Vox se queda solo en el Parlamento andaluz por no condenar la violencia de género

La formación de extrema derecha veta que la Cámara autonómica haga una declaración institucional por el Día Internacional para la Eliminación de la Violencia de Género

El Gobierno andaluz y miembros del Parlamento autonómico, antes de la sesión.
El Gobierno andaluz y miembros del Parlamento autonómico, antes de la sesión.

La presidenta del Parlamento andaluz, Marta Bosquet (Cs), y el PSOE-A han impulsado este miércoles sendos actos para condenar la violencia machista en la Cámara autonómica en los que se avala un manifiesto que han consensuado entre el PSOE-A, PP-A, Cs y Adelante Andalucía y que, salvo un par de párrafos, son similares. Han convocado su lectura a dos horas diferentes por falta de acuerdo.

Esto viene después de que Vox haya vetado que la Cámara autonómica haga una declaración institucional por el 25N, Día Internacional para la Eliminación de la Violencia de Género, puesto que su aprobación requiere la unanimidad de todos los grupos.

Mientras que el PSOE-A ha convocado un acto en el busto de Blas Infante a las puertas del salón de plenos, la presidenta de la Cámara ha citado a los diputados para hacer lo propio minutos antes de que arranque la sesión plenaria prevista 15 minutos después. En ambos el manifiesto al que se da lectura para condenar la violencia machista es el mismo salvo por un párrafo que incluye el PSOE-A aludiendo a los valores del feminismo y un par en el otro relativo al consenso de la Cámara.

Al acto de la mañana han acudido diputados socialistas, liderados por la secretaria general y presidenta del grupo, Susana Díaz, y representantes de Adelante Andalucía, mientras que fuentes 'populares' han explicado que no han asistido por estar confundidos en la ubicación del mismo.

En rueda de prensa, Bosquet ha asegurado que no tenía constancia del acto del PSOE-A, que el manifiesto que ella ha impulsado "tiene la firma de los cuatro grupos" y es un "compendio" del que presentaron los socialistas y ella misma a principio de semana, una vez que Vox rechazó sumarse a condenar la violencia machista.

Por su parte, el portavoz parlamentario del PSOE-A, José Fiscal, en otra rueda de prensa, ha considerado una "auténtica vergüenza" el "afán y el ansia de protagonismo" de Bosquet por convocar otro acto, esta tarde, "cuando había uno consensuado", el de las 12,15 horas. "El grado de dignidad ha tocado suelo", ha reprochado.

Una joven estudiante ha sido la encargada de leer el manifiesto en el acto al que han acudido, además de representantes del PSOE-A y de Adelante, asociaciones como Feministas en Red, María Coraje, 13 Rosas por La Paz, Asociación Vida, Asociación de Mujeres de Bellavista, Federación Cerro Amate o la Asociación de Mujeres de los Remedios.

"Quienes desde el Parlamento representamos a toda la sociedad, queremos y debemos unirnos a esta jornada reivindicativa y de visibilización de una lacra y un drama que ataca, sin distinción, a mujeres de todo el mundo. No podemos permanecer indiferentes", sostiene el texto que ha leído Mila Vargas.

Tras recordar a las víctimas de esta lacra, añade que "es nuestro deber recordar a las víctimas, a sus hijos e hijas, a los y las huérfanas y a todo el entorno de las mujeres que sufren o han sufrido esta forma extrema de violencia machista, que no están solas".

Así, han querido ser la voz "de todas aquellas mujeres que siguen siendo víctimas de violencia de género, a las que han denunciado y aún no han recibido respuesta, y a las que aún no han podido hacerlo", todo antes de hacer una mención especial a las niñas y adolescentes "que están expuestas a nuevas formas de violencia y control a través de las redes sociales, y a que son víctimas de la violencia sexual".

"Mientras siga existiendo una sola mujer víctima de la violencia machista, tendremos que seguir caminando desde todos los ámbitos" y que la lucha contra la violencia de género "es un compromiso colectivo y tiene que ser cuestión de Estado, como la sociedad lleva años reivindicando", asumiendo que "queda mucho camino por recorrer, especialmente en materia de prevención y de educación, también de protección y atención".

Vox ha calificado de un "acto propagandista e ideológico" la lectura del un manifiesto contra la violencia de género. El portavoz de Vox en el Parlamento andaluz, Alejandro Hernández, ha señalado que es "radicalmente falso" que ese manifiesto esté por encima de cualquier ideología, ya que se basa precisamente en esa "ideología de género" que parte de la premisa de que existe un "heteropatriarcado machista opresor que es el que comete los crímenes", al tiempo que se invoca una estrategia "frentista" donde los hombres son en su conjunto los "agresores" y las mujeres las "víctimas".

"No nos vamos a sumar a posiciones ineficaces e hipócritas que buscan rendimientos propagandísticos e ideológicos", ha sentenciado Hernández, quien ha querido dejar claro que Vox siempre será partidario de abordar el problema de las violencia que sufren las mujeres en el ámbito intrafamiliar de manera "honesta y seria".

Respecto al hecho de que PP-A y Ciudadanos, socios en el Gobierno andaluz, al que Vox apoya, se sumen al manifiesto contra la violencia de género, ha indicado que están contribuyendo a este acto de "propaganda gozosamente". Para Hernández, este problema no se soluciona con manifiestos ni poniéndose detrás de una pancarta, sino que hay que analizar seriamente qué se está haciendo buen y qué se está haciendo mal.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído