Hace aproximadamente una década (desconocemos con exactitud en qué año fue) que desapareció el pendón de la ciudad de Jerez. Este hecho, desató bastante indignación y vergüenza no solo por los especialistas, sino por parte de los jerezanos de a pie, que recordaban con cariño al 'Rabo de Gallo', sacado a la calle en la festividad de San Dionisio hasta 1990. Sin embargo, poco o nada se recuerda de este episodio. Y poca luz aportaron las investigaciones municipales. El pendón, que fue ganado en la Batalla del Salado contra los benimerines en el año 1340, era una insignia de la ciudad de valor incalculable.  Y en su historia es protagonista la familia que da nombre a la calle Gaitán.

Situada en el actual corazón urbano de Jerez, entre Porvera y plaza del Mamelón, fuera de la muralla, la calle Gaitán debe su nombre a la familia homónima que vivió durante siglos en esta calle. De hecho, llegó a ser conocida como calle Don Pedro Gaitán el Ciego, y también Pedro Gaitán Chuchurrano. Entre sus insignes familiares, destaca fundamentalmente el caballero que participó precisamente en la victoria sobre los benimerines en la Batalla del Salado y que ganó el pendón de la ciudad: Aparicio Gaitán. A él y a su reputada familia debe la calle Gaitán su nombre. Hoy, el antiguo pendón de la ciudad y la historia de esta familia caballeresca, permanecen en el olvido.

 

 

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído