Benito Saura, el medallista paralímpico que empezó a correr para olvidar el 'bullying'

El atleta, residente en Jerez, ha ganado una medalla de bronce en un Campeonato de España a sus 42 años. "Lo mejor es ganarle a chavales de 25 años", dice con guasa una persona que ha dedicado su vida al deporte

Benito Saura, de la AD Maratón Jerez, entrenando en Chapín.
Benito Saura, de la AD Maratón Jerez, entrenando en Chapín. MANU GARCÍA

Con ocho años, Benito empezó a correr para evadirse. Su infancia fue “un poco jodida”, cuenta, ya que sufrió bullying, algo a lo que en su momento se le llamaba “cosas de niños”. Por eso empezó a correr. Disfrutaba haciéndolo, lograba evadirse y salir de la monotonía. “Era mi rato de soledad y tranquilidad”, dice. Pronto pasó de sufrir acoso a ganar carreras y medallas.

José Benito Saura (Torre-Pacheco, Murcia, 1978) nació ciego por unas complicaciones que sufrió su madre durante el parto, pero a los dos años pudo operarse y recuperar algo de visión. Muy poco. Ahora tiene un 0,005%, por lo que sufre discapacidad visual severa, aunque cualquiera lo diría viéndolo moverse. "Tengo muy buena orientación. Al final adquieres otras capacidades para orientarte, yo me fijo mucho dónde estoy, me suelo conocer los sitios", explica.

La falta de visión no ha impedido a Benito poder cumplir sus sueños. Hasta es medallista paralímpico. Y a sus 42 años, sigue ganando medallas. La última, un bronce en la prueba de 800 metros del Campeonato de España para personas con discapacidad. "Lo mejor es ganarle a chavales de 25 años", dice Benito entre risas, cuando habla con lavozdelsur.es, en la pista de atletismo del estadio municipal de Chapín, donde entrena varias veces en semana desde que llegó a Jerez hace unos cuatro años.

BENITO SAURA ATLETA 4
Benito Saura, atleta con discapacidad de la AD Maratón Jerez.  MANU GARCÍA

"Siempre entrenas para ganar", confiesa, "pero hace 20 años tenías la presión de hacer marca y ahora vas a disfrutar, si encima te sale un carrerón...", comenta sobre su última medalla. La enésima de un largo palmarés durante el que ha sido campeón de Europa y del mundo en su modalidad. Con nueve años, apenas uno después de empezar a competir, entró en la selección paralímpica de atletismo. "No había corrido en mi vida, pero me apuntaron a los campeonatos intraescolares que organizaba la ONCE. La primera prueba que corrí en Madrid quedé primero y Eleuterio Antón —un histórico del maratón español— me dijo: tú vienes a la sección", cuenta Benito. Ahí empezó su carrera deportiva.

Siendo tutelado por entrenadores, participó en los Juegos Paralímpicos de Atlanta 1996, con apenas 18 años, y se trajo una medalla de plata en la prueba de 800 metros. "Tuve la suerte de entrar en el ciclo paralímpico", recuerda, "gracias al deporte pude hacer mi vida y estudiar. No me ha ido mal". Benito Saura terminó la EGB y se fue a Sevilla a estudiar grados de Formación Profesional de informática. "Siempre he estado becado por el comité paralímpico, eso me permitió hacer prácticas y encontrar trabajo", dice. En Jerez compatibiliza su empleo como informático con el atletismo, su pasión.

"El deporte en general es como una droga. Esto te engancha y una vez que empiezas, si no lo haces te falta algo", señala Benito Saura, miembro de la Asociación Deportiva Maratón Jerez, con la que entrena seis días en semana. "Al final lo necesitas, es una forma de vivir. Yo disfruto y no me cuesta salir a entrenar", señala. De hecho, durante esta semana se supone que está de "descanso", pero alguna escapada ha hecho. Entre gimnasio y entrenamiento, normalmente, dedica dos horas diarias al atletismo. "Cuando algo te gusta, sacas tiempo como sea". 

BENITO SAURA ATLETA 3
Benito Saura, durante la entrevista, junto a la pista de atletismo de Chapín.  MANU GARCÍA

En la AD Maratón Jerez, relata Benito Saura, es el único atleta con discapacidad, aunque sus compañeros lo ayudan en todo lo que pueden. "Cuando llegué a Jerez en 2017 entrenaba solo, en una ciudad que no conocía, entonces no es lo mismo", recalca. "Mis compañeros ahora son mis ángeles, no tienes que pedir ayuda, es que te la dan, y eso es súper importante". "Conocer a gente que te ayuda a que cumplas tu sueño… cuidado. Eso son palabras mayores", añade. Ya está pensando en la próxima temporada, para intentar "mejorar" la que acaba de terminar. 

"Vamos a ir paso a paso, a ver cómo preparamos el invierno", sostiene. "Con ilusión. Si vas a un campeonato de España, sin esperar nada, y te sale un carrerón... algo estamos haciendo bien, así que nos lo podemos tomar aún más en serio, ajustando la nutrición y la metodología del entrenamiento para mejorar", dice Benito Saura, detrás de cuyos éxitos "hay mucha gente". "Hay un entrenador, tu familia para la parte logística, el preparador, compañeros, pareja…".

¿Cómo sería su vida sin el deporte? "Muy distinta, seguro. Los valores que te da el deporte aportan muchísimo a tu forma de ver la vida, lo tengo clarísimo", responde Benito, padre de tres niños, el mayor de seis años y dos gemelos de dos años, que tiene muy claro qué quiere que sean de mayores: "Mi única obsesión es que tengan el deporte como una forma de vida y que sean buenas personas".

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído