Descubierto un santuario romano del siglo II en el 'locum sacrum' de Zahara de la Sierra

En el entorno de la Villa Medieval de la Sierra de Cádiz había un lugar sagrado de ofrenda y peregrinación. Los trabajos millonarios de un nuevo acceso al pueblo desvelan todo un pasado por rescatar

Captura de pantalla 2021 07 16 a las 13.16.18
Captura de pantalla 2021 07 16 a las 13.16.18

Zahara de la Sierra, uno de los pueblos más bonitos de España, no para de sumar alicientes a su ya de por sí rico patrimonio natural e histórico. La villa medieval de la Sierra de Cádiz acaba de tapar —sin plan concreto de puesta en valor es la mejor manera de garantizar su conservación— unos restos de su yacimiento arqueológico que dejan ver los restos de la cubierta de la que probablemente fue una especie de ermita o santuario extramuros integrada en el locum sacrum —lugar sagrado— de la antigua villa romana, en el siglo II d. C

"La hipótesis sobre la que trabajamos es que nos encontramos ante una zona sagrada (locum sacrum) ubicada en una de las vías de acceso a la población, ya habitada en época romana, y la zona descubierta es una fosa votiva de algún edificio religioso (edículo) formando parte de un locum sacrum, ubicado en las afueras del asentamiento principal, dedicada posiblemente a alguna divinidad y donde los caminantes y habitantes realizaban ofrendas", recoge el informe de los arqueólogos Luis María Cobos y Esperanza Mata.

El hallazgo se ha producido recientemente, en los trabajos de la segunda fase de la actividad arqueológica preventiva de control de movimiento de tierra en las obras de adecuación de acceso a Zahara de la Sierra desde la CA-9104, en el punto kilométrico 14 y al Este del núcleo urbano. Los trabajos, promovidos por el Ayuntamiento de la localidad y Diputación de Cádiz, se han localizado nuevamente en el denominado Camino Nazarí, a los pies de la fortaleza de la Villa Medieval, ocupada al menos desde la prehistoria reciente.

Ya el pasado verano se produjo un hallazgo excepcional en esta misma zona: un candelabrum  de hierro fundido de 1,15 metros de longitud —único en la Península Ibérica— formado por una base trípode con plato, el fuste y el pomo; 24 monedas de bronce datadas en el siglo II d. C. —acuñaciones de los emperadores hispanos Trajano y Adriano—; y otras piezas junto al candelabrum como una aguja de hueso para el pelo, un pendiente de bronce y un mortero de cerámica que ha conservado en su interior la maja. Ya entonces se barajó la hipotesis de que todo aquello formaba parte de un lugar sagrado, de peregrinación y ofrendas. Este verano, esa tesis cobra más fuerza si se tiene en cuenta la aparición de los restos de un posible santuario.

En declaraciones a lavozdelsur.es, el arqueólogo Luis María Cobos asegura que este "es un caso singular, detectar este tipo de construcciones no es habitual". Y explica que, "aunque sea un pueblo pequeño, Zahara de la Sierra tiene una gran historia y tenemos la suerte de que hay restos sobre los que no se ha construido nada". De hecho, el informe que ha remitido al Ayuntamiento, explica sobre el santuario que "en las labores de delimitación de los muros y de limpieza y excavación parcial del nivel de derrumbe del edificio registramos un ara votiva romana de mármol repicada en su parte frontal, un elemento más que apoya la hipótesis de la existencia de un área sagrada en la entrada este del asentamiento romano de Zahara". 

El hallazgo obliga a modificar un nuevo acceso al pueblo que está ejecutándose

"En la zona que denominamos Bajo del Tajo hemos hallado, a 100 metros de lo que detectamos el año, pasado una estructura construida, sillarejos de caliza, que se ha cubierto para su protección porque no siempre es positivo una excavación de urgencia". En todo caso, explica, "lo más importante es haber localizado una zona sagrada, un lugar público que controla la comunidad en la época romana que se dedica a una divinidad y que está vinculada a zonas de agua". 

"Estamos felices y satisfechos por haber encontrado nuevamente restos de lo que al parecer era un lugar sagrado en época romana", ha dicho a este medio el alcalde de Zahara de la Sierra, Santiago Galván. Y eso que este hallazgo ha trastocado los planes municipales de una importante inversión. "Aunque aparecen en el contexto de una actuación de nueva entrada y salida al pueblo, que supone una inversión de 600.000 euros, financiados con fondos europeos, de Diputación, del propio Ayuntamiento, hemos modificado el camino para salvar lo que hemos encontrado, el templo romano", ha añadido. 

En este sentido, ha avanzado que "ahora pelearemos por encontrar fondos para apostar por recuperar el patrimonio arqueológico e histórico de Zahara. Es un punto de interés de cara al futuro, poner en valor esa zona y convertirla en un atractivo turístico más será importante". Por ello, pretende mantener una reunión con la Universidad de Cádiz para que "este sea un punto interesante de investigación y trabajo de campo", además de ofrecer la máxima colaboración a Diputación y Junta de Andalucía para "descubrir lo que esconde del pasado de Zahara y de esta provincia la zona en la que estamos actuando".

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído