El tenor estadounidense abarrota los Jardines de la Villa Victorina de González Byass con un recital de casi dos horas que inauguró el cuarto Tío Pepe Festival.

El tenor norteamericano Gregory Kunde ha alzado el telón del IV Tío Pepe Festival, el jueves 10 de agosto en los Jardines de Villa Victorina de las Bodegas González Byass, con un recital en el que ha demostrado su magisterio interpretativo y la profundidad de su repertorio. Durante casi dos horas, lo mismo se ha movido en las grandes arias de compositores como Verdi y Puccini que ha saltado en su intenso viaje musical a melodías inolvidables de los grandes musicales de Broadway y a temas tan populares como el What a wonderful world de Louis Armstrong.

Acompañado del piano exquisito de José Ramón Martín, el cantante de Rochester ha evidenciado una enorme complicidad con su único acompañamiento musical, solo superada por los duetos que ha mantenido sobre el escenario con su mujer, la soprano Linda Wojciechowski. Especialmente aplaudidos han sido el dueto que han mantenido en la Già nella notte densa de Otello y en el que, como colofón a la noche, han interpretado Libiamo de La Traviata. Con esta pieza, precisamente, con la que han acabado brindando con Tío Pepe sobre el escenario, ha finalizado el concierto inaugural de esta experiencia sensorial múltiple que combina cultura, vino, gastronomía y tradición en el marco inigualable de González Byass.

En una primera parte centrada en grandes arias, el tenor estadounidense ha iniciado el programa con Il Tramonto e Il Mistero, ambas de Verdi; y ha proseguido con E lucevan le stelle, de la ópera Tosca de Puccini. Rápidamente, ha logrado embriagar al público con la rotundidad de su voz y haciendo gala, además, de un gran humor sobre el escenario. A continuación, ha sido Wojciechowski la que ha sorprendido al público asistente Quando m’en vo, aria de La Boheme de Puccini. Instantes más tarde, Kunde ha derrochado genio interpretativo y verismo al interpretar Recitar! y Vesti la giubba del Pagliacci, de Leoncavallo, en el que, sin duda, ha sido uno de los grandes momentos de la noche.

Después de un breve descanso, y tras demostrar por qué es una de las grandes voces del panorama lírico internacional y una figura habitual en las temporadas de los mejores teatros del mundo, donde no deja de cosechar éxitos y aplausos, Kunde se ha volcado con melodías de grandes musicales de Broadway. No han faltado temas clásicos de El fantasma de la ópera, Carousel, y West Side Story. Junto a su mujer, ha interpretado composiciones tan conocidas como Tonight, Make believe, y All I Ask of You, que han dado paso a dos bises, con las mencionadas What a wonderful world y Libiamo, que han terminado por rendir al público a los pies de una de las estrellas actuales del Olimpo de la lírica internacional.

Tras el concierto, en el que el 10% de la recaudación ha sido donado a la Asociación Española contra el Cáncer, el IV Tío Pepe Festival ha continuado con la primera de Las Cenas de las Estrellas, en la que el chef Óscar Velasco, del restaurante Santceloni y que cuenta con dos estrellas Michelin, ha ofrecido una degustación de varios platos y un maridaje especialmente seleccionado con los vinos más exclusivos de González Byass. Esta jornada inaugural del IV Tío Pepe Festival, que tendrá lugar hasta el próximo 14 de agosto, ha continuado en la zona Tío Pepe Festival Club, un espacio singular en el corazón de las bodegas jerezanas donde también se han podido degustar diferentes tapas selectas, copas y cócteles.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído