Moreno alardea en Barcelona de su "modelo" andaluz en la semana en la que se ha llegado al millón de parados

El dirigente del PP, que tras las autonómicas del 14F es residual en Cataluña, alecciona sobre la importancia de, como supuestamente dice que ha hecho su Gobierno, "reunir a la sociedad, volverla a unir"

Moreno Bonilla interviene en el Círculo de Economía de Barcelona. JUNTA DE ANDALUCÍA
Moreno Bonilla interviene en el Círculo de Economía de Barcelona. JUNTA DE ANDALUCÍA

No se sabe muy bien a qué ha ido, pero el presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno, ha defendido este viernes en Barcelona, durante su intervención en el Cercle d'Economia, el "modelo andaluz" de "estabilidad, de diálogo, de bajada de impuestos o de eliminación de trabas burocráticas que representa su Gobierno" y que, a su juicio, "es perfectamente aplicable en Cataluña y en cualquier otra comunidad española". Es curioso alardear de este supuesto modelo en la semana en la que la realidad de los datos del desempleo ha vuelto a colocar a la comunidad autonómica andaluza en el millón de desempleados y desempleadas.

Durante su ponencia Modelo Andalucía: respuestas para el futuro, ante el Cercle d'Economia, Moreno Bonilla, natural de la capital condal, ha señalado que ese "modelo andaluz" es "una nueva actitud en las relaciones del Gobierno andaluz a nivel social, en la manera de relacionarse con los ciudadanos; una nueva actitud en lo político, dialogando con las demás fuerzas y administraciones públicas, desde el sentido común y desde el respeto a la diferencia, y una nueva actitud en lo económico, con el diálogo social con empresarios y sindicatos".

"Moderación, estabilidad política y económica y confianza" es lo que, según Moreno, representa su Gobierno, que ha señalado que es fundamental generar confianza en los inversores y en los ciudadanos, en la propia administración. Ha insistido en que el "modelo andaluz funciona, fruto de un esfuerzo colectivo" y, aunque pueda tener "sus luces y sombras", es "perfectamente aplicable a Cataluña y al resto de España".

Moreno, dirigente autonómico de un partido que en Cataluña ya es residual tras los pasados comicios autonómicos del 14F, ha expuesto ante el Cercle d'Economia que su primer gran objetivo como presidente de la Junta fue "reunir a la sociedad andaluza, volverla a unir", algo que sólo es posible llevar a cabo desde la moderación, dejando atrás "trincheras ideológicas" y practicando el "pragmatismo efectivo", sin "sectarismo y sin exclusión". Para el presidente, hay muchas y diversas sensibilidades que hay que respetar.

Asimismo, ha recalcado que "la búsqueda constante del diálogo es una vía hacia la estabilidad". Ha recordado que su Gobierno ha aprobado en dos años tres presupuestos de la comunidad, incorporando enmiendas parciales de todos los grupos —aunque apoyados solo por Cs y Vox, formación que ha dado el sorpasso al PP en Cataluña y que evitó pronunciar—, mientras que llegó a un acuerdo con el Ejecutivo central sobre esa parte del contenido que éste quería recurrir ante el Tribunal Constitucional del "superdecreto" andaluz de reducción de trabas burocráticas y simplificación administrativa.

La estabilidad, según el presidente, es fundamental para generar confianza en los sectores económicos y productivos. Ha señalado que Andalucía es la comunidad que más trabas burocráticas ha quitado, algo que se continuará haciendo, y ha dotado de seguridad jurídica a los procedimientos. Asimismo, se ha referido a la bajada de impuestos que se ha llevado a cabo, apuntando que él es partidario de una armonización fiscal en España siempre que se respete la autonomía financiera de las comunidades y que sea por debajo.

Ha dicho que la bonificación fiscal al 99 por ciento que ha llevado a cabo la Junta en el impuesto de sucesiones ha supuesto 115.000 nuevos contribuyentes que han aumentado la actividad y la recaudación de 650 millones de euros más. No ha explicado, eso sí, lo que ha se ha dejado de ingresar por una medida que claramente beneficia a los que más tienen.

Moreno dice que le preocupa una gestión "opaca, unilateral e injusta" de los fondos europeos

Moreno también ha indicado que la colaboración público-privada es absolutamente clave en este momento: "Los sectores público y privado necesitan ir de la mano si queremos una reconstrucción efectiva". Ha recordado que Andalucía fue la única comunidad que cumplió en 2019 con las tres reglas de gasto, con superávit, una cuestión también controvertida en la que no profundizó a tenor del lío que hay montado en la Cámara de Cuentas andaluza.

Para el presidente, también debe ser un objetivo "convertir a Andalucía en un referente en suministro de energía para Europa, convirtiéndose en la mayor reserva europea del nuevo petróleo que es la energía renovable". Durante su intervención, el presidente ha destacado además el apoyo de su Gobierno a pymes y autónomos en estos difíciles momentos de la pandemia del coronavirus, a los que se ha destinado un primer plan de ayudas por 667 millones, mientras que en los "próximos quince días" habrá otro segundo plan con una dotación mayor.

Ha indicado que su Gobierno está tratando amortiguar el duro golpe que tiene la pandemia en la economía, y ha dicho que no puede entender que el Ejecutivo nacional, siendo España una potencia turística, no haya presentado un plan de rescate de la hostelería y del sector turístico, con medidas como ayudas directas o bajada de impuestos. Para Moreno, "desproteger a la economía en su peor momento es un suicido social". En cuanto a los fondos de reconstrucción europeos, el presidente ha confiado en que no se utilicen para "enfrentar territorios" y ha expresado que le preocupa una "gestión opaca, unilateral e injusta" de esos fondos por parte del Gobierno central, al que ha demandado un modelo más transparente.

Moreno ha manifestado que Andalucía tiene claro que sus intereses también se juegan en Cataluña, comunidades que tienen un vínculo "indisoluble", con fuertes relaciones comerciales. Ha indicado que su Gobierno ha tendido puentes con la sociedad catalana desde el minuto uno, y por eso se ha reactivado la reapertura de una delegación de la Junta en Barcelona, para prestar apoyo a los emprendedores andaluces que quiera invertir en esa comunidad y para ofrecer a empresarios catalanes posibilidades de negocio e inversión en Andalucía.

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído