Sigue huido el agresor que roció con ácido a su exnovia y una amiga: "No gritaban, pero se estaban quemando vivas"

Las autoridades siguen peinando la Costa del Sol para atrapar al salvaje agresor de Cártama, un pueblo malagueño que sigue en estado de shock un día después. Apodado 'El Melillero', con un abultado historial delictivo, con malos tratos incluidos, se fugó tras su salvaje agresión machista

Foto difundida por la Policía para tratar de apresar al agresor del ácido que dejó malheridas a dos chicas en Cártama (Málaga), este pasado martes.
Foto difundida por la Policía para tratar de apresar al agresor del ácido que dejó malheridas a dos chicas en Cártama (Málaga), este pasado martes.

José Arcadio D. N., El Melillero, natural de Melilla, con 27 años, residente en Fuengirola, sigue más de 24 horas después de su salvajada machista en busca y captura después de abrasar a dos chicas con ácido sulfúrico en Cártama. Huyó en un Golf gris. Una de las víctimas, Sandra, nacida en Casabermeja hace 26 años, graduada en Magisterio, mantuvo una relación con él por espacio de unos seis meses.

Ahora se encuentra ingresada en la Unidad de Grandes Quemados del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla en estado muy grave, tras ser evacuada en helicóptero con medio cuerpo quemado por el ácido que éste logró tirar dentro del coche, un Mini blanco, en el que estaba con su amiga Cristina. Esta joven, natural de Cártama, ha sufrido quemaduras en el 20% de su cuerpo, principalmente cara y piernas. Se encuentra estable dentro de la gravedad en el Hospital Regional de Málaga y tendrá que someterse a cirugías e injertos de piel.

El individuo que sigue en busca y captura está considerado por las autoridades “muy peligroso”, un maltratador con siete órdenes de detención por otros delitos —en su historial constan procedimientos por delitos de maltrato, amenazas, robo con fuerza e intimidación en casa habitada, pertenencia a grupo criminal, tráfico de drogas y contra la seguridad vial, entre otros— para el que ya pesaba una orden de alejamiento sobre otra expareja, a la que también golpeó y arrastró por el suelo en una discoteca en 2016.

Cártama, de casi 26.000 habitantes y enclavado en el área metropolitana de Málaga, vive en estado de shock tras el salvaje caso de violencia machista. Este mediodía se han sucedido las lecturas de manifiestos, las condenas y repulsas públicas desde el Ayuntamiento —al igual que ha ocurrido a nivel provincial, andaluz y nacional—, y un hondo y doloroso aplauso para mandar energía y apoyo a las dos chicas heridas. Casabermeja, la localidad cercana de Sandra, se sumará este jueves a las concentraciones para expresar rechazo público a este nuevo episodio de una lacra que no cesa.

Algunos vecinos de la localidad donde ocurrieron los hechos no olvidarán nunca la escena “dantesca” a la que se enfrentaron. Manuel M. C., uno de los primeros vecinos de Cártama que dio la voz la alarma ante lo que acaba de suceder en plena calle ha relatado, en declaraciones a la televisión local Cártama TV, que “no me quise acercar mucho porque estaban desnudas. Se quitaron la ropa y había, por el suelo tirados, calcetines con unos agujeros que parecían coladores. No gritaban, pero se estaban quemando vivas. No les podía ver muy bien las caras porque se sentaron en el bordillo de la acera con la cabeza baja. Estaban amarillas de las manchas de ácido".

"El coche, con mechas amarillentas de la propia corrosión, estrellado al final de la cuesta. Impactó con una farola y uno de los vehículos aparcados”. Según relata uno de los vecinos de Cártama que acudió a socorrer a las víctimas, “la apertura de la ventanilla por la que tiró el ácido no superaba los cuatro dedos. A la copiloto le salpicó lo que rebotó en la cara y cuerpo de la conductora (Sandra), que se llevó la peor parte”.

Manuel, en la entrevista en el referido medio local, recuerda que avisó a los que estaban en el Francisco Romero (una instalación formativa municipal cercana) de lo que acababa de pasar. "Los concejales Anabl y Jairo salieron rápidamente. Ella fue a auxiliar a las muchachas y él llamó a la ambulancia. Una ambulancia que tardó casi 40 minutos cuando las pobres estaban rabiando de dolor”. La salvajada coincidió con la salida del instituto, “serían las 14:05, y sin pensarlo ni un momento se concentraron allí cerca de once personas dispuestas a ayudar. No se separaron, ni un segundo, hasta que llegó la policía y empezó a acordonar”. “Antes de que la pudieran entubar, ya en la ambulancia, Sandra dijo al teniente de la Guardia Civil el nombre del agresor”, ha explicado Jorge Gallardo, alcalde de Cártama, en el relato posterior a este terrible caso de violencia de género en Andalucía.

"Malnacidos como el de ayer con numerosos antecedentes penales no deberían de seguir campando a sus anchas"

Como se ha dicho, el municipio malagueño de Cártama ha acogido este miércoles una concentración en la puerta de la Casa Consistorial en la que se ha mostrado la repulsa e indignación después del terrible suceso. Asimismo, durante la concentración también se ha mostrado apoyo a las víctimas, que están ingresadas en estado grave en sendos hospitales de Málaga y Sevilla; y a los familiares. El alcalde de Cártama, Jorge Gallardo, ha leído un manifiesto en el que, en primer lugar, ha esperado una pronta recuperación de las jóvenes, y ha condenado "el lamentable ataque machista que ayer un tipejo sin escrúpulos realizó contra dos chicas inocentes: Cristina, vecina de Cártama y Sandra, vecina de Casabermeja".

Visiblemente consternado, ha dicho: "Malnacidos como el de ayer con numerosos antecedentes penales no deberían de seguir campando a sus anchas", ha afirmado, al tiempo que ha dicho que "somos las instituciones y la justicia las que de una vez por todas debemos aunar esfuerzos para sacar de la calle y meter en la cárcel a impresentables como el de ayer".

"Sandra y Cristina son las últimas víctimas, pero podía haber sido cualquier mujer por el simple hecho de ser mujer y querer disfrutar de su vida", ha incidido, asegurando que "no podemos consentir que una vida se vea amenazada por ataques machistas como el que lamentablemente se produjo en nuestro municipio". Por último, ha mandado ánimo a toda la familia de las jóvenes, y en especial, para ellas dos "un fuerte abrazo con todo el cariño de Cártama", ha concluido.

También ha estado presente en este acto el alcalde de Casabermeja, José María García, quien ha mostrado su indignación y la de sus vecinos "ante esta atroz agresión, que ha afectado a una de sus paisanas, al igual que recalcó que es necesaria la unidad entre administraciones para acabar con la violencia hacia las mujeres".

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído