Pesadillas, sentimiento de culpa, miedo... el calvario de una menor de la que abusó sexualmente su hermanastro en Málaga

El hombre, que cometió los hechos cuando la chica contaba con 13 años, deberá cumplir once años de prisión por los abusos continuados, tras confirmar la sentencia el TSJA

Pesadillas, sentimiento de culpa, miedo... el calvario de una menor de la que abusó sexualmente su hermanastro en Málaga. Autor: Andina
Pesadillas, sentimiento de culpa, miedo... el calvario de una menor de la que abusó sexualmente su hermanastro en Málaga. Autor: Andina

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha confirmado la condena dictada por la Audiencia de Málaga de once años de prisión a un hombre por abusar sexualmente de su hermanastra cuando esta tenía unos 13 años. Así, se desestima el recurso presentado por la defensa del procesado.

Según se declaró probado en la sentencia de la Audiencia, y confirma la del alto Tribunal andaluz, en enero de 2016, el acusado se quedaba en la casa de su madre, junto con otros familiares, durante los permisos de salida que tenía concedidos por el Centro de Inserción Social de Málaga donde estaba internado.

Así, dice la resolución, en los meses de enero a abril de dicho año, el acusado, "con el fin de satisfacer sus deseos sexuales, realizó diversos actos de contenido libidinoso", a su hermanastra, quien finalmente relató algunos de estos episodios a su profesora de apoyo y después a la jefa de estudios del IES en el que estudiaba.

La menor, a los tres meses de los hechos, precisó de seguimiento por el Equipo de Tratamiento Familiar, tiene pesadillas ocasionales relacionadas con esos episodios vividos, se encuentra mal y siente miedo, tiene sentimiento de culpabilidad, según se puso de manifiesto en la sentencia.

Así, se confirma la condena por un delito de abuso sexual continuado y la pena, además de los once años de prisión, de prohibirle acercarse a la víctima a menos de 500 metros y de comunicar con ella por cualquier medio durante un plazo de diez años.

Además, se le impuso una medida de libertad vigilada, que se verificara una vez cumplida la pena de prisión, por tiempo de diez años, y que consiste en la obligación de someterse a programa de reeducación sexual. También se le prohíbe ejercer cualquier profesión que conlleve contacto con menores de edad durante 14 años.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído