Así ha quedado la rodilla de una mujer por culpa de los continuos cortes de luz en su barrio en Granada

Elena agradece que al menos tiene "vecinas" que la ayudaron tras la caída

Estado en el que quedó la pierna de Elena, de 73 años, en una imagen difundida por Apdha Granada.
Estado en el que quedó la pierna de Elena, de 73 años, en una imagen difundida por Apdha Granada.

La Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (Apdha) en Granada lleva tiempo denunciando los muchos cortes de luz que sufre la zona norte de la ciudad, desde hace más de 10 años, que dejan a vecinos sin suministro debido a aumento de la demanda, y que siempre caen en la misma zona.

Así, los vecinos y asociaciones reclaman a Endesa una mejora de las instalaciones que ataje el problema, algo que llevó incluso a Manuel Martín, Defensor de la Ciudadanía en Granada, y al párroco de una iglesia, a llevar a cabo un encierro para que se den soluciones. 

Varias cartas, además, han llegado al Gobierno, pero nada soluciona el problema a corto plazo. Según denuncia Apdha, uno de los peores casos se ha dado recientemente. "Elena (73 años, vive sola) sabe qué es vivir sin luz en Granada. Durante uno de los cortes se cayó. Dice que "menos mal que tiene vecinas" que le ayudan. Pero las que pueden se están yendo "porque no hay quien aguante vivir con cortes de luz diarios".

Asimismo, la asociación está también dado a conocer más testimonios de vecinos afectados por los cortes de luz. Además de los inconvenientes lógicos, como no poder usar elementos eléctricos, cocinar, mantener refrigerados los alimentos o teletrabajar, la falta de suministro es un peligro mayor para personas solas o dependientes, que incluso pueden necesitar máquinas como respiradores para vivir.

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído