Arame Tall, la sevillana que se convirtió en la primera mujer negra bombera de la historia de Mánchester

Es difícil dejar huella a tan corta edad, pero con solo 25 años la joven de Sevilla se ha convertido en un símbolo de integración: "Lo más bonito que me ha pasado es que una niña me dijese que de mayor quería ser como yo"

Arame Tall, la sevillana que se convirtió en la primera bombera negra de Mánchester
Arame Tall, la sevillana que se convirtió en la primera bombera negra de Mánchester

Arame Tall tiene 25 años, es natural de Sevilla y ha conseguido dejar huella en la historia de Reino Unido al convertirse en la primera mujer negra en entrar en el Cuerpo de Bomberos de Mánchester. Se mudó a la ciudad con 16 años, aunque cambió de destinos un par de veces hasta los 20, cuando se asentó y comenzó un proyecto de vida. Ahora su fotografía empapela todos los folletos publicitarios, su imagen se ha convertido en todo un icono de integración por lograr graduarse como bombera siendo mujer, negra y extranjera, algo que no había sucedido hasta que ella lo logró.

“Siempre he sabido que me gustan los uniformes y que quería estar en algún servicio”, cuenta Arame. Su primera intención era entrar en la Naval, sin embargo, no pudo por ser española: “Aunque pudiese, no quería sacarme la nacionalidad inglesa”.  Entonces vio la oportunidad de unirse al Cuerpo de Bomberos, que empezó a reclutar a gente tras ochos sin hacerlo: “Realicé la primera prueba que era anónima, de actitud, en la que cae el 70% de la gente. Una vez las pasé, seguí con las pruebas físicas y la psicotécnica. Cuando ya terminas todo, te llevas durante un año y medio haciendo exámenes hasta que por fin te dan una plaza fija”.

Arame Tall: "“Si tu compañero cae, seas hombre o mujer, tienes que sacarlo"

Las pruebas, cuenta Tall, son iguales para hombres y mujeres: “Si tu compañero cae, seas hombre o mujer, tienes que sacarlo. Los dos deben tener el mismo nivel y la misma fuerza. Son pruebas bastante asequibles y si una mujer no la puede pasar, entonces es que no está preparada. Cuando yo me presente había once mujeres y 50 hombres, de esas pasamos seis, pero algunas de ellas acabaron abandonando en los meses de preparación porque, aunque tienes que entrenar mucho para la prueba, hay que mantenerse durante toda tu carrera”.

Cuenta la emoción que sintió cuando se enteró por primera vez que se había convertido en la primera mujer negra en ser bombero en Mánchester: “Un instructor negro me comentó que ‘ya era hora de que entrase una mujer negra al cuerpo’.  No me podía creer que en 27 años desde que entró la primera mujer no haya entrado ninguna negra. Fue puro orgullo”. Ahora, es su cara la que sale en toda la publicidad.  “Pienso que yo no doy el perfil de bombera,  porque yo veo a los bomberos de España que todos tienen un cuerpo super atlético. Cuando yo entré había una chica joven y al verla es cuando dije 'si ella puede hacerlo, yo también'”, narra la sevillana que se ha convertido en el rostro visible para atraer a más chicas jóvenes.

Arame Tall, entre sus compañeros del cuerpo de bomberos
Arame Tall, entre sus compañeros del cuerpo de bomberos

Arame Tall: "Siento que estoy representando a un colectivo"

“He salvado vidas, pero lo más bonito que me ha pasado es ir a un colegio y que una niña pequeña me cogiese la mano y dijese: ‘Mira es como yo. De mayor quiero ser como ella’”, narra a lavozdelsur.es. La pequeña estaba asombrada de ver a una mujer negra vistiendo el uniforme dice Tall: “A las visitas que se hacen en los colegios suele ir chicos. Cuando voy yo, ya no es que vean a una mujer, sino que ven a una mujer negra. Siento que estoy representando a un colectivo y es muy gratificante”. 

Durante su trayectoria ha vivido muchos momentos de tensión, siniestros y , entre risas, admite que también “ha salvado a muchos gatos”. No obstante, el momento que más le ha marcado fue el intento de suicidio de una chica joven. “Tendría más o menos mi edad y había sido víctima de abusos sexuales. Se subió a una quinta planta de un apartamento del centro y quería saltar. Cuando llegué le tranquilizó mucho ver a una mujer, como si en ese momento no quisiese ver a más hombres”, cuenta Tall, que afirma que fue muy “doloroso”: “Me tocó mucho que tuviese mi edad porque yo estaba en mi apogeo vitalicio y ella se veía en una situación totalmente diferente. Me dio mucha paz mental ver que ella se sentía más segura al ver que había una mujer allí”.

Como en todos los servicios donde la mayoría de las plazas son ocupadas por hombres, a veces te encuentras con situaciones sexistas, pero también hay cierta discriminación por la edad. Cuando Arame llegó al cuerpo de bomberos solo tenía 22 años. “Al principio no encajé con mi equipo, creía que era porque era nueva. Aquí se trata de forma diferentes a los novatos, pero fueron llegando hombres más mayores que yo mucho más tarde y a ellos les trataban diferente”.  En cuanto a racismo, admite que no se ha encontrado ningún caso por su color de piel, aunque cree que hubo un antes y un después tras la aprobación del brexit. “Lo que si me he encontrado es gente que me ha preguntado que por qué no hago esto en mi país en lugar de aquí”.

Lleva a Sevilla en el corazón, pero no cree que vaya a volver. “Echo de menos Sevilla, aunque no se si volvería.  Es mi casa y me voy a sentir sevillana siempre, pero ya he echado muchas raíces en Mánchester”, cuenta Arame, que además está a punto de graduarse en Ciencias del Deporte mientras trabaja: “Allí están mis principios, pero aquí he empezado a independizarme”.

 

Sobre el autor:

Lucía Velázquez

Natural de Sanlúcar de Barrameda, estudió periodismo en la Universidad Complutense de Madrid. Aprendió el oficio entre las paredes de la redacción de Europa Press y luego pasó a seguir creciendo en el diario Público. Especializada en temas de feminismo, migración y fake news, cree en un periodismo comprometido con el derecho a una información veraz a través del respeto de testimonios, las fuentes y la empatía.

… saber más sobre el autor

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído