javierfergo_beatriz-mori_02
javierfergo_beatriz-mori_02
Beatriz no es una persona corriente: su poesía no entra dentro de los estrechos límites de lo convencional, dijo Josefa Parra en su introducción. Y la presentación del libro tampoco lo fue. Josefa nos describió cómo nació la amistad de las dos escritoras, primero en la red y luego en carne y hueso en una presentación en Málaga, amistad que ha dado y va a seguir dando frutos literarios y editoriales. Uno de los libros anteriores de Beatriz Mori, No me digas que no lo cuente. Vivir con una enfermedad secreta: epilepsia, ha sido editado por Torrejoyanca Ideas Creativas. En esa obra, a través de nueve relatos, se habla de la epilepsia. También ha escrito Beatriz, junto con otros autores, un libro dedicado a la discapacidad y la violencia sexual, editado por la Junta de Andalucía. Ha sabido escribir sobre lo que ha vivido, sobre la enfermedad y la discriminación, y utilizar esas experiencias para ayudar a los demás. También ha trabajado con personas en situación de riesgo de discriminación social. Ha recibido varios premios y reconocimientos por su labor social y divulgadora (Premio de la Sociedad Española de Neurología en 2008). Respecto a su formación, empezó estudiando Filología Hispánica, pero luego realizó Comunicación Audiovisual y un postgrado en guiones televisivos y cinematográficos. La música y la poesía fueron las protagonistas de la presentación de El tercer ojo (Vitruvio, 2015). Beatriz Mori estuvo acompañada por tres excelentes músicos de jazz: Javier Galiana al teclado, Daniel Torres con el saxo y Rafael Sibajas al contrabajo. La escritora nos recitó la primera parte del libro y algunos poemas de la segunda. Fue una sesión que aportó gran placer estético a los asistentes, gracias al ambiente creado por la música que acompañaba a cada poema y la buena técnica comunicativa de Beatriz. Este es el segundo libro de poesía. El primero fue En el grotesco proceso de la metamorfosis (Vitrubio, 2009). El tercer ojo consta de dos partes. La segunda es un conjunto de poemas que pueden ser leídos de forma independiente. La primera es un experimento en el que Beatriz ha decidido contar una historia compuesta de siete poemas. Aunque cada poema puede también leerse de forma independiente, hay un hilo narrativo que los une, una trama que va del primero al último. Frente a su anterior poemario, calificado de mordaz, ácido y corrosivo, en este libro ha optado por un lenguaje muy fluido. Para la autora, la poesía actual peca a veces de utilizar demasiado barroquismo, demasiadas complejidades y equilibrismos verbales para luego no decir nada o no saber qué dice realmente. Cuando rascas la superficie no encuentras nada debajo de tanto juego de palabras. Así que su poemario pretende ser limpio, sencillo y fácil de seguir por el lector. Los versos deben fluir como un río, con agilidad, con referencias e imágenes claras “para que la gente en una segunda o tercera lectura pueda encontrar, quizás, una pepita de oro. Y si no hay pepitas, al menos descubra la flora y la fauna que lo habitan”. También ha incorporado pequeños diálogos dentro de los poemas, como ha aprendido de grandes poetas como Ángel González. La autora procede del mundo de la comunicación y del teatro, de ahí que su poesía se nutra de técnicas y estilos de esos géneros. La temática de la primera parte es el amor a uno mismo. El amor es la célula madre de todo lo que existe y ocurre, nos dice. Movimientos sociales, artísticos y filosóficos nacen de las emociones que provoca el amor. Esa primera parte surge de una ruptura amorosa, de una sensación de autodestrucción. Beatriz ha utilizado la mitología griega para narrar poéticamente las consecuencias de esta ruptura. Así ha evitado tener que hablar de alcobas vacías y sábanas frías, como Sabina. Llevamos la mitología en el ADN, dice. Las imágenes mitológicas son muy familiares. La mujer, tras la ruptura, decide huir al Hades, al infierno. Es la muerte. Hay tres estaciones, tres pasos. La protagonista debe hacer ese recorrido. Ha de encontrarse con Caronte, el barquero que te lleva a las puertas del inframundo. Luego aparecerá el perro terrible de muchas cabezas que vigila la entrada, el Can Cerbero. En el inframundo hay jueces, premios y castigos. Y el río Leteo, el río del olvido. La primera parte cuenta cómo la protagonista viaja al Hades. ¿Volverá de las profundidades?

LA VUELTA

El sol. Siempre el sol me espera.

En silencio.

Regreso a sus brazos

con ojos cerrados y una palabra.

El mar. Siempre el mar me espera.

Desnudo.

Vuelvo a su piel

sin más ropa que el murmullo

de una caracola

sonando en mi bajo vientre.

El sur. Siempre el sur me espera.

Paciente.

Regreso a tierra seca

con lágrimas fértiles

que beban pequeños pájaros

antes de echar a volar.

El amor. Siempre el amor me espera.

Imperecedero.

Dentro.

Salvador y salvado.

  La segunda parte abarca diferentes temas: cambios sociales, éticos, políticos y culturales. Algunos hablan de las transformaciones que estamos sufriendo en la actualidad, otros hablan de relaciones humanas, amorosas, realidad y deseo, la violencia de género y otras preocupaciones de nuestro tiempo. El poema sobre la violencia machista fue premiado en un certamen dedicado a ese terrible asunto. En la página web de la autora pueden encontrar más detalles sobre su trayectoria, sus inquietudes y sus obras. Allí pueden leer fragmentos de los libros que hemos mencionado y otros poemas del anterior poemario. Concluimos con un poema de la segunda parte de El tercer ojo.

ECO-SISTEMA

A punto estuvo de extinguirse

insertada en un sombrero,

la más pequeña e inteligente

de todas las aves.

Hubiese sido una pena

porque podía batir las alas

como hélices de helicóptero.

Y volar al revés.

En la fábrica,

el pájaro maldecía el destino,

paradoja ser cazado

para traer buena suerte

a quien pague por llevar encima

los colores de sus plumas

o su cuerpo.

Él no tenía dinero.

Ese día los sindicatos

abrieron las jaulas

en protesta contra un ERE.

La suerte también se negocia.

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído