Buscan a un joven malagueño desaparecido en Lisboa que necesita ayuda psiquiátrica

Los padres de Aitor Rivero Muñoz, de 27 años, piden colaboración para poder recuperar a su hijo que, según los movimientos bancarios, está viviendo en la calle, en Portugal

Aitor Rivero Muñoz, desaparecido en Lisboa.
Aitor Rivero Muñoz, desaparecido en Lisboa.

El malagueño Aitor Rivero Muñoz, de 27 años, lleva más de un mes en paradero desconocido. El joven natural de Coín necesita de atención psiquiátrica y sus padres están desesperados por lo que piden ayuda para localizar a este licenciado en historia que siempre había destacado por sus conocimientos en informática. 

Según detalla El HuffPost, el desaparecido empezó a tener una crisis de ansiedad en mayo. Durante la pandemia había sido contratado por la compañía Indra, para la que estuvo teletrabajando, pero un buen día de abril, fue despedido. Al joven le afectó la situación y su salud mental empeoró. "Fue justo entonces cuando comenzó a referir ideas que tratábamos de quitarle de la cabeza, con síntomas preocupantes, cada día más encerrado en su mundo. Intentamos, sin éxito, de que un profesional le tratara pero solo sirvió para que desconfiará de nosotros y pensará que queríamos tutelarle", cuentan sus progenitores. 

El 7 de junio, su madre recibió su última señal vía WhatsApp, un mensaje en el que explicaba que estaba en Sevilla y que volvería en tres días. Sin embargo, el joven no apareció de modo que la familia decidió denunciar su desaparición. Según el medio americano, no creyeron que su hijo requería de tratamiento urgente por lo que no consiguieron formalizar la denuncia hasta el 29 de junio, en Fuengirola. "No sin trabas, porque se trata de un mayor de edad y no había forma demostrar la importancia de su rápida localización ante las autoridades".

Tras un mes de sufrimiento, los padres descubrieron que Aitor estaba en Portugal por sus movimientos bancarios. La grúa municipal se llevó su coche al depósito de donde el joven intentó sacarlo varias veces incluso saltándose la verja pero los vigilantes lo echaron. Según explican, en esta fecha se quedó sin dinero y "debido a su confusión ya no fue capaz de realizar traspasos desde donde tenía saldo suficiente".

La familia ha aletado a la Interpol y al Consulado español en Portugal pero asegura que el proceso es lento. "Nuestro hijo lleva viviendo en la calle desde el día 22, sin ninguna ayuda y sin que la policía portuguesa haya creado ningún operativo de búsqueda", agregan. 

El 11 de julio, Aitor fue detenido por la policía en un supermercado de Cascais donde estaba comiendo sin pagar. Algunas personas sin techo dicen haberlo visto andando rápido y abstraído, pero la familia no tiene más apoyo para recuperar a su hijo que necesita ayuda "inminente". La guardia civil de Málaga y un equipo de psicólogos se han implicado en el caso. 

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído