

El portavoz adjunto de los socialistas en el Senado, Francisco Menacho, exige la dimisión de Pelayo como diputada en el Congreso, mientras el 'dos' de los populares en Andalucía, Antonio Sanz, recalca ahora que ha acudido a declarar de forma "voluntaria".

Primero negó que estaba imputada y ahora argumenta que acude a declarar voluntariamente. En el argumentario de excusas ridículas del Partido Popular ha entrado de lleno la reacción a la citación de María José García-Pelayo por parte del Tribunal Supremo para declarar en calidad de imputada (ahora investigada) por su vinculación directa con las presuntas contrataciones ilegales que realizó el Ayuntamiento para Fitur 2004 durante su anterior etapa. Una vinculación "patente" y "grosera" con la trama corrupta, según el juez instructor de la Audiencia Nacional, que ha ratificado el Supremo a la hora de solicitar el suplicatorio para la declaración de la ahora diputada. En todo caso, el presidente del PP de Cádiz, Antonio Sanz, ha insistido este sábado en destacar que la declaración de la diputada nacional 'popular' y exalcaldesa de Jerez es "voluntaria", al tiempo que ha criticado la "campaña de acoso y derribo" del PSOE.

En esa línea, Sanz ha aseverado en un comunicado que "el PSOE le hace un flaco favor a las garantías del Estado de Derecho", y ello después de que el portavoz adjunto del grupo socialista en el Senado, Francisco Menacho, haya exigido también este mismo sábado al presidente del PP en Andalucía, Juan Manuel Moreno, la dimisión de García-Pelayo, tras conocerse que ya tiene fecha para dar cuentas de su participación en la pieza jerezana de la trama Gürtel. Un escabroso asunto que hasta ahora había eludido gracias a su anterior condición de aforada por ser senadora.

En este sentido, la vicesecretaria de Acción Política y Política Municipal del PP-A, Ana Mestre, ha insistido en dicha comparecencia "voluntaria" y ha recordado al PSOE que "aún no se ha abierto juicio oral". Efectivamente, el aforamiento de Pelayo le ha valido para no figurar en este momento como procesada por las presuntas adjudicaciones fradulentas al entramado de Francisco Correa, si bien en lo relativo a la instrucción que dependía de la Audiencia Nacional ya se ha ordenado que nueve personas, entre ellas el empresario afín al PP, se sienten en el banquillo por supuestos delitos de prevaricación continuada. 

Para Sanz, en cambio, "se trata de un nuevo trámite, a petición de la propia interesada, a raíz del que el TS decidirá si procede tramitar el suplicatorio al Congreso de los Diputados", una cuestión que, según ha aclarado, "no se ha producido". Así, ha destacado que "es un paso más y previsto en un proceso que lleva ocho años" y en el que García-Pelayo "aún no ha pedido explicarse", por lo que "con su declaración voluntaria se aclarará este procedimiento administrativo". Al hilo de esto ha recordado el caso del alcalde socialista de Alcalá de Guadaíra (Sevilla), Antonio Gutiérrez Limones, que también es diputado nacional y a quien, según ha apostillado, "el juzgado implica en el 'caso ACM' y para el que sí se ha pedido el suplicatorio al Congreso", si bien "nadie ha pedido su dimisión", según ha apuntado.

Por su parte, el portavoz adjunto del grupo socialista en el Senado, Francisco Menacho, ha exigido a los populares andaluces que "haga cumplir" el deseo expresado por el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, quien en una reunión con todos los cargos del PP manifestó respecto a los casos de corrupción que "ni uno más". Además, Menacho ha criticado que el secretario general del PP de Cádiz, Antonio Saldaña, "se haya dedicado estos días a tratar de intoxicar, señalando connivencia entre el juez instructor y miembros del PSOE de la judicatura", y le ha preguntado si "ahora también va a decir que el juez de lo penal del Supremo también tiene connivencia con PSOE".

Según ha informado el PSOE en una nota, Menacho ha instado al popular a, "en primer lugar, respetar la acción de la Justicia, que tarda pero llega, y admitir lo que diga, nos guste o no", al tiempo que ha subrayado que el instructor del Tribunal Supremo señala claramente "la trascendencia de los indicios" por los que la llaman a declarar, lo que, en su opinión, desarma la "conspiración" que en estos días el PP ha querido trasladar a los medios, "presentando a García-Pelayo como una víctima". Según el dirigente socialista, "el listón se puso muy alto" e "importantes cargos del PSOE dejaron sus escaños", por lo que el PP tiene que reaccionar ante lo que dijo el propio Rajoy porque, de lo contrario, "sus palabras caerán en saco roto".

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído