María Teresa Cubo, microbióloga: "Todo demuestra que el coronavirus no ha salido de un laboratorio"

Profesora en la Universidad de Sevilla, explica que nadie pensó que este virus pudiera poner "en jaque a todo el planeta". Se muestra favorable al confinamiento y a la distancia social, como "en general la comunidad científica"

Teresa Cubo, microbióloga de la Universidad de Sevilla.
Teresa Cubo, microbióloga de la Universidad de Sevilla.

María Teresa Cubo (Zamora, 1959) es doctora en Biología y profesora de Microbiología en la Universidad de Sevilla. En estos tiempos de pandemia, sus explicaciones tratan de arrojar algo de luz a las muchas preguntas de la ciudadanía.

¿Cuándo se dio cuenta de que venía algo como esto?

Cuando ya teníamos el virus casi en la puerta de nuestra casa. En general, nadie pensó que un virus de este tipo pudiera poner en jaque a todo el planeta. Ya cuando la segunda semana de marzo se vio cómo se comportaba en Italia, se les iba de las manos, empezamos a ver que tenía este carácter importante. Hubo otro parecido en 2002, pero el virus era tan agresivo que no se extendió y se atajó. Como éste, realmente no ha habido otro igual. Pensé que sería un confinamiento de un par de semanas y que se solucionaría todo. Es totalmente nuevo en la forma de comportarse.

A nivel biológico, ¿qué diferencia al coronavirus de la gripe?

Son totalmente distintos, aunque al principio se estuvieron confundiendo los casos con una gripe, al empezar con síntomas similares. Tiene una capacidad de expansión más alta. No todos los enfermos tienen los mismos síntomas. Y la gripe también es muy mortífera si ataca a personas con ciertas patologías previas. Luego está el problema de los asintomáticos portadores. Coronavirus hay, como en muchos catarros, pero no generan una patología como éste.

Hay cada vez más casos de desconfianza hacia los científicos, quizás porque ha ido cambiando el mensaje, aunque haya sido porque la comunidad científica iba aprendiendo.

La gente no entiende que esto es nuevo. Bueno, no es que haya aparecido de nuevas en el mundo. Existía, y parece ser que proviene de los murciélagos, con algún animal intermediario. Pero es nuevo en la especie humana. A medida que pasa el tiempo, se aprende, por ejemplo, qué órgano ataca. Los médicos intentan luchar, pero al principio vas dando palos de ciego. De hecho, se han ido viendo cosas que se dijeron al principio que no eran correctas.

La evidencia científica señala que no ha salido de un laboratorio, pero el político más poderoso del planeta, Donald Trump, dice que sí. Hay teorías conspirativas, al estilo de que la tierra es plana, de que todo es un complot. ¿Cómo se convence a la gente?

¿Cómo convences a un terraplanista? Tienen sus ideas tan metidas en el cerebro, que es muy difícil convencerle. Doy clases de virología, leo artículos científicos, investigo, conozco la ciencia, los procesos de la ciencia, aunque no trabaje directamente con el coronavirus, y todo demuestra que no es cierto que haya salido de un laboratorio. Además, es que la naturaleza tiene intercambios de información, con hospedadores del virus en los que se multiplican. Eso crea variaciones en los virus, que hacen que aparezcan de forma natural nuevas versiones.

Poderse, se podría haber hecho más, como en algunos países a los que llegó después el virus. Pero me parece muy difícil. Desde el 9 de marzo se tomaron medidas, porque se fue siendo consciente"

¿Qué opina de la desescalada? Ha estado a punto de levantarse el desconfinamiento. (Durante la entrevista, ya se habían anunciado los votos favorables de PNV y Cs que permitían la prórroga, aunque aún no se había votado).

Creo que de momento, como todavía existe el virus en España, la manera de que esto acabe es el confinamiento y el distanciamiento social. Mientras haya un solo caso, tenemos que seguir con las medidas, tratar de no tocarnos, mantener la distancia... Llevamos mucho tiempo ya, y el problema es que una sociedad no puede subsistir así. Se necesita producir, que la gente gane su dinero. Quien pueda seguir realizando el teletrabajo, que lo haga. Y al salir a la calle, no mezclarse con la gente, es esencial, con mascarilla. Hay otros trabajos que deben continuar, pero que lo hagan con las mayores medidas posibles. Tenemos que tener mucho cuidado para que la transmisión pare, que sea cero. China es una dictadura, pero es lo que ha ocurrido.

¿La comunidad científica en general es favorable al confinamiento?

Sí. Por lo que hablo y leo, en general es así, es nuestra opinión. Hay que tratar que nuestra relación sea la de menor contacto con los no convivientes, aunque no podemos estar en casa ya todo el mundo encerrados.

Entrando en lo más político, ¿se pudo hacer algo más? ¿Este es un Gobierno asesino?

Me parece absurdo, me niego a eso, porque nadie pensó que iba a ocurrir esto. Lo teníamos en Italia y nadie se pensaba que iba a ocurrir igual. Ha pasado en otros países, como Francia o Inglaterra. ¿Se podía haber reaccionado antes? Pues sí. Este año me negué a ir a las manifestaciones del 8 de marzo. Yo decía que ya estaba aquí, que va a ser horrible. Pero era un enemigo que no estaba aceptado por la población en general. Dile a la gente que no pueden manifestarse. Se les hubieran echado encima. Poderse, se podría haber hecho, como en algunos países a los que llegó después el virus. Pero me parece muy difícil. Desde el 9 se tomaron medidas, porque se fue siendo conscientes.

¿Es optimista sobre encontrar una vacuna?

Optimista soy, claro. Hay grupo muy buenos en Madrid, investigación muy puntera, laboratorios potentísimos. Va a salir la vacuna. Pero no es algo que tengas de hoy para mañana. Es una herramienta que necesitamos, pero para vacunar a todo el mundo, hay que estar seguro de que nos salva sin efectos secundario. Esperanzada estoy. No sé si con el calor, que no se sabe aún, se ralentizará y desaparece. Parece que volverá en otoño, y entonces, veremos qué herramientas tenemos. Esto lleva tiempo, calculo un año, porque luego hay que fabricar para todos y eso lleva su tiempo.

¿Y si no hay vacuna, como en el caso del VIH?

No se puede comparar. El VIH es totalmente distinto, porque el infectado nunca se deshace del virus, está siempre ya en tu cuerpo. Sí se han desarrollado varios antivirales para mantenerlo a raya, en bajos niveles para vivir. Además, la vacuna se sigue investigando. Todas las vacunas son imprescindibles. De momento, al ser nuevo el coronavirus, pensamos que una vez que lo pasas no sigue en el cuerpo. Es lo que piensa la comunidad científica. En ese caso, espero que se desarrolle una vacuna.

Las mismas teorías conspirativas alentarán posiblemente que haya gente que no quiera ponerse la vacuna. ¿Qué les diría?

Hay que tratar de hacer campañas. Gracias a ellas no tenemos la polio, desapareció la viruela... La gente no es consciente a veces de los beneficios que eso genera. En el caso de la gripe, la vacuna está aconsejada, sobre todo para algunos de población. Si vuelve el virus porque no se vacunan, pues lo mismo alguno se muere. Eso es el tema, que cuando algo se aprueba y se ratifica la validez, y aprecias tu vida, hay que hacerlo.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído