El SAS coloca una 'Campana de los sueños' en el Hospital de Jerez a falta del segundo acelerador de radioterapia

El centro hospitalario, mermado en sus recursos para luchar contra el cáncer, inaugura una iniciativa destinada a aquellos pacientes de oncología que quieran compartir buenas noticias sobre sus tratamientos

Un momento del acto en el Hospital de Jerez.
Un momento del acto en el Hospital de Jerez.

El Hospital de Jerez ha inaugurado este martes la Campana de los sueños, destinada a aquellos pacientes de oncología que quieran compartir buenas noticias sobre sus tratamientos. La iniciativa está promovida por la Asociación Española Contra el Cáncer, que cumple así con el deseo de la jerezana Miriam Segura Navarro, paciente y voluntaria, que quería importar esta idea del Hospital de Toronto (Canadá), donde recibió parte de su tratamiento. El acto inaugural de esta encomiable iniciativa se ha llenado de políticos de la Junta de Andalucía que, por el momento, no están dispuestos a cumplir con las exigencias de los pacientes —y sus propias promesas— de que el servicio de Radioterapia del centro público jerezano cuente con un segundo acelerador lineal de electrones (ALE).

El edificio de Radioterapia, que abrió tras más de diez años de retraso, cuenta con un búnker habilitado para acoger este segundo acelerador lineal con el que no contará el Hospital de Jerez. Centros hospitalarios de la provincia como el Puerta del Mar de Cádiz va a contar con un tercer acelerador lineal y el de Algeciras tiene dos. “No tiene sentido que no se contemple el segundo acelerador cuando es el área sanitaria con mayor número de habitantes y con una mayor demanda de este servicio. Además desde que se puso en marcha el acelerador lineal la demanda ha crecido de forma brutal”, señalan desde la plataforma que reivindica esta mejora en la instalación jerezana.

Sin embargo, los pacientes oncológicos sí tendrán una Campana de los sueños. El acto, celebrado en el centro jerezano, ha contado con la presencia de la delegada de la Junta en Cádiz, Ana Mestre; la delegada territorial de Salud y Familias, Isabel Paredes; la presidenta provincial de la Asociación Española contra el Cáncer, María Jiménez, y de la propia madre de Miriam Segura, Concha Navarro, quien se encarga de promover la instalación de estas campanas.

Con la colocación de esta campana, según ha explicado la Junta en un comunicado, se pretende que "cada vez que un paciente complete o finalice un tratamiento en el área de Oncología dé un toque para anunciar así la buena noticia y animar al resto de pacientes, transmitiéndoles un mensaje de esperanza y positividad a todas las personas implicadas en la lucha contra el cáncer. En la presentación del proyecto, Mestre, que no ha hablado de cuándo se escucharán las reivindicaciones de la referida plataforma, ha destacado que "es un orgullo y una enorme satisfacción poder estar en un evento de estas características" porque, según ha expresado, "en el ámbito de la sanidad, hay que dar ejemplo desde las administraciones públicas de promover acciones de este tipo que promocionen la humanidad que impera en el Servicio Andaluz de Salud y la valentía de tantas familias y de tantas personas que cada día superan tantos obstáculos y situaciones difíciles".

En este sentido, ha resaltado el ejemplo de muchas asociaciones que trabajan en beneficio de la ciudadanía en la provincia y ha apuntado que "se ha querido que esta campana se instale en el Hospital de Jerez, que aspira a tener un futuro en el que pueda dar cobertura y una respuesta digna a todos los pacientes".

Según ha detallado la Junta en el comunicado, Miriam Segura importó esta idea del hospital de Toronto en que se encontraba ingresada y donde había una llamada Campana de la valentía (The Bravery Bell) que era tocada cada vez que un paciente finalizaba sus sesiones de quimioterapia. Cuando Miriam regresó a España para continuar su tratamiento cerca de su familia, trajo la idea con ella de que esta iniciativa se extendiera a todos los hospitales.

Desde la Asociación Contra el Cáncer se ha destacado que con esta iniciativa se pretende fortalecer la unión entre pacientes y personal sanitario, siendo su objetivo principal celebrar la finalización de los tratamientos o cualquier buena noticia que quieran compartir los pacientes. Así, su sonido expresará la alegría, la felicidad y el bienestar del paciente como símbolo del triunfo obtenido al acabar una etapa dura y difícil como son los tratamientos.

La madre de Miriam, Concha Navarro, ha apuntado que su hija "supo realmente lo que representaba este toque de campana, esa alegría, la ilusión, esperanza de que el camino recorrido llegaba a su fin, que ese toque de campana sería el principio del resto de su vida". Navarro ha recordado también que fue su hija la que decidió el diseño de la campana y el poema que la acompaña. El acto ha finalizado con la proyección de un vídeo con imágenes de pacientes tocando la campana, con una actuación a cargo de Lola Vega y la pianista Mai Kikuchi; y con el toque de la campana en el Hospital Materno Infantil por parte de un niño que ha terminado su tratamiento y sus padres.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído