David Selva, profesor de la UCA: “La publicidad de las apuestas te dice que vas a salir de una vida de mierda”

A pesar de ser doctor en Publicidad, no por ello está más entrenado para destapar a quien se la intente colar. “Me la cuelan mucho, en casa del herrero...”. En general, no es partidario de regular, pero con las apuestas haría una excepción, aunque “no sabría decir cómo”.

DAVID_SELVA-5
DAVID_SELVA-5

Como profe universitario, se rebela ante el planteamiento que orienta a ser “una rata de biblioteca”. Para David Selva (Cádiz, 1980), ser profesor es algo más. “Hay algo de teatro en ser profesor, sigue estando ahí de cuando lo practicaba. Ojalá todos los docentes tuvieran ciertas nociones de teatro”. Actualmente docente en la UCA, pasó antes por la Universidad de Sevilla. Como doctor en Publicidad y Comunicación Audiovisual, ha publicado manuales universitarios y desgrana el universo publicitario. Cuentan de él que marca como profe. Presentó las charlas TEDx que había orgianizado junto a sus alumnos, y YouTube da cuenta de su faceta musical.

La charla la tenemos que hacer por teléfono. ¿Qué se le ha perdido en Lisboa?

Desconectar del mundo. Después de una época de estrés, lo suelo hacer, donde encuentre un vuelo barato me voy.

¿Cómo es que un profesor universitario está estresado? ¿No viven estupendamente?

(Ríe) Respecto a eso, hay un tema importante, los mitos de cuánto cobramos, los meses de vacaciones. Los sueldos en la Universidad, sobre todo al comienzo, no son buenos. Como asociado ganaba 400 euros, ya hoy es verdad que no me quejo. Pero en la Universidad nos quieren como hombres orquesta. Damos docencia, que tiene su dificultad, y tenemos que investigar, porque es nuestra posibilidad de subir peldaños, y encima que gestionemos. Trabajas fines de semana, vacaciones…

Desgraciadamente, hay capas de la sociedad que siguen siendo machistas, y por eso hay aún publicidad así"

400 euros… Mientras, sí que hay catedráticos que se pegan una buena vida, que en confianza lo dicen abiertamente.

Si estás en unas capas bajas de la Universidad, no llega para vivir. En la Universidad se habla de que existe endogamia, pero no hay promoción interna, yo vuelvo a concursar desde cero para cada promoción, con el riesgo de acabar yéndome a la calle. Una vez que llegan a cierta edad, están tan quemados, que algunos intentan vivir más tranquilos. Actitud que no apruebo (ríe), pero la mayor parte de la gente no es así. En la Universidad haces un trabajo invisible. Tú haces el examen un día, y si al día siguiente no has subido las notas, se echan las manos a la cabeza tus alumnos, pero estás hasta arriba de papeles, peticiones, etc. Yo soy más de docencia, pero lo demás lo hago. Hay que hacerlo.

Usted es doctor en Comunicación Audiovisual y Publicidad. ¿Cuál de las dos es la suya?

En España se considera el mismo área, simplemente. Mi tesis trata sobre videoclips musicales, como herramienta, en formato audiovisual, y a la vez publicitario. Estamos ahí en la frontera. Pero mi área es Publicidad.

Y a un doctor en Publicidad, que tiene tanto visto sobre cómo se la pueden colar, ¿se la acaban colando alguna vez?

Me la cuelan totalmente. Soy malísimo vendiendo lo mío, además. Creo que, primero, en casa del herrero, cuchillo de palo. Tengo mi cara pública, donde canto, bailo, etc., pero, por dentro, soy muy tímido. Cuando presento un libro, no les hablo a mis alumnos de él. Por mi propia timidez, no vendo lo que hago.

https://www.youtube.com/watch?v=bKK3FF9Y1FM

Del uno al diez, la publicidad en España qué nota tiene.

Vamos a poner un ocho. No somos la meca, pero se está avanzando.

En Argentina, cuando llega un Mundial, las marcas que patrocinan a la Selección suelen hacer anuncios de esos que te dan ganas de ir con Messi.

Es verdad que tienen un estilo, original. Pero realmente en publicidad, las dos grandes potencias son EEUU y Brasil. Estados Unidos, por la envergadura en términos económicos, y Brasil arrasa en los festivales, tienen un trabajo muy interesante, y se nota que muchas campañas que conocemos, como Nike o Dove, son creadas en Brasil.

Aquí en España parece que al fin se van perdiendo los anuncios que llevan traducción, donde la voz del actor o actriz se nota que está doblada.

Depende del caso, si tiras de un testimonial de un famoso en publicidad, hay ciertas figuras de Hollywood con prestigio que son adaptadas al mercado nacional. Pero todavía existe la idea de que quien viene de fuera nos vende lo bueno de verdad. Seguimos teniendo, no sé, si quizás un sentimiento de inferioridad.

No sé si seré cínico, pero si la gente conoce a Mozart gracias a la publicidad, bendita sea la publicidad".

La publi suele ser termómetro de lo que piensa una sociedad.

Yo creo que la publicidad es un discurso que va en relación con la sociedad. Existe el estereotipo es que nos manipula, pero intenta conectar y conocer al público. Es hija de su tiempo. La publicidad es un espejo deformado de lo que pasa en la sociedad. Si no conecta, no funciona.

Parece que se van perdiendo también ciertos mensajes machistas.

Sí, en la publicidad y en general. Efectivamente, ha habido machismos grotescos que en gran medida han ido evolucionando con la sociedad. En estos años que se es menos, con cierto matiz, tolerante, ha habido cosas que se han tolerado antes y no hay que tolerar, estereotipos groseros. La publicidad está avanzando pero siempre va un poco por detrás. No se puede esperar que lidere a la sociedad. Aunque es ciertos que las marcas tratan hoy de conectar con formas de pensar, con la ideología incluso. No sólo política, sino socialmente. Hay un valor importante. Se encuentra incluso un discurso feminista. Hoy se rechaza el anuncio que refleja a la ama de casa. Pero sigue habiendo capas de la sociedad que son así, machistas, y sigue existiendo esa publicidad. Es un poco triste, porque la publicidad no es inocua, refuerza cosas en cada uno. La propia profesión debiera tener un código ético.

Dice que la publicidad no manipula, pero qué me dice de los anuncios de apuestas. Esos “apuesta, apuesta, apuesta. Gana, gana, gana”. O que sean jugadores del Madrid los que las anuncien. ¿No es eso manipular?

El problema es que esa publicidad intenta conectar, aprovechándose groseramente, con quien tiene problemas económicos. Está aprovechando cosas dentro de ti, de salir de una vida de mierda y tener un dineral. La mayor probabilidad, sabemos, es que acentúen los problemas sociales. Estaría a favor de una regulación.

Como fue el caso del tabaco y el alcohol.

En general no soy excesivamente partidario de la hiperregulación, porque al final siempre existen canales. Vía internet, si el tabaco quiere, puede encontrarlas. Pero hay aspectos de especial sensibilidad como el caso de las casas de apuestas, que requieren una regulación. Están generando un problema social de cierta gravedad. Habría que ver cómo plantear algo. Hay que meterle mano, aunque no tengo clara la solución.

Hábleme de algún anuncio que le inspiró, o uno que recuerde de sus inicios.

Recuerdo una campaña de la ONCE al empezar la carrera, que era un cupón del verano de la ONCE. Consistía en que si querías ser millonario, tenías dos opciones. Una era el cuponazo, y el otro era hacer la canción del verano. Aquellos del “Tú me das cremita”, “La medusa del amor”… Recuerdo ver ese anuncio, reírme, y decir, joder, me gusta la publicidad.

¿Y su primer anuncio de pequeño?

Recordar, recordar, no sabría decirte. Recuerdo aquellos míticos de Farala, una canción de perfume, “Chica nueva en la oficina, se llama Farala y es divina”. En aquella época abundaban los jingles.

https://www.youtube.com/watch?v=v4keI1fWM2g

No hay nada más transversal que el humor, ¿no?

A todos se nos gana con el humor. Si haces un chascarrillo en un congreso, le gusta más a la gente tu charla que otra más potente y aburrida. Pero también, en la Publicidad, según el humor. A cada uno le hace gracia una cosa. Una virtud del publicitario es la empatía. No usaría el mismo humor en Campofrío o en MTV. Hay humoristas a los que una parte le encanta, y otra lo aborrece, pero depende de qué humor.

La música en la publicidad es un mundo.

Efectivamente, me interesa, todo lo que tiene que ver con las dimensiones que tiene la publicidad, como el arte, la música, el cine, todo eso me interesa mucho. Hay gente que conoce una canción por un anuncio. Hace poco hizo AirFrance un anuncio con música de Mozart, y fue muy buscada en Spotify. Hay gente que critica eso, reducir a Mozart como fondo sonoro. No sé si soy más cínico, pero al menos es bueno que la gente lo conozca gracias a eso. Bendita sea la publicidad.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído