Más de 100.000 firmantes apoyan a Teresa, la enferma sin tratamiento para su esclerosis por tener más de 55 años

La familia entrega este viernes los apoyos a la Junta de Andalucía, a la que pide que intervenga ante el Ministerio de Sanidad para solucionar la preocupante situación que está viviendo

Teresa Muñoz, enferma de esclerosis múltiple, y su marido, Rafael Castro, en una imagen reciente.
Teresa Muñoz, enferma de esclerosis múltiple, y su marido, Rafael Castro, en una imagen reciente.

La familia de una paciente con esclerosis múltiple entrega el próximo viernes más de 100.000 firmas pidiendo que no se retire su tratamiento. A sus 62 años, a Teresa no le dan el tratamiento que permite que su enfermedad no avance “porque es demasiado mayor y solo se da a menores de 55 años”. La familia ha pedido a la Junta de Andalucía que intervenga ante el Ministerio de Sanidad para solucionar la preocupante situación que está viviendo; su neurólogo apunta a “la imposibilidad de prescribir Ocrelizumab por motivos de financiación”. Este viernes, a las 13:00 horas, la familia entrega las firmas recogidas a través de change.org en la Consejería de Sanidad de la Junta de Andalucía.

Este viernes, 29 de enero, la familia de Teresa Muñoz e ntregará en la Consejería de Sanidad de la Junta de Andalucía las más de 100.000 firmas que han conseguido pidiendo que la paciente de esclerosis múltiple pueda continuar con el tratamiento para su enfermedad. La paciente estuvo durante dos años —desde los 60 a los 62— tomando un tratamiento autorizado para este tipo de esclerosis múltiple y que ha demostrado la eficacia para frenar la progresión de la discapacidad en estos pacientes.

“En febrero del año pasado los médicos le dijeron que no podrían seguir dándole ese tratamiento porque no está financiado para mayores de 55, sin ofrecernos ninguna alternativa que le ayude a estabilizar la enfermedad”, explican en su campaña de firmas. “Su calidad de vida ha empeorado notablemente: está perdiendo el equilibrio a pasos agigantados. También está perdiendo la sensibilidad y el deterioro sigue avanzando día tras día. Cada dosis de este tratamiento cuesta entre 6.000 y 8.000 euros, una cantidad que no podemos asumir”, argumenta la familia.

La semana pasada, la familia de Teresa se puso en contacto por carta con el presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno, pidiéndole que “trate de solucionar la preocupante situación que sigue viviendo Teresa Muñoz y su familia”. “Desde la delegación de Salud de Córdoba y el Hospital Reina Sofía se nos indica que la Junta de Andalucía no tiene competencia para poder autorizar la administración del medicamento (Ocrelizumab) con carácter excepcional bajo el amparo del Real Decreto 1015 /2009, artículo 13, siendo el Ministerio de Sanidad en quien recae dicha competencia. Por tanto, rogamos realicen la solicitud de autorización excepcional del medicamento (Ocrelizumab) al Ministerio de Sanidad, aplicando el RD 1015/2009, art. 13, para que el Hospital Reina Sofía autorice y administre dicho tratamiento tal y como está haciendo en otros hospitales” - explican en la misiva dirigida al presidente de la Junta de Andalucía y sus autoridades sanitarias.

El propio consejero de Salud de la Junta de Andalucía, Jesús Aguirre, comentó a la familia en conversación telefónica “que no habría obstáculo a la financiación del medicamento que prescribiese el facultativo”. Pero en la posterior cita médica, el neurólogo les indicó “la imposibilidad de prescribir Ocrelizumab por motivos de financiación”, por lo que la familia se encuentra en una situación “de total confusión”. Por ello, la familia solicita al Hospital Reina Sofía la reconsideración de la administración de dicho medicamento.

La familia “no entiende cómo después de habérselo dado durante dos años, decidieron quitárselo. “Después de hablar con la Asociación de Esclerosis de Córdoba supimos que el decreto que regula el suministro de estos medicamentos establece excepciones para su aplicación cuando no existe ningún otro tratamiento específico para la enfermedad. Ese es el caso de mi madre. No se entiende cómo con otros tipos de esclerosis no hay limitación de edad para suministrar tratamientos, y con el de mi madre sí. Y más cuando hemos visto que esa medicación sí le ha servido a ella”.

Sobre el autor:

lavozdelsur.es

… saber más sobre el autor

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído