España y Marruecos abortan un intento de entrada a Melilla mientras las "reyertas, robos y peleas" continúan en Ceuta

Dos guardias civiles resultaron heridos por piedras arrojadas por los migrantes en el operativo llevado a cabo por las fuerzas de seguridad de España y Marruecos

España y Marruecos abortan un intento de entrada a Melilla.  RTVE
España y Marruecos abortan un intento de entrada a Melilla. RTVE

Las fuerzas de seguridad de España y Marruecos han abortado el intento de entrada en Melilla de unos 40 subsaharianos en el mismo lugar por el que 24 horas antes había accedido 80 migrantes, en una acción en la que dos guardias civiles resultaron heridos por piedras arrojadas por los migrantes.

Según ha informado a Europa Press un portavoz de la Delegación del Gobierno, el suceso ocurrió la noche del martes, sobre las 23.40 horas, cuando el grupo de unos 40 subsaharianos se desplazó a la carrera en dirección al Dique Sur (Melilla), que separa del puerto de Beni-Enzar (Marruecos), de tan solo un kilómetro de distancia.

Al lugar de los hechos se dirigieron patrullas de la Guardia Civil y del Cuerpo Nacional de Policía y la Policía Local cortó el tráfico de la vía. Desde el mar, prestaron apoyo GEAS y, desde el aire, el helicóptero de la Guardia Civil.

Según el portavoz gubernamental, "gracias a la rápida actuación de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y de la colaboración activa de las Fuerzas de Seguridad Marroquíes, se abortó el intento de entrada". También ha confirmado que durante la actuación dos agentes de la Guardia Civil "sufrieron lesiones leves tras recibir el impacto de una piedra".

Por su parte, Ceuta continúa sufriendo numerosos incidentes a causa de la crisis migratoria. Los servicios de emergencias de la Ciudad Autónoma de Ceuta han recibido un total de 200 llamadas y han atendido 50 incidencias durante la madrugada de este miércoles por "intentos de robo y allanamiento de moradas, peleas y lanzamientos de piedras" en distintas barriadas de la localidad española norteafricana, donde cientos de los 8.000 migrantes marroquíes que han accedido irregularmente a territorio español desde la madrugada del lunes (4.800 ya han sido expulsados o han retornado voluntariamente a su país) siguen vagando por sus calles.

Según han precisado fuentes del Gobierno regional, aunque ninguno de los sucesos ha revestido gravedad mayor, entre las 22.00 y las 7.00 horas de este miércoles se han registrado alertas por "reyertas" entre las personas que deambulan por las calles, así como el lanzamiento de piedras sobre infraestructuras como el Centro de Realojo Temporal 'La Esperanza', que acoge a los menores tutelados por la administración local.

Idénticos incidentes se han repetido en otras barriadas de la periferia de la ciudad, así como intentos de robo e incluso de "allanamiento de moradas" en la avenida Madrid.

En la zona de Loma Colmenar, uno de los barrios más próximos a la frontera del Tarajal, en cuyo entorno se han aglutinado las entradas de migrantes, también se ha localizado un asentamiento de migrantes irregulares y un grupo de aproximadamente medio centenar ha intentado acceder al Parque de San Amaro, que permanece cerrado por las noches.

La Delegación del Gobierno ha resumido la madrugada como una "noche relativamente tranquila" en lo que a la presión migratoria sobre el vallado ceutí se refiere, con intentos de cruce cada vez menos tumultuosos, y durante la que "no se han producido nuevas entradas".

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído