Denuncian al SAS ante la Inspección de Trabajo por no aislar a sanitarios que han usado mascarillas defectuosas

CSIF asegura que hay disparidad de criterios entre las direcciones de centros y que no están poniéndose en cuarentena a todos los afectados por la mala gestión de la Junta

Sanitarios aplauden en un complejo sanitario sevillano, en días pasados. FOTO: JOSÉ LUIS TIRADO (www.joseluistirado.es)
Sanitarios aplauden en un complejo sanitario sevillano, en días pasados. FOTO: JOSÉ LUIS TIRADO (www.joseluistirado.es)

El sector de Sanidad de CSIF Cádiz exige al Servicio Andaluz de Salud (SAS) que no vuelva a permitir la distribución de materiales de protección para los profesionales sanitarios antes de realizar los controles propios que garanticen su eficacia. La retirada de lotes de dos modelos de mascarillas, ordenada este martes, indignó a todos los profesionales, que se sienten "engañados y bajo un estrés adicional por la incertidumbre que genera esta situación, pues no solo afecta a ellos, sino también a sus familiares, además de poner en riesgo a los usuarios y pacientes de los centros sanitarios".

CSIF insiste en que los profesionales que han usado las mascarillas retiradas "debían ser puestos en cuarentena automáticamente, de forma preventiva, y que no acudan a su puesto de trabajo hasta que no tengan resultados negativos en las pruebas diagnósticas que se les están practicando". Sin embargo, actualmente hay disparidad de criterios entre las distintas direcciones de los centros sanitarios para proceder al aislamiento y CSIF tiene constancia de que, de forma generalizada, el personal afectado no está siendo aislado. 

Al mismo tiempo, CSIF ya ha puesto en conocimiento de la Inspección de Trabajo esta situación y está valorando la posibilidad de ampliar su denuncia por vía judicial contra la administración autonómica por la desprotección a la que se ha sometido a los profesionales sanitarios.

Susana Díaz: "No caeré en la crítica fácil"

La secretaria general del PSOE-A, Susana Díaz, ha manifestado este jueves, al hilo de que el Servicio Andaluz de Salud (SAS) haya detectado 36.000 mascarillas defectuosas que se han tenido que retirar, que no va a caer en la "crítica fácil" y ha pedido al Gobierno andaluz que tenga "más prudencia y mesura" a la hora de pronunciarse cuando el Ejecutivo nacional se ha encontrado con una situación similar de materiales defectuosos.

En rueda de prensa vía telemática, Díaz ha indicado que entiende que estamos en una situación excepcional y que todas las administraciones buscan stock de material sanitario como pueden en un mercado difícil y muy complicado donde hay mucha demanda y competencia.

Ha indicado que ella no va a caer en la crítica fácil por la situación en la que se ha encontrado la Junta, a la que ha pedido "mesura y prudencia" para que en adelante no tengamos que escuchar las cosas que se han escuchado desde el Gobierno andaluz contra el Ejecutivo nacional.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído