PP y Cs bloquean la Cámara de Cuentas para evitar un informe que desenmascara su gestión en la Junta

Antonio López, del PSOE, renovó como presidente hasta 2022, pero ha sido en febrero cuando ha repetido como consejero. La derecha no acude al pleno repetidamente y de esta forma no será el PSOE quien hable de la cuenta de 2019, con posibles facturas en el cajón. El PP pide que sea una mujer y habla de machismo, pero porque las tres consejeras son de la derecha

Marta Bosquet, presidenta del Parlamento, con Moreno Bonilla y Antonio López, en la renovación como presidente de la Cámara de Cuentas en 2019.
Marta Bosquet, presidenta del Parlamento, con Moreno Bonilla y Antonio López, en la renovación como presidente de la Cámara de Cuentas en 2019.

Una anomalía difícil de entender, como poco. La Junta de Andalucía llamaba este martes a que los partidos políticos se pongan de acuerdo sobre la situación de la Cámara de Cuentas. Los siete consejeros se eligen entre los grupos parlamentarios, al menos uno por partido, y de forma proporcional a sus escaños. El presidente del órgano es elegido entre los consejeros por acuerdos de mayoría. Las renovaciones de sus puestos se realizan a propuesta de los partidos también. En 2019, el actual presidente, el socialista Antonio López, renovó en el cargo para los tres siguientes años. Sin embargo, es en febrero de 2021 cuando expiraba su posición como consejero -hay que entender el matiz, no como presidente-, y el PSOE le ha renovado.

Por lo tanto, si prosigue como consejero en calidad de renovación -no de toma de posesión desde cero, otro matiz importante-, los socialistas entienden que le queda hasta septiembre de 2022 (cuando se cumplan tres años de su renovación) como presidente. Las derechas (Cs, PP y Vox) han dejado de acudir a los plenos de la Cámara de Cuentas porque entienden que sólo se les debe llamar ya para que López renuncie en la presidencia y le acusan de aferrarse. El argumento de fondo es que si el Parlamento ha cambiado de color, todos los órganos que dependen de este tienen que ir cambiando paulatinamente. El argumento de fondo de los socialistas, por contra, es que las renovaciones se realizan por periodos más allá de las legislaturas, y que si en 2019 renovó como presidente, no tiene que cesar ahora aunque se hara renovado su plaza como consejero raso. En esa línea va también el espíritu de la Ley 1/1988 que regula el funcionamiento de la Cámara de Cuentas, porque desliga los mandatos a los periodos electorales. De hecho, los consejeros nuevos son nombrados por seis años, tiempo en el cual se renueva al menos una vez el Parlamento.

"Antonio López se ha agarrado al sillón y eso es mucho del PSOE-A", dicen desde el PP, que también pide que sea una mujer quien presida el órgano, pero en el fondo porque las tres consejeras fueron nombradas por la derecha

Y los caprichos del calendario de renovación de las plazas de consejeros de esta tanda de febrero colocan sobre el tejado de la Cámara de Cuentas el informe para la fiscalización del primer año del Gobierno de PP y Cs. La respuesta de los consejeros del PP, Cs y Vox ha sido dejar de acudir a los plenos, por lo que los socialistas hablan de bloqueo. Por su parte, de lo mismo acusan los partidos que sostienen la Junta al no renunciar Antonio López a su plaza. Y ahí ha comenzado una lucha de fangos, de acusaciones y medias verdades, como que ahora el PP acuse a López de no haber cumplimentado bien el procedimiento para su renovación del cargo en 2018, con una especie de preaviso de que deseaba continuar, lo cual, por hechos consumados, no tiene trascendencia ateniendo a que efectivamente ha ejercido estos años como presidente a consecuencia de haber renovado como consejero y haber sido elegido por el pleno del órgano.

Bendodo, consejero de Presidencia de la Junta, hablaba de que el Gobierno andaluz no quiere "meterse" en un asunto que atañe a los partidos políticos porque, oficialmente, no es lo mismo PP y Cs que Gobierno. Pero resulta como poco curioso que se agarre a la independencia del grupo político popular aquellos que controlan el PP y el Gobierno andaluz.

Desde el PP andaluz, la secretaria general, Loles López, habla de que Antonio López ha expirado su mandato como presidente -no es así, porque como presidente renovó en 2019 por tres años, sino que entra en juego el matiz de que ha renovado como consejero, como puede consultarse en la propia web del Parlamento-: "Esto se debe a las ansias de poder cuando les toca y cuando no les toca, Antonio López se ha agarrado al sillón y eso es mucho del PSOE-A, lo que agarrarse al sillón y no despegarse de él". Asimismo, negó que tuviera que ver con que el problema sea el informe sobre la cuenta general de la Junta de 2019. 

Ese documento lleva un estudio sobre los números precovid, que la Junta dice que supusieron un primer éxito de reducción del déficit. Bendodo señalaba que esa reducción es de un 20%, de 254 millones, a cuenta de reducir facturas del anterior ejecutivo socialista. Un milagro de 11 meses: "Nos hubiera gustado reducirlo aún más, pero en cualquier caso el informe de la Cámara de Cuentas certifica que se están haciendo las cosas mejor". Según señalaba Bendodo, el dato de 2020 será "mucho mejor, con una reducción que puede superar los 600 millones de euros en facturas atrasadas del anterior Gobierno socialista".

"Heredamos 1.490 millones en facturas pendientes y a cierre de 2020 lo hemos dejado a la mitad"

"Heredamos 1.490 millones de facturas pendientes y a cierre de 2020 lo hemos dejado en 604, menos de la mitad", según ha indicado, apuntando que todo ello se ha hecho siendo la única comunidad autónoma de España que cumplió las tres reglas fiscales: deuda, déficit y regla de gasto.

En los últimos días de febrero, el presidente de la Cámara de Cuentas pidió la presencia en pleno para aprobar el informe de 2019 hasta en tres ocasiones, pero no había quorum suficiente sin la presencia de PP, Cs y Vox. El secretario del órgano, consejero del PP, cercano a Bendodo, es el que dice con un informe jurídico que Antonio López debe renunciar a su cargo. Hay que recordar que López ya era presidente durante los años en los que se aprobaron informes contrarios a la gestión socialista, relatando muchas irregularidades sobre el caso de los cursos de formación.

Mientras, el resto de la oposición acusan a los partidos de "secuestrar" la Cámara, como señalan los expulsados de Adelante Andalucía. Ángela Aguilera ha calificado de "lamentable" que los partidos "metan sus zarpas" en la Cámara, y a la vez, acusan al PP: "No entendemos qué gana Moreno Bonilla impidiendo la aprobación de la Cuenta General de la Junta para 2019; por qué el PP, Ciudadanos y Vox no cumplen con sus acuerdos, y por qué los partidos políticos hacen política partidaria de instituciones que deberían estar siendo totalmente independientes para hacer más transparente la administración pública". Desde Unidas Podemos, Inmaculada Nieto lamenta la "incompetencia" de los partidos de la derecha, y piden que "den algún toque de atención" a sus consejeros para desbloquear la situación. 

La posible sorpresa del informe

La secretaria general del PSOE andaluz, Susana Díaz, ya ha dejado caer que esas cuentas de 2019 tendrían en el informe "1.300 millones en los cajones", que no habrían aflorado en las cuentas andaluzas, lo que rompería "con el falso mito de que la derecha sabe gestionar la economía". Esa reducción del déficit, así, no sería tal. Y es que Díaz ha apuntado a ello como causa única de que el informe se encuentre paralizado.

"No sólo no había superávit, sino que además habían dejado casi 1.300 millones de euros en los cajones"

Para el PSOE, quienes "hablaban de facturas en el cajón y decían que en 2019 habían cumplido todas las reglas fiscales y "tenían superávit, resulta que no sólo no había superávit, sino que además habían dejado casi 1.300 millones de euros en los cajones". "Eso es grave", pues "no quieren que se conozca". Tampoco reconoce el déficit del que hablaba la Junta previamente: "Asociaron el retraso en determinados pagos en la Junta a falta de transparencia, ilegalidades, etcétera". El siguiente paso podrían ser los tribunales de no desbloquear los consejeros de la derecha la institución: "Cumplan con su obligación". Primero, eso sí, van a llevar el asunto al Parlamento.

El PP más feminista

Dicho todo esto, el PP, en este punto, sigue presionando para que Antonio López deje el cargo. José Antonio Nieto ha acusado al PSOE de machismo porque, a su juicio, es el momento de que sea una mujer presidenta de la Cámara de Cuentas

"Se les llena la boca hablando de igualdad entre hombres y mujeres" pero ahora, dicen, no querrían que sea una mujer presidenta.  "No queremos un militante ni un cargo público de partido ni nadie que tenga vinculación orgánica con ninguna formación política", ha dicho Nieto, quien ha indicado que las tres mujeres que podrían ser presidenta de la CCA "no han ostentado cargo público ni tienen vínculo orgánico con ningún partido y tienen una trayectoria profesional impecable". La cuestión es que esas tres consejeras como posibles futuras presidentas son de PP (Sandra Garrido), Cs (Carmen Núñez) y Vox (Alicia Ruiz-Badanelli).

Asimismo, Nieto esgrime un acuerdo sobre la renovación de la Cámara de Cuentas: cuando suscribieron el acuerdo con el PSOE-A y Ciudadanos tenían claro que el mandato de López como presidente culminaba en 2021, coincidiendo con la finalización de su mandato como consejero y que para continuar al frente de la presidencia tendría que someterse a la decisión del pleno del órgano fiscalizador. Ha dicho que si se hubiera planteado en las conversaciones entre partidos que el mandato de López como presidente acabaría en 2022, el PP-A no hubiera firmado ese acuerdo.

Entre tanto, la Cámara seguirá paralizada mientras no acudan los consejeros nombrados por las tres derechas, el informe sobre la cuenta general de 2019 no se aprobará, Antonio López seguirá ejerciendo en un órgano sin funcionamiento, el PP seguirá presumiendo de gestión económico sin ningún informe contrario y el PSOE seguirá diciendo que las cuentas de 2019 no están claras. 

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído