Bienvenido, 'Mr. Tourist': "Tengo sentimientos encontrados: deseando abrir pero temiendo una cuarta ola"

El Soho Boutique de Jerez volvía a ponerse en marcha este martes, un cuatro estrellas que se acostumbra a mirar al turismo entre provincias. "No creo que sea necesario abrir las autonomías", dice su directora.

Una camarera de piso trabaja en la reapertura de una de las habitaciones del Soho Boutique Jerez. este martes.
Una camarera de piso trabaja en la reapertura de una de las habitaciones del Soho Boutique Jerez. este martes. ESTEBAN

Aún no corren las maletas de ruedas por el Aeropuerto de Jerez. Ni los camareros y camareras de la zona se las ven en hacerse entender con los "two beers" mientras marcan la V con la mano. "Two beers, dos cervezeas, cerveza, dos". No tiene la provincia de Cádiz esas imágenes madrileñas de jóvenes franceses de borrachera. Pero las miras están puestas en el sector en la temporada estival. Y a medida que se marcha el invierno, al que le quedan unos días, y comienzan las horas de sol, los planes al aire libre, la provincia comienza a ponerse guapa.

Pero, a pesar de lo que muchos pudieran pensar, teniendo en cuenta los intereses económicos en juego, no existe una voz unánime en el sector que pida una reapertura rápida. Las quejas, como ha mostrado este martes una manifestación de hosteleros en Sevilla, va encaminada a pedir ayudas directas para aguantar el golpe del virus. Visto ya que la vacunación no irá tan rápido como se esperaba, y en vista de que las administraciones -comunidades autónomas y Gobierno central- han decidido evitar una Semana Santa de grandes desplazamientos al estilo de la Navidad, la apuesta pasa por confiar en el turismo de mayor proximidad. En el caso andaluz, que la Junta reabra la movilidad entre provincias, algo que llevan días dejando caer pero que aún no ha anunciado.

Belén Gil, directora del Hotel Soho Boutique.    ESTEBAN
Belén Gil, directora del Hotel Soho Boutique.    ESTEBAN

Con esas miras reabría este martes uno de los establecimientos de Jerez, el Hotel Soho Boutique Jerez & Spa, un cuatro estrellas ubicado en la calle Nuño de Cañas, a un paso del centro y a otro de la plaza de toros. La directora de zona, responsable desde Jerez de media docena de hoteles en Andalucía Occidental, Belén Gil, volvía a ver con ilusión esa sensación de quien recibe visita. Aunque, reconocía, "tengo sentimientos encontrados. Por un lado, deseando que se abra la movilidad inteprovincial, porque entendemos que no es necesario abrir la autonómica, pero por otro lado temiendo una cuarta ola". La suya es la contención de un sector que sabe que aspirar a funcionar al completo, desgraciadamente, puede tener consecuencias. "Faltan vacunas, falta concienciación entre personas, pero deseando que esto se ponga funcionamiento".

Las reservas en la actualidad, explica, han ganado un cariz de flexibilidad que no tenían anteriormente. Se abre la posibilidad en mayor medida a esos cambios de planes, toda vez que el turista -o simple huésped trabajador o empresario- puede verse condicionado en el momento de hacer el viaje por condiciones que afectan a la movilidad de todos o incluso a la suya propia ante un aislamiento. Con todo, "la gente tiene ganas y agradece esa flexibilización. Somos más cercanos". A esa incertidumbre se suman los gastos que derivan de la pandemia. "En nuestro caso tenemos dos protocolos, uno del Gobierno y otro de la Junta. No son duros, son durísimos". Los comprende, explica, pero cree que "estaría bien que estas certificaciones fueran también para otros ámbitos de la sociedad. Lo sufrimos mucho. Son productos de limpieza, que se hacen en mayor profundidad, virucidas, geles hidroalcohólicos".

En el caso del hotel ubicado en Jerez, "hemos reabierto porque tenemos un grupo deportivo con el que contábamos, y viene con su prueba hecha, su protocolo, y hacemos con ellos un grupo burbuja. Por eso hemos abierto". Otras cadenas, con fondos de inversión detrás, han podido mantener abierto a pesar de perder dinero. "Nosotros vamos abriendo y cerrando", y de hecho algunos de los establecimientos de los que es responsable no realizarán esa reapertura hasta que se acerque Semana Santa. "Si está todo cerrado, no va ni el cliente laboral". Gil se confiesa "partidaria del pasaporte covid", la iniciativa de que los viajeros porten un certificado que muestre que están vacunados. "A nivel de desplazamiento internacional especialmente. Hablamos cada día de cepas nuevas, así que no podemos esperar a que esto se solucione solo". Incluso "test en los propios hoteles o en los aeropuerto".

Dos huéspedes hacen el 'chek-in' este martes.
Dos huéspedes hacen el 'chek-in' este martes.   ESTEBAN

Eso sí, a pesar de las dificultades, "ilusión toda la del mundo" en este día simbólico para su hotel. "Es alegría para nosotros, para los bares, hasta para el supersol de aquí al lado". Aunque teme profundamente que esta apertura no sea la definitiva. "No lo entiendo", insiste, "no entiendo cómo hay gente que pasea por la calle sin mascarilla. Que no respeten la distancia. Porque que se relajen algunas restricciones no significa que haya pasado esto". El mensaje desde las empresas que más necesitan esa reapertura de restricciones es el de que todos cumplan.

Respecto al modelo de funcionamiento de los hoteles, reivindica su importancia en estos tiempos. Si bien existe una cierta sensación de que los pisos permiten mantener más distancia con terceros si se alquila completo, "no tienen la certificación de limpieza que tenemos los hoteles. Además, damos otros servicios, porque hay quien necesita un bar, un trato cercano y profesional...", resume Gil. Trabajadores que hacen posible el turismo de calidad. "A día de hoy, hay nueve trabajadores en ERTE" en el hotel jerezano, y "están deseando volver, como es lógico", especialmente "por los problemas que han vivido" con la burocracia de la administración. "No ayuda. Hay empleados que se han visto dos meses sin cobrar del ERTE por la afectación. Si se les da de alta el 20, por ejemplo, ya ese mes no lo cobras, y al volver tiene que esperar al 25. Falta organización".

Un par de huéspedes entran en recepción a eso de las dos de la tarde. Prácticamente, los primeros de esta nueva puesta en marcha. No les importa salir en las fotos, aunque prefieren de espaldas, explican. No saben que son, en realidad, los protagonistas.

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído