La abuela china de 103 años que pasó el coronavirus sin complicaciones y otras ocho noticias para ser optimistas

Asia levanta cabeza gracias a su ejemplar gestión de esta pandemia, la economía podrá reactivarse una vez que pasen los picos como ha ocurrido allí... No todo es gris en estos días oscuros, hay razones para confiar en todo saldrá bien

Una celebración por un cierre de hospital temporal en Wuhan.
Una celebración por un cierre de hospital temporal en Wuhan.

Corren tiempos difíciles, tras varios días de confinamiento en España y cifras que van empeorando. Pero el ejemplo de otros países y muchas buenas sensaciones que afloran en nuestra sociedad nos invitan a ser optimistas. Saldremos de esta, aunque vivamos tiempos difíciles.

- Una empresa de biotecnología de San Diego está desarrollando una vacuna Covid-19 en colaboración con la Universidad de Duke y la Universidad Nacional de Singapur.

En varios puntos del planeta trabajan equipos en los que se intenta dar con una vacuna segura y eficaz contra el coronavirus. En San Diego, California, van a la vanguardia porque han comenzado los ensayos con pacientes. La agencia Associated Press habló con una de esas coabayas humanas, una mujer de 43 años que indicó que desea contribuir con su propia experiencia. “Me siento genial. Todos nos sentimos muy indefensos. Esta es una gran oportunidad para hacer algo”.

- El plasma de los pacientes recién recuperados de Covid-19 puede tratar a otros infectados por Covid-19.

Aquellos que han pasado la enfermedad con éxito pueden ser la clave para encontrar un tratamiento efectivo, especialmente para los grupos de pacientes de mayor riesgo en etapas tempranas de la enfermedad. Basados en la experiencia de otras enfermedades víricas que afectan a los pulmones, funcionaría de forma similar a como funcionan las donaciones. Los primeros ensayos realizados en Shanghai han dado buenos resultados, y un estudio de la Universidad de Baltimore genera esperanzas para que continúen los éxitos.

- Aunque la economía caiga muy rápido, es muy distinto a las crisis de 2001 o 2008. Distintas causas y distinto desenlace. Se espera una rápida recuperación económica a partir de julio o agosto.

El parón de la economía asusta al mundo entero. En estos días, se resiente Europa, y todo parece indicar que llegará el turno de América en breve. Sin embargo, esta crisis económica, apuntan muchos expertos, no está basada en una deficiencia estructural del sistema, como ocurrió con la crisis desencadenada en 2007. En aquella ocasión, la especulación del mercado inmobiliario provocó fuertes desajustes en el sistema financiero, que se desplomó con la caída de Lehmann Brothers, provocado un efecto dominó. Ahora, las estructuras económicas están en pie. Las caídas en bolsa son, en principio, falta de confianza en que las empresas puedan facturar a corto plazo. Efectivamente, el mundo se ha detenido y había razones para esa caída. Pero todo apunta a que, una vez que se reactive, la confianza de los mercados se recuperará y el poder adquisitivo tenderá a crecer hasta los niveles previos a la crisis del coronavirus. Los Erte, una solución que dificulta el día a día de los ciudadanos, pueden ser el mejor revulsivo para que la economía vuelva a ponerse en pie sin despidos definitivos. La crisis será dura, pero corta. La reacción del Banco Central Europeo, que ha aprobado una medida para regar de liquidez a los países del euro, es la mejor noticia que han recibido tanto los gobiernos europeos como sus bolsas.

- Éstas épocas mejoran a la gente. Nos hace a todos más auténticos, más solidarios, mejores personas.

Los aplausos sanitarios pueden parecer un gesto sencillo, pero simboliza la enorme confianza que mantiene la ciudadanía en los profesionales que salvarán muchas vidas. Ahora es cuando más necesitan ese respaldo, porque han decidido jugarse su propia salud para mantener a flote la de los demás, en hospitales, centros de salud, residencias de mayores o farmacias. Como ellos, muchos otros profesionales que permiten que siga habiendo alimentos en cada comercio, que mantienen las calles limpias, seguras, iluminadas, casas calientes con energía, agua, telecomonucaciones… Si a eso se suman iniciativas ciudadanas para llevar productos básicos a sus vecinos de forma desinteresada, como ocurre por ejemplo en Trebujena, o en el barrio de La Macarena de Sevilla, son razones para ser optimistas hacia el género humano. Saldremos adelante porque hemos decidido conseguirlo, tratando de no dejar a nadie atrás. Quizás haya hecho falta una catástrofe como es esta pandemia del covid-19, pero nunca olvidaremos el compromiso valiente por la vida de tantos héroes anónimos.

-China ha cerrado su último hospital de coronavirus. No hay suficientes casos nuevos para apoyarlos.

La cuarentena fue dura en Wuhan, origen de la pandemia. Al mundo llegaron imágenes impactantes de hospitales fabricados en una semana, con alas prefabricadas repletas de profesionales que trabajaban hasta la extenuación. El trabajo fue duro, pero efectivo. Oficialmente, apenas llegaron las muertes a superar las tres mil en el país. Ahora, de sus once hospitales, ninguno está funcionando. El sistema sanitario chino ya da respuesta a los infectados con las instalaciones previas existentes. No se registran casos de contagios dentro del país, sino que todos los nuevos positivos vienen de fuera, de viajeros. Continúan en alerta ante algún posible repunte, pero los hospitales del coronavirus, ahora, permanecerán cerrados. El aislamiento impuesto por las autoridades y las limitaciones para el viaje en un núcleo población similar al de España fue suficiente para contener el virus. Todo un ejemplo de que podemos salir adelante si somos responsables.

- Los médicos de la India han tenido éxito en el tratamiento del Coronavirus. Combinación de drogas usadas: Lopinavir, Retonovir, Oseltamivir junto con Clorfenamina. Van a sugerir la misma medicina, a nivel mundial.

Actualmente, las farmacéuticas a nivel mundial mantienen tres frentes abiertos. El primero, lograr test rápidos para detectar la enfermedad, lo que en el futuro no hará necesarias cuarentenas impuestas a viajeros, por ejemplo. El segundo, el hallazgo de una vacuna, para tratar así a personas no infectadas que puedan lograr inmunidad tras la exposición al coronavirus. El tercero, lograr tratamientos eficaces para aquellos que ya estén sufriendo la enfermedad. Por eso, noticias como las que llegan desde India invitan al optimismo. Ya se realizan ensayos clínicos y administraciones a pacientes frente a grupos de control que sugieren una curación algo más rápida y menos efectos graves. Es sólo un paso en el camino correcto. Algunos de estos antirretrovirales se usan para virus ya conocidos como gripes. Además, se muestran efectivos otros tratamientos como el virus del VIH. Si siente síntomas, en cualquier caso, realice tomas sólo bajo prescripción médica. Además, los antibióticos no tienen ningún efecto positivo, pues estos no funcionan frente a virus sino ante infecciones microbianas.

- Una abuela china de 103 años de edad se ha recuperado completamente de COVID-19 después de haber sido tratada durante 6 días en Wuhan, China.

Sabemos que cualquier persona expuesta al virus puede sufrir complicaciones, que la mayor parte de éstas se producen en gente mayor, personas con dolencias previas e inmunodeprimidos. Pero también sabemos que las personas muy mayores pueden sobrevivir al coronavirus. Es el caso de Zhang Guanfgen, de 103 años, que tras solo seis días de ingreso fue capaz de salir adelante. Su edad, dificultades de movilidad, dolencias previas y demás no han podido con ella. Hay más casos de personas mayores de 100 años que se han recuperado. El virus es duro, pero la mayoría consigue atajarlo.

- Apple reabre las 42 tiendas de China.

La multinacional tecnológica de Cupertino decidió prevenir y cerrar hace meses, durante lo peor del pico del coronavirus. Fue una muestra de cómo sin vida, sin gente, no es posible hacer negocio. Ahora, las buenas noticias que llegan desde el país asiático han animado a la dirección a continuar con su expansión en un país que sale adelante a pesar de los enormes problemas que suponía el virus, como contar con un sistema sanitario irregular, dependiendo del territorio de procedencia del paciente o su poder adquisitivo, en una China repleto de granes urbes. Apple ya confía en que las cosas irán bien. Si estos directivos ponen su dinero en un futuro estable y sin coronavirus, significa que todo hace indicar que irá bien.

- Corea del Sur, el ejemplo a seguir.

Con una población de 50 millones de personas, apenas algo más que España, y con un PIB también equiparable al español, Corea del Sur ha sido ejemplar a la hora de controlar el coronavirus. Su economía se mantiene fuerte porque las medidas tomadas han resultado eficaces. ¿Cuáles son las grandes diferencia? El seguimiento realizado por gran parte de la población de las medidas acordadas, una higiene extremada sobre todo en lugares públicos, medidas de distanciamiento social y, sobre todo, un enorme número de test a posibles positivos. Esto ha logrado contener enormemente el contagio. Quien da positivo sabe perfectamente que, o bien no debe relacionarse con otras personas, o bien debe ser aislado en un centro sanitario. La predisposición ciudadana y medidas eficaces son clave.

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído