pacheco_audiencia_2
pacheco_audiencia_2

Simpatizantes del exalcalde le muestran su cariño en la primera sesión del juicio por el caso 'estación de autobuses', que vuelve a sentarlo en el banquillo más de un año después de entrar en prisión.

Mercedes era la primera vez que pisaba un juzgado. Afortunadamente para ella no lo hacía para declarar como imputada o como testigo, sino para algo más liviano: acudir como público a la primera sesión del juicio que sentaba, entre otros, a Pedro Pacheco por el llamado caso ‘estación de autobuses’. “Venía a verlo y a darle ánimos. Lo conozco desde que llevaba pantalones cortos”, señalaba a la prensa.

En una jornada dura para el exalcalde, Mercedes fue la única que le sacó una sonrisa en toda la mañana. Fue a eso de la una, cuando acabó la primera sesión y Pacheco se disponía a abandonar la sala. Se le acercó para saludarlo y el exalcalde agradeció el gesto. “Él tiene un año menos que yo y ha estado hablando conmigo, pero no sabía quién era porque yo he cambiado mucho”, indica Mercedes, exlimpiadora en la Alcaldía en la época en la que Pacheco regía con mano firme los destinos de Jerez. "Yo lo que quiero es que lo saquéis de ahí", decía a los periodistas, como si acaso tuviéramos poder para hacerlo.

Junto a ella, su hermana Manoli afirmaba que "lo quiero mucho”, y no llegaba a entender “por qué la familia Pujol está toda en la calle y Pedro está dentro”.

Julio ‘el taxista’ también ha acudido a la Audiencia Provincial para mostrarle apoyo. “Yo a Pacheco lo quiero más que Marco a su madre”, afirma tajante, mientras que otro vecino aprovecha la presencia de las cámaras para criticar “dónde están todos esos a los que dio trabajo y les hizo bien”.

Efectivamente, pocos fueron los curiosos que acudieron a la Audiencia para intentar ver a Pacheco. Lo cierto es que fue difícil captar la imagen desde la calle. A eso de las 9:20 horas llegaba en un furgón de la Guardia Civil procedente de Puerto III, donde cumple condena desde hace más de un año. Su salida del vehículo apenas dio para verlo de perfil unos segundos.

Ni siquiera la prensa lo tuvo fácil. Varios agentes de la Unidad de Prevención y Reacción (UPR) de la Policía Nacional impedían a los medios acercarse siquiera al edificio de la Audiencia hasta que no hubiera autorización expresa para ello. Una medida un tanto exagerada y que a algunos nos hizo sentirnos como ultras violentos de un equipo de fútbol de camino a un estadio.

Pasadas las diez de la mañana los medios ya podían acceder a la sala de vistas. Para entonces Pacheco, chaqueta de ante, pantalones vaqueros y zapatos de sport, ya estaba sentado junto al resto de imputados, eso sí, sin estar engrilletado. Los gráficos sólo pudieron tomar imágenes desde atrás, mientras que los redactores intentaban, vía móvil, captar alguna otra imagen del otrora alcalde, que la verdad lucía buen aspecto, dando la sensación de que los catorce meses que lleva en prisión no parecen haberle afectado. Más que nunca, Pacheco hace honor a ese sobrenombre de ‘el inmatable’ con el que fue denominado hace años.

Entre el público, además de Mercedes y compañía, se encontraban algunos ex compañeros de partido en Foro Ciudadano -su última aventura política-, como Raúl Ramírez o Rocío Montero; el exconcejal del extinto PSA, Alfonso García: el expresidente de la Unión de Hermandades y actual hermano mayor de la hermandad de La Cena, Manuel Muñoz Natera; algún representante vecinal como Paco Flores o el veterano sindicalista de CGT, ya retirado de la primera línea, José García –más conocido como Pepe el Largo-.

Cuestiones previas

La primera sesión del juicio no ha pasado de las cuestiones previas, que se han desarrollado por espacio de tres horas. En las mismas, principalmente, se ha divagado sobre la validez o no de una diligencia informativa practicada en 2009 a uno de los acusados por parte de un funcionario de la Agencia Tributaria, de la cual se derivó la querella de la Fiscalía.

Esto acabó en un alegato de indefensión por parte de las defensas -alguno intervino de seguido durante 50 minutos- así como la petición de la prescripción de algunos de los delitos, algo que rechazó el fiscal, recordando que en este caso prescriben a los diez años y no a los cinco.

De igual manera, tanto el fiscal como el abogado de la acusación particular, que representa los intereses de la Empresa Municipal de Suelo (Emusujesa), Juan Pedro Cosano, han renunciado a la declaración como testigo de la exalcaldesa Pilar Sánchezcondenada también por el caso PTA- ya que, como señaló el propio Cosano, su testimonio es “irrelevante” ya que “no sabe nada del procedimiento”.

Sin embargo, lo más jugoso fue una prueba presentada por el ministerio público, un documento anónimo que advirtió a la Fiscalía Anticorrupción de un aval bancario que estaría relacionado con la operación de venta fraudulenta de la estación de autobuses.

Para la segunda sesión del juicio está previsto que la sala resuelva las cuestiones previas y comiencen los interrogatorios. Está previsto que Pacheco declare en segundo lugar.

Como se recordará, al exalcalde, al que Fiscalía pide siete años de prisión, está acusado de los presuntos delitos de prevaricación continuada, fraude en la administración y falsedad en documento oficial en concurso medial con un delito de estafa por la presunta venta fraudulenta de la antigua estación de autobuses de Jerez. Junto a él hay otros cinco acusados, entre ellos el conocido promotor inmobiliario José Luis López, El Turronero.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído