La moringa, el superalimento ayurvédico que se cultiva en Conil

Juan Diego Marín, con los productos de Connatur posando para lavozdelsur.es. FOTO: MANU GARCÍA.
Juan Diego Marín, con los productos de Connatur posando para lavozdelsur.es. FOTO: MANU GARCÍA.

“E hizo Moisés que partiese Israel del Mar Rojo, y salieron al desierto de Shur; y anduvieron tres días por el desierto sin hallar agua. Y llegaron a Mara, y no pudieron beber las aguas de Mara, porque eran amargas. Entonces el pueblo murmuró contra Moisés, y dijo: ¿Qué hemos de beber? Dios le mostró un árbol; y lo echó en las aguas, y las aguas se endulzaron". Así recoge el libro del Éxodo el poder floculante de la moringa, conocida también como árbol de la vida o el árbol de los milagros. El pasaje bíblico no es para menos: se ha demostrado que este cultivo es capaz de descontaminar las aguas, y por ese mismo motivo fue introducido hace décadas en Cuba y en América Latina, donde se utilizó para regenerar ríos.

Juan Diego Marín, propietario de Connatur, se lanzó a la aventura de la moringa hace tan sólo un par de años, cuando vio que sería interesante aprovechar la "sinergia" de este cultivo emergente en nuestra tierra. "Hemos estado desarrollando el cultivo en el campo, y ya luego nos metimos en un proyecto de 16.000 árboles", explica a lavozdelsur.es al lado de uno de ellos, todavía sin hojas. De la moringa, originaria de la India, donde se utiliza en la medicina ayurveda como "el árbol que lo cura todo", también se dice que fue usada por los antiguos egipcios, los persas y los griegos por sus propiedades medicinales y nutricionales. "Se le han encontrado unas cantidades de antioxidantes que no se encuentran en otras plantas", comenta el emprendendor, que no duda que "estamos ante un nutracéutico", es decir, un producto nutricional y medicinal a la vez.

Juan Diego echa una de las infusiones con moringa en su mano. FOTO: MANU GARCÍA.

"Empezamos a ver cómo se adaptaba la planta a nuestro hábitat y dio buenos resultados", reconoce, esperando que siga evolucionando aún más favorablemente este año, por la ausencia de temperaturas muy bajas durante la noche. La empresa conileña, que aún no recolecta el fruto —las vainas donde va la semilla— trata la hoja de la planta, de la que saca un extracto pulverizado que lleva seis meses en el mercado. "Cuando es junio esto se convierte en una selva", dice señalando las dos hectáreas de terreno que posee. "Lo que hacemos es un complemento alimenticio a partir de la hoja; la deshidratamos mediante un proceso totalmente natural", explica junto a la nave donde tiene lugar el secado. "Luego la pasamos a la industria para encapsularla o para envasarla en botes de distinto peso como condimento gastronómico". Un complemento que,  a diferencia de los aditivos a los que estamos acostumbrados, no sólo es totalmente natural sino que aporta un valor nutricional a las comidas. "También hemos hecho una línea de infusiones con la hoja de la planta, mezclándola con frutas deshidratadas para hacerla más apetecible", añade.

https://www.youtube.com/watch?v=kf5mcYoFMQY

El sabor de la moringa es suave pero vegetal y ya está siendo utilizado en la gastronomía. Como colorante verde no le gana nadie porque además de no ser químico aporta 96 nutrientes: ácidos grasos omega 3,6,9, vitaminas A, B, C, D, E, K y 46 antioxidantes entre los que destaca una gran concentración de clorofila y zeatina fitohormona isoprenoídica de las citoquininas, uno de los que combate con mayor fuerza los radicales libres, actuando contra el envejecimiento. Además regula los niveles de azúcar en sangre, activa el sistema circulatorio, promueve el funcionamiento normal del hígado, es antiinflamatorio y actúa como un antibiótico natural.

Por todas sus propiedades no es casual que a OMS (Organización Mundial de la Salud) haya definido la moringa oleífera como el mayor descubrimiento alimentario del siglo. "La mayor parte de la gente lo toma como un preventivo natural, nos ayuda a regular el organismo y liberarnos de ese estrés oxidativo por la mala ingesta diaria de los alimentos que consumimos", cuenta Juan Diego, que ya comercializa su producto en casi 50 herbolarios de la provincia de Cádiz y en más de una docena a nivel nacional.

El árbol de la vida, la moringa, el mayor descubrimiento del siglo, también está en Conil. FOTO: MANU GARCÍA.

El joven empresario, que se dedicó al campo pero en otro tipo de cultivos antes de adentrarse en el desconocido mundo de la moringa, se enorgullece de hacerlo en una finca totalmente ecológica, en la que no se utilizan ningún tipo de fitosanitarios. "Labramos para ir metiendo esa materia orgánica de nuevo al suelo", indica. En esa línea, también apunta al buen tratamiento de la planta, que recolectan sólo cuando la hoja está joven pero madura. "Es para que tenga todos los activos concentrados ella; la seleccionamos y la que no esté aún en su estado óptimo la dejamos para que se reproduzca", comenta, explicando que es lo que le hace diferenciarse de los pocos productores que hay en España, dispersos por la costa andaluza, dado el clima subtropical que requiere dicho cultivo.

"Es una hoja de unos cuatro por tres centímetros, cortamos la rama entera y la secamos y deshojarla una vez que está deshidratada", dice. Una elaboración que Connatur se la guisa y se la come: secado natural, certificación de origen, directo del agricultor y 100% libre de residuos. El proceso final, el de encapsulado, es el que se hace externamente, conservando todas las propiedades de este superalimento que ya llega a las casas de numerosos andaluces (y españoles) sea en infusión o en botes. El mayor descubrimiento del siglo también está en Conil.

Moringa from Conil puede comprarse aquí través de la página web de Connatur (www.connatur.es). y en los siguientes herbolarios de la provincia de Cádiz: Natur Janda, Verde Esperanza y Mundo Balístico de Conil, La Milagrosa, Pura Vida y La Salud de Chiclana, Parasalud de San Fernand, Zabite de Puerto Real, Om Nature del Puerto Santa Maria, Bio Martinez, Viquez, Parafarmacia La Salud, Herbolario Edén, Con la Mesa Puesta, La Sostenible, Mandragora, Al Andalus, Gourmet, de Cádiz, La Kombuchería de Vejer, Madove de Barbate, El Olivo y La Bodeguita de Tarifa, Las Colinas, La Jadra, de Algeciras, en el Carrefour de Los Barrios, en la Parafarmacia calle Barbate de Benalup, en Salud Natural y Centro de Terapias Naturales de Rota, en Herbosur y Salud Natural de Sanlúcar y en La Moña de Trebujena.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído