Los tres métodos que utilizan los ladrones para saber si te has ido de casa por vacaciones

La Policía pide de nuevo que no se desconecte el timbre o que nunca se dejen las persianas bajadas durante meses

Un clavo en el quicio de una puerta de entrada.
Un clavo en el quicio de una puerta de entrada.

Agentes del Grupo de Robos de la Brigada Provincial de Policía Judicial de la Policía Nacional están intensificando su labor preventiva y de alerta ciudadana con relación a los robos en vivienda, con motivo de la llegada del verano y con ello los periodos vacacionales, ante lo cual la Policía Nacional de Sevilla avisa de los métodos que están usando los delincuentes para perpetrar los robos.

Los investigadores hacen especial hincapié en una serie recomendaciones, como aparentar que la vivienda está habitada mediante sistemas de domótica que abran y cierren ventanas o apaguen y enciendan luces, al objeto de disuadir a los delincuentes; así como cerrar adecuadamente puertas y ventanas pero sin bajar hasta abajo las persianas.

Igualmente, se recomienda no desconectar el timbre de la vivienda, porque es una señal inequívoca de ausencia durante un periodo considerable; así como no difundir las vacaciones en las redes sociales antes o durante las mismas.

Además, la Policía Nacional avisa de varios métodos usados por los ladrones para averiguar si la puerta de la vivienda se abre con regularidad o por el contrario está cerrada durante días.

Estos métodos son básicamente tres, comenzando por la instalación de unos palitos de madera pequeños apoyados entre el suelo y la puerta, que caen cuando la puerta se abre. Su permanencia en la posición original revela que la puerta no habría sido abierta.

Pasan desapercibidos al igual que otro método, que es la instalación de pequeños clips de plástico transparente, entre la puerta y el marco de la misma.

Más sofisticado es el último de los casos, consistente en la utilización de hilos de silicona o pegamento que unen la puerta con el quicio, pues pueden parecer una especie de tela de araña y pasan desapercibidos. En este caso el hilo se rompe al abrir, dando pistas al delincuente de que en la casa hay personas viviendo.

También hay que ser selectivos a la hora de abrir las puertas del bloque y hacerlo solo a las personas que tengamos identificadas, cerrando siempre la puerta con llave cuando salgamos a realizar la compra diaria.

Sobre el autor:

logo lavozdelsur

lavozdelsur.es

… saber más sobre el autor

Archivado en:



Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Lo más leído