Cádiz tiene una de las aguas más caras de España

Facua sostiene que la factura del agua varía hasta un 479% según la ciudad donde se vive

 En la imagen, oficinas de Aguas de Cádiz.
En la imagen, oficinas de Aguas de Cádiz.

Un estudio de Facua asegura que la factura de este derecho humano universal varía hasta un 479,3% según la ciudad donde se vive. El estudio, hecho sobre las tarifas para el año 2021 del suministro domiciliario de agua en 57 ciudades españolas, abarca a todas las capitales de provincia y de comunidades autónomas (Santiago de Compostela y Mérida), más las dos ciudades autónomas y las tres ciudades (Gijón, Jerez de la Frontera y Vigo) que tienen una mayor población que sus respectivas capitales de provincia.

En el estudio, Facua recoge que Cádiz está entre las cinco ciudades donde se paga más por el agua, siendo Ceuta es la ciudad con el agua más cara seguida de Murcia. Después, las ciudades más caras difieren en función del diámetro del contador. Así, para contadores de 13 mm, las que siguen a Ceuta y Murcia son Cádiz, Valencia y Palma. Con respecto a los de 15 mm, la tercera posición la ocupa Santa Cruz de Tenerife, seguida de Valencia y Huelva. 

Las facturas tienen hasta 278,50 euros de diferencia para una vivienda con un consumo de 9 metros cúbicos mensuales y un calibre de contador de 13 o 15 mm.  Si el consumo alcanza los 13 m3 mensuales, las variaciones alcanzan los 329,33 euros al año. Mientras que en León solo se paga 4,84 euros al mes, en Ceuta se llega a un total de 28,04 euros. 

El estudio de Facua toma como referencia dos modelos: una vivienda con tres habitantes y un consumo mensual de 9 ó 13 metros cúbicos, con un contador de calibre 13 ó 15 mm. Sin embargo, a pesar de las diferencias tarifarias entre las 57 ciudades analizadas, las viviendas con un consumo de 9 m3, con un contador de calibre 13 mm, pagan en 2021 de media 14,86 euros frente a los 15,16 euros que pagan aquellos hogares que tienen instalado un contador de 15 mm. En aquellas familias con un consumo de 13 m3 y un contador de 13 mm, el precio medio alcanza los 20,66 euros frente a los 20,96 euros que abonan los hogares que consumen 13 m3 de agua con un contador de calibre 15 mm.

Entre las principales conclusiones es que tan sólo nueve ciudades distinguen en sus tarifas el calibre del contador en estas dos modalidades, las dos más habituales en los hogares españoles: Albacete, Castellón, Girona, Granada, Guadalajara, Huelva, Huesca, Madrid, Valencia y Santa Cruz de Tenerife. De hecho, Tenerife la tercera ciudad más cara para el consumo de 9 metros cúbicos con un contador de 15 mm, no tiene instalado ningún contador de este calibre en la ciudad. Facua cuestiona la existencia de esta diferenciación de precios sobre la base del calibre del contador, dado que no existen razones técnicas para hacerlo. Así lo recogen las especificaciones de los propios fabricantes de contadores, así como los documentos técnicos de algunos operadores como Canal de Isabel II y dos resoluciones emitidas por la Consejería de Industria de la Junta de Andalucía.

 

Ceuta es la ciudad con el agua más cara de las 57 localidades analizadas, en todos los supuestos contemplados en el estudio. La segunda posición la ocupa Murcia, también en todos los supuestos contemplados en el análisis. A partir de la tercera ciudad más cara, las ciudades difieren dependiendo del grosor del contador y el consumo mensual. Así, en el caso de contadores de 13 mm y un consumo de 9 m3, los importes más elevados encontrados por FACUA  son Cádiz (empresa pública), con 22,12 euros, Valencia (empresa mixta), con 21,15 euros y Palma de Mallorca (empresa pública), 20,95 euros. Para el mismo consumo pero un calibre de contador de 15 mm, las ciudades más caras son Santa Cruz de Tenerife (empresa mixta), con una tarifa de 23,21 euros, Valencia (con una tarifa de 23,01 euros), Huelva (22,61 euros) y Cádiz (22,12 euros).

En cuanto la tarifa más barata se encuentra en León (modelo de gestión mixto), con un precio de 4,83 euros para un consumo de agua de 9 m3 cúbicos al mes, independientemente de si el calibre es de 13 o 15 mm. También es la ciudad más barata para un consumo mensual de 13 m3 sin importar el calibre del contador, con una tarifa de 7,30 euros. Para un consumo de 9 m3, independientemente del calibre del contador, le siguen Palencia (empresa privada), 6,97 euros, Soria (gestión mixta), 7,54 euros al mes; Oviedo (gestión privada), 7,72 euros y Ourense (gestión privada), 8,23 euros. E

En el caso de un consumo de 13 m3 con un contador de 13 mm, la tarifa más cara mensual vuelve a ser la de Ceuta, con 34,74 euros, seguida una vez más por Murcia (34,40 euros). En tercera posición se encuentra Barcelona (32,22 euros) y en cuarta Cádiz (31,19 euros). En contadores de 15 mm pero con el mismo consumo repiten Ceuta (34,74 euros), Murcia (34,40 euros) y Barcelona (33,22 euros). En cuarto puesto está Huelva, con 32,08 euros. 52 de las 57 ciudades analizadas (nueve de cada diez) no han modificado sus tarifas en 2021. La mayor subida se ha producido en San Sebastián, un 2,4 y un 2,6% según el consumo (9 ó 13 m3 mensuales), mientras que en León y Ciudad Real la subida es casi imperceptible (0,2% y 0,1% respectivamente). Por el contrario, en Alicante y Santander, bajan levemente (un 0,7 y 0,3% respectivamente).

Por su parte, Facua reclama a los ayuntamientos que adopten un sistema progresivo de tarificación que refleje mejor el consumo de los hogares por número de habitantes, de tal manera que se penalicen los consumos excesivos de una manera más realista y justa. Los consumos elevados en hogares en los que residen pocas personas podrían reflejar un despilfarro de agua que debería ser penalizado y resultar más caro que el consumo elevado de un hogar en el que residen muchas personas. 

De esa forma, Un sistema tarifario que contemple este tipo de cuestiones es más equitativo para la ciudadanía y asimismo permite premiar el ahorro con tarifas más asequibles. Así, los hogares con mayor número de habitantes y por lo tanto mayor consumo, podrán demostrar que no derrochan agua y no se verán penalizados por ello. Un precio unitario, sin considerar el número de personas por domicilio, impide conocer quién está realmente ahorrando en el consumo. 

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído