'Los 70' de Supersol en Jerez: "Las cajeras echamos más horas, reponemos y limpiamos hasta los váteres"

La concentración en el Supersol de Merca 80 del pasado mes de abril. FOTO: MANU GARCÍA.
La concentración en el Supersol de Merca 80 del pasado mes de abril. FOTO: MANU GARCÍA.

Los trabajadores de Supersol en Jerez se han concentrado este viernes a las 11:00 horas a las puertas del histórico supermercado de Merca 80 San Benito, incluido en la lista de los establecimientos que según ha anunciado la empresa cerrarán en la ciudad. Tres de los cinco Supersol ubicados en Jerez cerrarán, sumándose al de San Benito el de El Rompidillo y el de El Parque Atlántico. La empresa, que justifica su decisión por unas pérdidas millonarias que continúan otro año más, pretende cerrar un total de 21 tiendas, nueve de las cuáles están en Cádiz. Un total de 406 trabajadores se verán afectados en toda España, de los cuales más de 70 serán en Jerez siendo, por tanto, la ciudad más afectada.

lavozdelsur.es ha hablado con algunos de los trabajadores de varios centros de Supersol en Jerez que previsiblemente perderán su puesto trabajo, y que denuncian llevar sufriendo durante años recortes y trabajo de más, no incluido en su contrato. "Recoger, reponer y hasta limpiar por 60 euros al mes más; nos quitaron hasta las limpiadoras", denuncia una de las afectadas, que según su contrato trabaja de cajera y con cuatro horas diarias: "Hemos echado más horas, cerramos más tarde de lo que debemos, reponemos, limpiamos hasta los váteres y nunca nos hemos quejado", lamenta, haciendo hincapié en la "incertidumbre" que pesa sobre la plantilla, a su juicio lo más grave de todo este proceso. "No sabemos si liquidan, si vamos a la calle o si vamos a cobrar menos. Todos los días me llama mi madre, mi tía, y me preguntan hasta los clientes, pero no podemos dar una contestación", dice exaltada. "Que nos digan al menos qué día vamos a irnos a la calle".

La concentración en Merca 80 de los trabajadores de Supersol. FOTO: MANU GARCÍA.

A su lado, otra cajera asiente con la cabeza, pidiendo el anonimato a lavozdelsur.es por miedo a represalias. "Para la mierda que nos van a dar con el despido, que será lo mínimo al ser un ERE, lo que nos falta es que nos señalen o nos denuncien", confiesa sobre unas negociaciones que parece que afrontarán el tema de los despidos el lunes y el martes. Hasta el momento se han sucedido tres mesas de negociación, sin que se haya avanzado nada al respecto. "Esto está ya más que hecho", denuncia la trabajadora, que cree que la empresa ha motivado su propia ruina. "Ellos mismos han intentado cerrar esto y es una pena porque hay mucha gente que depende de este sueldo", añade.

Otra empleada, cuyos únicos ingresos en casa provienen del salario de Supersol, desconoce cuál será su futuro laboral, al haber estado más de veinte años trabajando para la cadena de supermercados, ahora propiedad de un grupo lituano. "Llevo aquí desde los 18 años, no he trabajado de otra cosa", comenta preocupada. Su compañera aprovecha para recordar, a su juicio, todo lo que ha dado por la empresa. "¿Cuánto hemos dado por ellos? ¿Cuánto?", le pregunta. "Me he visto enfrentándome a un chorizo con una navaja en la mano, y ahora meten a un seguridad... ¿para qué? ¿Para vigilarnos a nosotros? Vaya mancha de sinvergüenzas", espeta con indignación. "Después de correr detrás de los ladrones para que no se llevaran las cosas porque no había dinero para gastar en seguridad, esto. En mis 23 años jamás hice nada malo, y soy muy honrada", concluye.

Varias personas paseando por el centro comercial Merca 80, que alberga 32 tiendas y más de un 90% de ocupación. FOTO: MANU GARCÍA.

La peor parte, aseguran, viene para algunas trabajadoras que no pueden hacer otra cosa que esperar la resolución de las negociaciones del comité de empresa con la multinacional. "Hay compañeras, madres solteras, que tienen una niña, que dependen de este sueldo... ¿qué va a pasar con ellas?", se pregunta, sin expectativas de futuro: "No tengo esperanza en que lo vaya a coger otra empresa, mi futuro está fuera de aquí", asegura una de ellas que no duda en luchar hasta el final con un abogado para conseguir "lo que le corresponde".

Los sindicatos CGT y CCOO, convocantes de la concentración y que exigen negociar una reducción de los despidos y un ERE voluntario para minimizar el impacto, advierten que no todo queda ahí ya que una modificación de horarios (MSCT) afectará a 3111 trabajadores. Mientras tanto, los trabajadores de Supersol continúan acudiendo a sus puestos de trabajo, sin mucha más información: "¿Cómo voy a tener ganas de ir a trabajar sabiendo que van a cerrar la tienda y teniendo las papeletas de que vas a ir a la calle?", pregunta una de las cajeras de un centro de Jerez, de forma retórica. Enseña su pantalón y su polo de trabajo. "¿Ves estas manchas? De limpiar los cuartos de baño con lejía. No nos dan ni ropa. Y la gente dándote el pésame".

La Librería Papeleria Recio de Merca 80. FOTO: MANU GARCÍA.

32 negocios de Merca 80, preocupados por su futuro

El centro comercial de San Benito, uno de los más populares de Jerez, teme por su futuro pese a rondar el 90% de ocupación. La afluencia diaria de público a Supersol atrae a numerosos visitantes del barrio y de otras zonas de Jerez que aprovechan para hacer sus compras.

Juan Recio, propietario de uno de los negocios, la emblemática Librería y Papelería Recio que lleva 37 años cuenta a lavozdelsur.es que "cualquier tienda que se cierre afecta a las demás" y muestra su preocupación. "Supersol siempre ha sido el motor de esto, la gente viene aquí, pasea, y si deja de existir irán a otros supermercados", explica. No obstante, espera que el impacto sea menor, ya que reconoce que aunque "al principio nos puede afectar tenemos esperanza de que llegue otro que supla a Supersol". "Aún así, lo que queremos es que siga", concluye.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído