Trabajadores del sector de la tauromaquia, en el despacho del director del SEPE de Sevilla.
Trabajadores del sector de la tauromaquia, en el despacho del director del SEPE de Sevilla.

Un grupo de profesionales de la tauromaquia, entre banderilleros, picadores y mozos de espada, irrumpe en el despacho del director del Servicio de Empleo Público Estatal (SEPE) de Sevilla, Enrique González, que se ve acorralado por una veintena de personas que demandan las ayudas negadas al sector taurino por el cese de actividad forzoso a causa del coronavirus.

En un vídeo difundido por los interesados, se les escucha gritar que "el toreo es cultura", entre voces en las que se oyen palabras como "hambre", "discriminación" o "cotizaciones". La Fundación Toro de Lidia, junto con la Unión Nacional de Picadores y Banderilleros Españoles, ha interpuesto una querella criminal contra Enrique González tras denegar de manera reiterada a los profesionales del toreo las solicitudes de prestación extraordinaria presentadas.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha alertado de que un grupo de trabajadores del colectivo de la tauromaquia ha irrumpido en el despacho del director provincial del SEPE de Sevilla, Enrique González González, "intimidando y acosando" a dicho funcionario. Estas personas, según el sindicato, incluso "rompieron un cuadro colgado de una de las paredes, arrancando los cables del ordenador, sin observar tampoco las medidas sanitarias respecto a la distancia de seguridad recomendada".

Mientras el sector de la tauromaquia critica que los toreros, novilleros banderilleros, mozos de espada o subalternos no estén abarcados por las prestaciones estatales extraordinarias para artistas en espectáculos públicos por el impacto de la nueva crisis, pese a estar ambos colectivos sujetos a la misma regulación laboral, y el Gobierno central esgrime las medidas "generales" aprobadas por el estado de alarma, CSIF entiende "las situaciones de dificultad que están atravesando miles de familias y colectivos laborales", si bien "este tipo de actuaciones violentas no deben consentirse".

"Los empleados y empleadas públicas de este país están dando la cara en la gestión de las prestaciones, con grandes dificultades por el déficit en las plantillas y medios materiales", señala el sindicato, considerando "intolerable, vergonzoso y lamentable" este suceso y reclamando a la Administración que refuerce la seguridad en todos los ámbitos del SEPE para evitar que se repitan situaciones de este tipo.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído