Los últimos de Ciudadanos

En una jornada de catarsis, con fugas al PP y bulos sobre un pacto con el PSOE-A para una moción de censura en Andalucía, Arrimadas recompone la dirección nacional incorporando más acento andaluz

Foto de la nueva dirección nacional de Ciudadanos, este pasado lunes.
Foto de la nueva dirección nacional de Ciudadanos, este pasado lunes.

Primero fue la debacle nacional, luego vino el declive hacia la irrelevancia en la cuna (en las pasadas elecciones catalanas del 14F) y ahora, en un giro de guion tratando de devolver el centro perdido, Inés Arrimadas ha debido pensar que peor suerte no ha podido tener. Los tres tránsfugas de Murcia comprometen la moción de censura y el futuro Gobierno acordado con el PSOE, pesos pesados del partido se marchan con un portazo al PP, como Fran Hervías y Toni Cantó… Después de que hace un año se hiciera con el control del que hasta entonces fue conocido como el partido de Albert Rivera, la dirigente jerezana navega sobre un tsunami permanente. Y aun así, mantiene a flote a un puñado de imprescindibles entre la tripulación.

Este pasado lunes lo ha escenificado tras una larga ejecutiva en la que ha renovado la dirección nacional para dar entrada a nuevas caras y nuevas formas de entender la moderación, el centro y el carácter perdido en una formación liberal que aún dice sentirse útil, políticamente hablando. A la derecha de Arrimadas (a la izquierda en la foto) en la comparecencia de la refrendada líder, Juan Marín, vicepresidente de la Junta de Andalucía y coordinador autonómico de CS, ha asegurado sobre su continuidad en la formación que sobre ese aspecto no hay dudas "desde que Albert Rivera me hizo la primera llamada". "Terminaré en este partido, como he anunciado en muchas ocasiones, y de aquí me iré a mi casa", ha afirmado a la conclusión del comité ejecutivo de este partido. Marín fue a Madrid acompañado de Marta Bosquet, presidenta del Parlamento, y de Javier Imbroda, consejero de Educación y Deportes. Más que compañeros de filas, amigos.

Vuelve habiendo ganado peso a nivel nacional en un partido que, quizás, esté en descomposición, pero que según las encuestas, en las elecciones madrileñas sin ir más lejos, puede seguir siendo llave en muchos territorios. En alusión a las últimas salidas de este partido, como la del ex secretario de organización, Fran Hervías, quien va a ingresar en el PP, Marín fue rotundo: “Esas personas no son de Cs, nunca lo han sido", mientras que en el caso de la marcha anunciada esta misma mañana por Toni Cantó, quien abandona la coordinación autonómica y el acto de parlamentario, ha apuntado que "me ha sorprendido la reacción de Toni, de quien me considero amigo, pero pienso que tenía premeditado lo que iba a hacer”.

En declaraciones a los medios, ha reiterado que "en Andalucía hay estabilidad, un Gobierno fuerte, sólido", mientras que ha dicho de Arrimadas "que veo a una Inés muy fuerte cuando se siente arropada por los suyos, más convencida que antes que este proyecto es necesario”. “Estoy satisfecho de que Inés cuente con algunos de nosotros", en referencia a su inclusión en el comité permanente de Cs, el núcleo duro del partido. A dicho permanente de Cs se incorpora también el diputado en el Congreso por la circunscripción de Málaga, Guillermo Díaz. Marín ha argumentado que "hemos salido muy reforzado" tras considerar que la reunión ha vuelto a ser un ejercicio donde "hemos vuelto a decir lo que pensamos”.

"Es importante que este país sepa que este proyecto de centro, liberal, sigue aquí vivo", ha sostenido el político sanluqueño, que ha afirmado que "somos objeto de deseo de todas las fuerzas" al tiempo que ha trasladado la versatilidad de su partido porque "somos capaces de hablar con todos, pero no somos capaces de llegar a acuerdos con todos”. Después de hablar por la mañana de “dos PP”, uno que maneja Teodoro García Egea confrontando y otro capaz de tender puentes y cogobernar con Cs, por la tarde-noche directamente ha pedido al secretario general del PP que “rectifique”, tras su llamamiento a cargos, militantes y votantes de Cs a abandonar esta formación, al argumentar que "la lealtad pasa por respetarnos" e invocar que "estamos en muchos gobiernos con el PP" y considerar que "este país se juega mucho”.

"El señor Egea se equivoca, va en dirección contraria, competimos en un espacio electoral que ellos quieren apropiarse", ha proseguido afirmando Marín, quien ha concluido que "estoy seguro de que Cs es de centro" y ha pedido que "nos dejen hacer nuestro trabajo”. Sobre Murcia, Marín ha concluido que "después de conocer las explicaciones la situación de corrupción es muy seria en Murcia", por lo que ha augurado que "la Fiscalía tendrá que decidir”. "Es imposible el Gobierno cuando la otra parte te oculta información y te intenta obligar a hacer cosas en contra de la ética y la moral de un cargo público", ha sostenido Marín, quien ha deducido que sus compañeros en Murcia "han estado sufriendo un calvario”. "Esto ha provocado la ruptura en Murcia", ha indicado el vicepresidente de la Junta de Andalucía, quien ha vuelto a calificar de "una precipitación" la convocatoria de elecciones anticipadas en la Comunidad de Madrid, que "los madrileños tendrán que refrendar o no”.

Tras ser preguntado si se daba por satisfecho por la pérdida de competencias del vicesecretario general y el adjunto al secretario general, Marín ha sostenido que "en Ciudadanos no sobra nadie”. "Inés no está hundida, está muy fuerte, está cansada, pero la veo fuerte", ha reafirmado Marín, quien ha considerado que "Cs es imprescindible en la política española" y ha instado a que "a la política hay que venir llorado", por lo que ha instado a "ser capaces de salir adelante y explicarle muy bien las decisiones a los ciudadanos”.

Por su parte, la presidenta de Parlamento de Andalucía, Marta Bosquet, también ha asegurado este pasado lunes que "elegí dignidad y responsabilidad frente a cualquier otra opción" y ha augurado que "seguiremos defendiendo un proyecto de centro, liberal y limpio para España”. La también integrante del Comité Ejecutivo de Ciudadanos se ha pronuciado de esta forma por medio de un tuit publicado en su cuenta personal a la conclusión del órgano de dirección de este partido, que se ha celebrado este lunes en Madrid y tras el cual se ha acordado que Juan Marín y Guillermo Díaz se incorporen al Comité Permanente de este partido, máximo órgano ejecutivo. "Nadie dijo que fuera fácil", ha proseguido señalando la presidenta del Parlamento, quien ha lanzado un mensaje de futuro vinculado a la viabilidad de Cs como partido político para apuntar que "los momentos difíciles también pueden hacerte mejor si tienes claro que estás en el lugar correcto”.

Otros cargos destacados de Cs en Andalucía, como el portavoz parlamentario Sergio Romero, ha salido a la palestra a defender a Arrimadas y el proyecto que encarna la formación naranja. “Felicito al nuevo Comité Ejecutivo Permanente de Cs y, especialmente, a nuestra presidenta Inés Arrimadas, tras el día de hoy. Estar, y sobre todo ser, es la clave para afianzar el proyecto político que, desde el centro y la responsabilidad, más necesita España”. La consejera de Igualdad, Rocío Ruiz, también como Romero crítica con Marín, también ha publicado un tuit felicitando a Arrimadas. “Enhorabuena a la nueva ejecutiva permanente de Cs y a  nuestra presidenta Inés Arrimadas. Seguiremos dando pasos al frente, porque este proyecto es ahora más necesario que nunca”. Luego ha tenido que publicar otro tuit desmintiendo un bulo que ha corrido como la pólvora en el que se aseguraba que Ruiz había negociado con el PSOE-A una posible moción de censura en Andalucía. Extremo que hasta el propio PSOE-A de Susana Díaz ya descartó hace unos días.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído