Juan Miguel del Castillo: "Si me dan un Goya lo cojo, pero me conformo con seguir trabajando"

El cineasta jerezano concluye el rodaje de 'La maniobra de la tortuga', la adaptación de la novela de Benito Olmo, donde vuelve a coincidir con la actriz Natalia de Molina

Juan Miguel del Castillo, director de 'La maniobra de la tortuga', tras acabar el rodaje.
Juan Miguel del Castillo, director de 'La maniobra de la tortuga', tras acabar el rodaje.

Nada más acabar de leer la reseña de La maniobra de la tortuga, el cineasta Juan Miguel del Castillo (Jerez, 1975) tuvo claro que quería hacer una película con esa historia. Entonces, se tomó un café con el escritor de la novela, el gaditano Benito Olmo, que aceptó la propuesta encantado. De eso hace unos años y el proyecto, cocinado a fuego lento, está dando sus frutos. Los personajes han cobrado vida estas últimas semanas.

El inspector Bianquetti, trasladado a Cádiz, donde investiga el asesinato de una adolescente, es el actor francés Fred Adenis, y Cristina, la vecina del policía que sufre violencia de género, es Natalia de Molina, con quien Juan Miguel del Castillo se vuelve a reencontrar tras formar un exitoso tándem en su debut cinematográfico, Techo y comida, ganador de un Goya a mejor actriz protagonista, un Premio Forqué o cinco premios Asecan, además de innumerables nominaciones y reconocimientos.

Una vez acabado el rodaje, ¿ha ido como esperaba?

Ha ido muy bien, estoy muy contento. Es un proyecto que llevamos mucho tiempo preparando, y que la pandemia ha retrasado aún más. La ilusión de mi vida es hacer cine. Siempre dicen que una segunda película cuesta más que la primera, y ha sido cierto, hemos estado más tiempo para hacerla realidad.

¿Rodar en pandemia le imprime un plus de dificultad?

Es parecido. Tampoco mucho más. No es muy diferente. Para nosotros es tan intenso rodar una película que cuando llevas tres días se te olvida. La única diferencia es que llevamos mascarilla, que nos hacen pruebas regularmente…

"Siempre dicen que una segunda película cuesta más que la primera, y ha sido cierto, hemos estado más tiempo para hacerla realidad"

¿Qué porcentaje de fidelidad respecto a la novela tendrá la película?

Una película nunca será 100% igual que la novela. Es otro lenguaje. El cinematográfico y el literario son distintos, pero la esencia y la base de la novela están ahí: los personajes, la trama, el mundo interior de ellos… Es una historia que sale de otra persona y que me confía sin conocerme de nada… Hay cosas que hemos cambiado, pero al propio Benito Olmo le ha encantado la adaptación y lo dice a boca llena. Eso nos alegra mucho.

¿Qué es lo primero que habló con Natalia de Molina tras reencontrarse con ella?

Es muy especial trabajar con ella, somos como una familia. Techo y comida supuso un cambio importante en nuestras vidas, tanto en la mía como en la de ella. Natalia, desde entonces, ha crecido mucho como actriz, no ha parado de trabajar y eso se nota. Nos sentimos muy seguros trabajando juntos. Ya sabemos por dónde vamos cada uno con solo mirarnos, y sé lo que nos puede dar, aunque me ha vuelto a sorprender. Es increíble lo que hace Natalia en la película. Creo que va a dar que hablar.

¿Por qué Natalia otra vez?

Desde el primer momento supe que el personaje era para ella. Cristina es una chica joven, granadina, y Natalia es de Granada... Había una serie de casualidades que hacían imposible que no fuera ella, había poco que pensar.

¿En qué han cambiado ambos desde que se estrenó 'Techo y comida'?

Durante estos años he trabajado para televisión y lo he disfrutado mucho. Ahora siento que estoy más seguro con lo que hago, hay menos miedos e inseguridades. Me he sentido muy cómodo trabajando en esta película, a pesar de ser un proyecto de gran envergadura —colaboran TVE, Movistar, Canal Sur, el Ministerio de Cultura, la Junta de Andalucía...—, lo que aumenta la presión. He disfrutado el rodaje, aunque ha sido muy intenso y muy duro. Siempre es mi sueño hacer cine y me siento afortunado de seguir haciéndolo. 

Cuando ha estado cerca de ganar un Goya con su primera película, ¿se hace la segunda pensando en eso?

A nivel personal, siento que ahora hay expectativas. Cuando hice Techo y comida no me conocía nadie, ahora noto un runrún detrás mía, a la espera de que salga el nuevo trabajo. Siempre aporta cierta presión, pero tampoco trabajas pensando en premios, no creo que sean importantes. Están bien porque te promocionan y dan visibilidad, a mí me ayudó y me ha abierto puertas. Si me dan un Goya lo cojo (risas), pero no creo que sea tan importante, me conformo con seguir trabajando.

"Natalia de Molina ha crecido mucho como actriz; es increíble lo que hace en la película"

'Techo y comida' giraba en torno a los desahucios, en 'La maniobra de la tortuga' está la violencia de género de fondo… ¿Se ve siempre abordando este tipo de temas sociales? ¿Se considera un director social?

Es lo que me tira, se me ve. De la novela (La maniobra de la tortuga), más que el thriller, creo que la historia de Cristina —víctima de violencia de género— es la historia principal. El mayor cambio que hemos hecho en la adaptación de la novela ha sido darle más presencia y más peso a este personaje. La película tiene un mensaje muy directo. He apostado por esta parte y mi sello va a estar ahí. Es distinta a Techo y comida, pero ha sido una apuesta, porque es complicado hacer este tipo de cine. Haremos una mezcla de película de género con temática social, es un thriller dramático.

La novela 'La tragedia del girasol’ es la segunda parte de 'La maniobra de la tortuga', ¿se ve dirigiéndola?

Benito Olmo me regaló una copia y la he leído, pero la verdad es que no lo he pensado. Nunca puedes decir esto sí y esto no lo haré, lo que tenga que llegar, llegará.

“Es bonito que sea un escritor gaditano, un director de Jerez y una productora sevillana (Áralan Films) quiénes estén detrás de algo así”, decía Benito Olmo en una entrevista en lavozdelsur.es. Es la mejor manera de romper tópicos, ¿no?

Lógicamente, hay mucho talento y mucho por descubrir, tanto en Jerez como en toda Andalucía. Es una tierra abandonada en ese sentido. Siempre intento hacer la mayoría de mis trabajos aquí, para hacernos ver. Es una pena que haya tan pocas oportunidades, por eso me siento afortunado. Con un escritor gaditano, un director de Jerez y una productora sevillana... espero que sea una película que haga mucho ruido.

La próxima película, está claro que también en Andalucía entonces...

Me gustaría seguir haciendo historias de aquí, con gente de aquí... me encanta. Me siento afortunado, porque empecé solo, enfrentado a un papel en blanco y me veo ahora con un camino recorrido, que es poco. Me queda mucho todavía.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído