Las peñas laten al compás de Jerez: "Aquí está la esencia, eso no se puede perder"

El ciclo 'De peña en peña' se celebra cada año en el marco del Festival de Jerez. Las peñas de la ciudad celebran, entre artistas veteranos, noveles, sagas flamencas y numeroso público local y extranjero, su particular e inigualable forma de entender el flamenco. Vivimos una jornada en la Peña 'Tío José de Paula', donde Manuel Tañé ofreció un recital tras un año sin subirse a los escenarios

La Tía Curra durante el recital de Manuel Tañé en la Peña Tío José de Paula.
La Tía Curra durante el recital de Manuel Tañé en la Peña Tío José de Paula. MANU GARCÍA

Jerez no se entiende sin sus peñas, el flamenco tampoco. Arraigadas fuertemente a sus barrios y vinculadas afectivamente a los socios que las sustentas, nos retrotraen al flamenco de otro tiempo, a un Jerez antiguo que sigue dejando destellos en sus peñas, en sus patios de vecinos o en plena calle, cuando el flamenco salta de forma natural en el cante susurrado que deja alguien al pasar. El Festival de Jerez acompaña al ciclo De peña un peña, un recorrido que cada año celebra momentos únicos en Tío José de Paula, Luis de la Pica, La Bulería, Los Cernícalos, Fernando Terremoto, Don Antonio Chacón y, aunque esta edición no ha podido estar, La Buena Gente. En 2021 nos hemos acercado a Tío José de Paula, la peña de la calle Merced que es seña de identidad de Santiago, uno de los barrios con más tradición flamenca de la ciudad.

PEÑA TIO JOSE DE PAULA 6
La actuación de Manuel Tañé a través de una cámara.   MANU GARCÍA

En este atípico 25 aniversario del Festival de Jerez, no vemos el gentío de años anteriores, las largas colas ni las barras atestadas de la gente pidiendo montaítos. En cambio, una organización impoluta que a ratos nos recuerda más a la de un teatro. Control de acceso, medición de la temperatura, acompañamiento a las sillas numeradas. Esta vez, en la barandilla superior de Tío José de Paula no asoman las cientos de cabezas que normalmente buscan un hueco entre el gentío para no perderse detalle. Aún así, la ilusión se cuela por la peña, por los artistas y por sus socios, que ven con alegría como el espectáculo de Manuel Tañé supone el punto de partida definitivo para que el pulso de la peña recupere su compás habitual (por bulerías, si puede ser).

“Ilusión y ganas es lo que define cómo me siento ahora mismo, he estado cerca de un año sin actuar y con esto tengo la sensación de que se termina la pandemia”, confiesa Manuel Tañé minutos antes de empezar su recital de cante.

En las peñas está la esencia, y esto no se puede perder

A su lado, su primo Manuel Fernández El Borrico nos avisa: “Hablé con vosotros el Miércoles Santo, que me hicisteis una entrevista el día de El Prendi. Hoy vuelve a ser un gran día. Aquí en la peña somos una gran familia que nos ayudamos”. El Borrico por unos minutos habla uniendo refranes, enlaza unos con otros con tanta fluidez que resulta imposible realizar traducción simultánea, aun así, sabemos que todos expresan lo mismo: júbilo por estar en la que es su casa, rodeado de los suyos.

¿De Santiago o La Plazuela, Manuel? “Da igual, Jerez es un bloque. La abuela de El Mijita es la que cogía todos los años el olivo para el Señor de el Prendimiento, pero estamos todos emparentados, como con Manuel Agujetas”. Por cierto, se refiere a la abuela Martínez, a la que El Mijita dedica una letra que dice “Criado en el palacio de cristal/calle nueva, frente a Cantarería/debajito de una higuera/mi abuela Martínez cantaba por bulerías”. “En las peñas está la esencia, y esto no se puede perder. Lo más importante es que los artistas podamos trabajar en nuestra tierra”, concluye Manuel Tañé.

Una pareja joven, ella andaluza y él sueco, son el contrapunto a los socios veteranos. Gustaf viene de Suecia y esta es su primera vez, tanto en Jerez como en el festival. Su pareja se llama Irene y es de Granada. Ella lleva cinco años viniendo a Jerez en tres fechas: en navidades para las zambombas, en primavera para la Feria del Caballo y en invierno (ahora primavera), para el Festival de Jerez. Esta vez, han venido juntos para ver a Rocío Molina. “A Gustaf le ha sorprendido lo natural que es todo, ayer me decía que parece que en Jerez cualquiera baila o hace compás”, cuenta una entusiasta Irene que promete seguir viniendo por muchas ediciones más.

Con una mirada profundamente emocionada se encuentra un señor mirando al escenario aun vacío, parece que le estuviera deseando suerte. Se presenta como “el patriarca de los Tañé”.

Los cantaores de Jerez son únicos, tenemos un patrimonio que hay que cuidar

Es el padre de Manuel y Tamara Tañé, quién precisamente presenta en esta edición Mis tres puñales. ¿Qué siente un padre antes de ver a su hijo cantar? “Estoy contentísimo. Mi hijo tiene madera, pone sus cinco sentidos y muere por Jerez”. Si Manuel El Borrico escupía refranes casi recitados, al patriarca de los Tañé casi no le salen las palabras, pero es capaz de hablar con la mirada. “La pena que me da es que luego se vaya a Japón y a México a trabajar. Los cantaores de Jerez son únicos, tenemos un patrimonio que hay que cuidar”, nos cuenta Manuel Tañé padre.

Entre fotos y retratos de Lola Flores, Fernando de la Morena, Camarón o José Mercé, asoman otros de la Virgen de la Merced, patrona de la ciudad, el Cristo de la Expiración y, cómo no podía ser de otra manera, del Prendi de blanco presidiendo la entrada. Delante de una ilustración de Lola Flores se nos acerca uno de los socios más longevos de la peña, Manuel Peña Vargas.

Lleva como socio desde el año 1938, y a sus 88 años, con guayabera rosa y copa de fino en mano, sigue a pie de peña, recordando historias y disfrutando del flamenco desde un lugar privilegiado, y es que tiene un sitio de honor en el reservado junto al escenario. “Te voy a contar una historia muy bonita: un grupo de vecinos del barrio fuimos a la playa de El Puerto de Santa María a coger chinos para hacer el suelo de la primitiva peña, un local que estaba aquí al lado. Fuimos con los canastos y volvimos llenos de piedras”, nos cuenta Manuel, quién fundó, desde el suelo, esta legendario lugar.

PEÑA TIO JOSE DE PAULA 10
La Tía Yoya en el fin de fiesta, en la peña Tío José de Paula.   MANU GARCÍA

El periodista Juan Garrido presenta el acto, y nos aconseja que vivamos y disfrutemos de él. Estas palabras, que en otros tiempos pudieron sonar a cortesía, Juan las pronuncia con certeza, sabiendo que tras el año tan duro que llevamos, que tengamos la oportunidad de ver una espectáculo en vivo, es una suerte que sin duda hay que apreciar y disfrutar. “Manuel es un cantaor de fuerza, de rabia, de volcán. Conoce los cantes y controla el compás”, con estas palabras se inicia el recital, acompañado por la guitarra de Jesús Álvarez y las palmas de Israel López.

PEÑA TIO JOSE DE PAULA 1
Juan Garrido presentando el acto, junto al cuadro de Tío José de Paula que preside la peña.   MANU GARCÍA
PEÑA TIO JOSE DE PAULA 13
Otro momento del fin de fiesta, con Manuel Tañé y los suyos.   MANU GARCÍA

El espectáculo culmina como solo lo saben hacer las familias flamencas de Jerez, y muy especialmente en Tío José de Paula, con las mujeres de la peña saliendo por bulerías. Envueltas en sus batas de volantes y con sus característicos roetes colgantes, negro azabache en Yoya y gris en Curra, hacen que todo el público se ponga en pie. La Tía Yoya termina con un beso al aire hacia el público su momento de gloria. Después, sobrinas y nietas le cogen el relevo. Algún día, ellas también llevarán roetes y se despedirán con un beso por bulerías.

PEÑA TIO JOSE DE PAULA 17
La joven Lucía Aliaño despide por bulerías el recital de Manuel Tañé en Tío José de Paula.   MANU GARCÍA

 

Sobre el autor:

Valeria Reyes Soto

Licenciada en Historia del Arte por la Universidad de Sevilla y máster en Gestión Cultural por la Universidad Carlos III de Madrid, he trabajado en la gestión y comunicación de proyectos como el Festival de Cine Africano de Tarifa-Tánger, la Feria del Libro de Sevilla, el Festival de Jerez o el Festival de Cine Europeo de Sevilla; en espacios como la librería Caótica y en proyectos como Luces de barrio. Tengo especial interés por los programas que unen diferentes puntos de la cultura a través del encuentro, la investigación y la mediación, así como plena vocación por el mundo editorial, librero y literario.

… saber más sobre el autor

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído