Teresa recurre a Moreno para que el SAS costee los 15.000 euros anuales del tratamiento para su esclerosis

La familia pide por carta al presidente de la Junta de Andalucía que intervenga para "tratar de solucionar la preocupante situación que sigue viviendo" la cordobesa

Teresa Muñoz, enferma de esclerosis múltiple, con su familia en una imagen reciente.
Teresa Muñoz, enferma de esclerosis múltiple, con su familia en una imagen reciente.

La hija y el yerno de la mujer del municipio cordobés de Aguilar de la Frontera enferma de Esclerosis Múltiple Primaria Progresiva (EMPP) a la que "el Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba le retiró el tratamiento de ocrelizumab para tratar" su enfermedad "por ser mayor de 55 años", ha pedido por carta al presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno, que intervenga, para "tratar de solucionar la preocupante situación que sigue viviendo" la enferma, Teresa Muñoz, y su familia.

En dicha carta le indican al presidente andaluz que, desde la delegación de Salud y Familias de la Junta de Andalucía en Córdoba y también desde el propio Hospital Reina Sofía, se les ha informado de que la "Junta de Andalucía no tiene competencias para poder autorizar la administración del medicamento (ocrelizumab), con carácter excepcional bajo el amparo del Real Decreto 1015/2009, artículo 13, siendo el Ministerio de Sanidad en quien recae dicha competencia".

Por tanto, los familiares de la enferma de esclerosis múltiple ruegan al presidente de la Junta que haga "la solicitud de autorización excepcional del medicamento (ocrelizumab) al Ministerio de Sanidad, aplicando el RD 1015/2009, artículo 13, para que el Hospital Reina Sofía autorice y administre dicho tratamiento, tal y como se está haciendo en otros hospitales" públicos andaluces.

La hija y el yerno de la enferma de esclerosis, Teresa Castro y Alejandro Nieto, que agradecen "sinceramente de antemano la atención que seguro prestará" Moreno a su petición, esperan del mismo "una pronta contestación" a su carta, de la que también han enviado copia al vicepresidente de la Junta, Juan Marín; al consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre; y a la viceconsejera de Salud y Familias, Catalina García.

Teresa está empeorando

“Al principio ella estaba tranquila, se resignó, pero conforme ha ido pasando el tiempo y el efecto de la dosis ha ido perdiéndose, tiene menos estabilidad para caminar, le cuesta levantarse del sillón, está perdiendo sensibilidad…”, narra el yerno de Teresa, en declaraciones recientes a lavozdelsur.es. “El tratamiento no le hace recuperar, pero evita que siga avanzando la enfermedad”, cuenta Alejandro. “No paramos de movernos”, asegura Alejandro Nieto, quien cuenta que cada dosis de ocrelizumab cuesta unos 8.000 euros, algo “inasumible” para la familia. “Teresa tiene una paga por su minusvalía, cobra unos 500 euros al mes… con eso es imposible que podamos pagarlo”, dice.

“Nos sentimos abandonados por la Administración y estamos intentando, por todos los medios, que el criterio se revierta”, asegura la familia de Teresa en una carta enviada a la Junta de Andalucía. Hasta el momento han presentado reclamaciones a la gerencia del Hospital Universitario Reina Sofía, al director médico, a la comisión multidisciplinar del uso racional del medicamento del citado hospital, al Defensor del Pueblo de Córdoba, de Andalucía, a la delegada de Salud y Familias de Córdoba, a la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía, así como como a la presidencia. “Hasta el momento, ninguna se ha pronunciado mostrando su ayuda ni nos han dado cita para reunirnos”, se quejan los familiares de Teresa.

Los allegados de la afectada también han indicado una recogida de firmas en change.org. “No entendemos cómo después de habérselo dado durante dos años decidieron quitárselo”, recoge la petición. Después de hablar con la Asociación de Esclerosis de Córdoba supimos que el decreto que regula el suministro de estos medicamentos establece excepciones para su aplicación cuando no existe ningún otro tratamiento específico para la enfermedad. Ese es el caso de mi madre. No se entiende cómo con otros tipos de esclerosis no hay limitación de edad para suministrar tratamientos, y con el de mi madre sí”, se queja la hija.

Sobre el autor:

lavozdelsur.es

… saber más sobre el autor

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído