Manipulación en Canal Sur: este es el demoledor primer informe del nuevo consejo profesional de la RTVA

Adaptar los textos de los profesionales al "tono ideológico" del informativo, ocultar informaciones perjudiciales para el PP, o atacar o sepultar al Gobierno central, prácticas habituales que recoge el primer diagnóstico del Consejo Profesional del ente público andaluz

Moreno Bonilla, en una entrevista hace unos meses en Canal Sur.
Moreno Bonilla, en una entrevista hace unos meses en Canal Sur.

El primer informe del nuevo Consejo Profesional de la RTVA es demoledor. Manipulación, sesgo partidista y mucha vergüenza por la utilización partidista del ente público. Nada nuevo bajo el sol. El gobierno del cambio de PP y Cs que no cambia nada. En la pasada sesión del 13 de octubre de 2020 el Consejo de Administración de la RTVA aprobó el nuevo Estatuto Profesional de los Medios de Comunicación de la Radio y la Televisión de Andalucía. Ese documento es la guía de trabajo de los profesionales que hacen cada día Canal Sur, marca sus principios deontológicos, sus derechos y deberes y las pautas de actuación.

Pasados seis meses largos de su entrada en vigor, el Consejo Profesional ha constatado "un incumplimiento constante de este Estatuto Profesional por parte de la dirección de informativos a la hora de elaborar nuestros espacios de noticias, con el consiguiente desplome en audiencias y credibilidad".

Tras las primeras reuniones con la dirección general y la dirección de informativos "se nos han negado estos incumplimientos", han dicho, recordando que "para solucionar un problema el primer paso es darse cuenta de que existe". Por ello, "hemos decidido recopilar algunos de los incumplimientos más flagrantes del Estatuto para que sirvan como ejemplo de malas prácticas periodísticas, que debemos desterrar entre todos y así cumplir la obligación de servicio público que se nos encomienda en el propio Estatuto en su artículo cuatro". A partir de aquí, lavozdelsur.es reproduce íntegramente, sin apostillas, el demoledor informe, al que ha tenido acceso: 

PRINCIPIOS FUNDAMENTALES

El preámbulo del Estatuto fija, de acuerdo a la ley 18/2007 de 17 de diciembre que rige el funcionamiento de la Agencia Pública Empresarial de la RTVA, los principios básicos de las informaciones en Canal Sur Radio y Canal Sur Televisión:

OBJETIVIDAD

No es información objetiva cuando el fin de semana del 7 de marzo de 2021 se cuenta con todo tipo de detalles el congreso provincial del PP de Málaga, mientras el fin de semana del 27 y 28 de marzo se resuelve el congreso provincial del PP en Sevilla con unas colas y un total que nada tiene que ver con el congreso sino con política nacional y no se menciona el plantón del presidente de la Junta y las críticas del vicesecretario de Organización García Egea al PP de Andalucía.

Falta objetividad en la declaración de Bárcenas en el juicio por la Caja B del PP el 8 de marzo de 2021, no dando ni un solo testimonio del ex tesorero popular y siendo Canal Sur TV la única cadena de Forta que no hizo directos en la sede de la Audiencia Nacional en San Fernando. Por el contrario, son abundantes los vídeos sobre otros casos de presunta corrupción en otros partidos políticos como el caso Neurona o el caso Dina, resolviendo en simples colas cuando se archivan.

No hay objetividad cuando ocultamos el informe de la fiscalía del 6 de mayo dando por ciertos los papeles de Bárcenas y los pagos en negro de la sede de Génova, siendo portada en el resto de medios.

Tampoco es objetivo el panel del 19 de mayo explicando los últimos incidentes en Ceuta culpando, por un tuit de hace medio año, al ya ex vicepresidente Iglesias. Además se explican con poca objetividad y demasiada simpleza las causas de un asunto de gran complejidad, que debíamos haber contado de otra manera, haciendo periodismo.

VERACIDAD

No es una información veraz sobre la última campaña electoral de Madrid la forma reducida en que se contó lo ocurrido en el debate de la Cadena SER del 23 de abril, que tuvo una gran trascendencia, y solo se emitió un breve testimonio de Rocío Monasterio y ni un solo total del resto de candidatos.

Falta veracidad cuando en la rueda de prensa mitin de Vox en Sevilla del 17 de marzo se obvia en la información la encerrona a los periodistas y los insultos de militantes del partido a los periodistas en el turno de preguntas, que fue lo más destacado del acto en el resto de medios de comunicación.

Falta veracidad cuando asumimos como propio el discurso del gobierno andaluz contra el gobierno central por la falta de suministros de vacunas. En la rueda de prensa del 7 de abril emitimos las declaraciones del consejero Bendodo criticando que lleguen a Andalucía menos vacunas de las correspondientes por población, pero ocultamos que el consejero Aguirre dice en ese mismo acto que en Andalucía la distribución se hace igual que en España, por población diana.

IMPARCIALIDAD

No es imparcialidad utilizar los espacios de noticias para seguir estrategias de partidos y convertirnos en herramientas para confrontar con el gobierno central, por ejemplo al obviar el 12 de marzo la aprobación de ayudas directas de 11.000 millones para sectores afectados por la pandemia, siendo el primer consejo de ministros desde el año 2004 en que no se hacía directo en Moncloa. Ni siquiera se informó cuando ese decreto fue convalidado por el Congreso. Sin embargo se han dado en reiteradas ocasiones los diferentes planes de ayudas directas de la Junta de Andalucía, con vídeos, gráficos y profusión de totales.

No es imparcial vaciar de contenido los directos del Consejo de Ministros y no contar lo que se aprueba, como la prórroga de los ERTE, la  ley de cambio climático o el plan de ayuda a mujeres víctimas de violencia sexual, y utilizar esos directos para evidenciar las divergencias dentro del gobierno de coalición en asuntos como la ley trans o las ayudas a la aerolínea Plus Ultra. Máxime cuando no se explican las divergencias en el gobierno andaluz, como la última reforma fiscal, que el PP pacta por separado con Ciudadanos y Vox ante la negativa a pactar entre ellos. O el 26 de mayo, en el N1, al rechazarse desde la redacción central informar de la dimisión de Sebastián Pérez en el PP de Granada entre graves críticas a la dirección regional y abriendo la posibilidad a una moción de censura en ese ayuntamiento. En nuestro informativo regional en la radio a mediodía, por ejemplo, éste ha sido su segundo tema.

No hacemos información sino propaganda cuando vendemos a bombo y platillo, abriendo informativos el 22 de marzo, el plan de ayudas directas del Gobierno andaluz a afectados por la pandemia de 700 millones de euros, pero silenciamos, el día 23, que el plan se queda en realidad en la mitad por incompatibilidades con las ayudas que ya ha dado el gobierno central.

No es imparcial que no se emita, por primera, vez la encuesta del 28 de febrero que daba una mayoría al bloque de izquierdas y sí dar las últimas encuestas de Gad3 o el Centro de Estudios Andaluces, que sí eran favorables a los partidos del gobierno en Andalucía.

No es imparcial una información del 24 de febrero sobre un dictamen de la Cámara de Cuentas sobre inversión en sanidad de los gobiernos del PSOE sin la reacción de los socialistas, mientras sí se emite del resto de partidos. Sobre todo cuando se han tirado bloques de política por faltar, por ejemplo, la opinión de Vox.

Falta imparcialidad en el tratamiento a la noticia del cese de la delegada de gobierno en Andalucía el 29 de marzo, que lógicamente, se enmarca en la pugna entre “sanchistas” y “susanistas”, pero que difiere mucho del tratamiento de la guerra abierta en el PP de Sevilla por el control del partido ese mismo fin de semana.

No es imparcial ocultar el 13 de abril el acuerdo con la fiscalía del número 2 de Gürtel, Pablo Crespo, reconociendo sus delitos y, ese mismo día, sí dedicar unas colas al archivo de la causa contra Cristina Cifuentes por el caso Máster.

El pasado 10 de mayo no se informó de la querella de la fiscalía contra la líder de Vox Rocío Monasterio por falsedad documental, pero el día 11 sí se da la petición de pena de seis meses contra el diputado de Podemos Alberto Rodríguez por agresión a un guardia civil durante una protesta.

RESPETO AL PLURALISMO

En la semana del 26 de abril al 2 de mayo, el 1 de mayo fue el único día en el que no se emitieron totales del presidente andaluz, el vicepresidente o el consejero de presidencia en nuestros informativos. En la del 3 al 9 de mayo todos los días excepto el domingo. Además su presencia es absoluta en las portadas de los informativos. Hemos observado días, por ejemplo el 28 de abril, en que el primer cuarto de hora de nuestros espacios de noticias es una sucesión de informaciones y declaraciones con Moreno, Marín y Bendodo como protagonistas. En 3 de cada 4 informativos su presencia abre el primer o segundo bloque.

Esto es más llamativo por la ausencia del gobierno central. En esas dos semanas sólo hay un total de Pedro Sánchez en el vídeo sobre el inicio del Consejo Europeo del día 7 y solo han salido imágenes del presidente Pedro Sánchez en dos colas. Incluso hemos hecho unas colas de la clausura del último Consejo Europeo en Oporto el 8 de marzo sin mencionarle.

En un solo informativo, el del 26 de abril, se emitieron más totales de tres miembros del gobierno andaluz que de ministros del gobierno central en dos semanas.

Es cierto que la semana siguiente, del 10 al 16 de mayo, se incluyen tres días totales de Pedro Sánchez: 100 días para la inmunidad de grupo el 11 de mayo, en un vídeo con Casado el día 12  y el 14 en la visita a la fábrica de Rovi en Granada. Es curioso que, ni visitando Andalucía, se dedique un vídeo a la actividad de la presidencia del gobierno. No hemos encontrado ninguno desde nuestra toma de posesión.

El N2 del 13 de mayo es el informativo con más presencia del gobierno central que hemos analizado. Con testimonios de Marlaska, Celaá y Rivera. Solo en el N1 del día anterior entraron seis totales de Moreno Bonilla.

Ya nos reprochó el Consejo Audiovisual de Andalucía la sobrerrepresentación de la extrema derecha. Y se vio el 1 de mayo cuando el único acto sindical cubierto con redactor en Sevilla fue el del sindicato Solidaridad, de Vox, del que se emitieron colas y total con mucha menos representación que otros sindicatos como, CSIF, USO o  CGT a los que no se les dedicó atención. En la crisis de Ceuta se da más cobertura a la visita de Santiago Abascal el día 19 que a la de Pedro Sánchez y el ministro Marlaska el día anterior.

FOMENTO DE LOS VALORES DE IGUALDAD Y NO DISCRIMINACIÓN

No se defienden los valores de igualdad cuando se obvian las palabras del diputado del PP Diego Movellán a la ministra Yolanda Díaz en el Congreso el 22 de marzo. Le decía que “para progresar en Podemos hay que agarrarse bien a la coleta” que marcó la actualidad del día.

No se defiende la igualdad cuando no tiene eco en nuestros informativos el acuerdo del Consejo de Ministros del 6 de abril de distribuir 20 millones de euros entre las CCAA para la creación de casas de acogida a víctimas de violencia sexual.

Se rechaza informar de la encuesta realizada el 29 de abril por el Ministerio de Igualdad y CCOO sobre abusos sexuales en el entorno laboral. Este informe fue noticia en el resto de medios con titulares tan llamativos como que el 72% de las mujeres víctimas de abusos no denuncia. De hecho observamos que apenas damos cobertura a las iniciativas del Ministerio de Igualdad.

PROTECCIÓN DE LA JUVENTUD Y DE LA INFANCIA

En el último mes, sólo nos hemos ocupado en nuestros espacios de noticias de la juventud y la infancia para informar de una paliza a un menor en Sevilla el 4 de mayo, sobre un niño que necesitaba un trasplante de médula y el 30 de abril sobre un menor con una enfermedad rara.

Con motivo del día del acoso escolar el 2 de mayo sí dedicamos una pieza al tema. Pero es muy destacado el déficit de atención a esta parte de la población en nuestros espacios de noticias.

LA PROMOCIÓN DE LOS VALORES DEL PUEBLO ANDALUZ

En la última edición de los premios Meridiana el 8 de marzo, por primera vez no son protagonistas los premiados, que ensalzan valores como la educación y la igualdad, y únicamente se da voz a los políticos presentes en el acto, silenciando proyectos como el Buzón Violeta en Córdoba.

Es cierto que nos hacemos eco de los éxitos de nuestro paisanos, como cuando un andaluz gana un Oscar de maquillaje o el premio Bernstein de piano en Tel Aviv, pero no hemos encontrado una presencia regular de historias humanas, protagonizadas por hombres y mujeres de nuestra tierra. Solo vemos algunas excepciones, como la historia de un veterinario que combate la caza furtiva en África o un informe de la Universidad de Almería para ayudar a los empresarios almerienses en sus estudios de mercado. Pero son un porcentaje ínfimo dentro de nuestros informativos.

De la misma manera, Andalucía es mucho más que sus fiestas. Contamos las cruces en Granada y los patios de Córdoba, pero, al margen de grandes temas de política, vacunas, desescalada u hostelería, apenas hay aportaciones de temas sociales de nuestras delegaciones. Se caen habitualmente temas que ya están trabajados y son de interés, pero que no tienen espacio ante la abultada agenda institucional, como los problemas en la Comisión de Desembalse de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, que afecta a buena parte de Andalucía.

Hacerse eco del día del ruido, del día del perro guía, del día del acoso escolar, o de la discapacidad no es hacer temas sociales. Solo hemos encontrado una pieza sobre inclusión, el espectáculo de José Galán en TNT Sevilla con Diversidad el 3 de mayo. Y, antes de los incidentes en Ceuta, solo unas colas sobre el fenómeno migratorio, que trataba sobre asentamientos en Almería. Informamos del incendio con dos muertos el 10 de mayo en un asentamiento de inmigrantes en Huelva, pero como un suceso más, sin profundizar ni buscar su calado social.

LA SEPARACIÓN DE INFORMACIONES Y OPINIONES

Confundimos opinión e información al convertir nuestro discurso informativo en la opinión de un partido; por ejemplo cuando emitimos una información sobre la reforma de la PAC el 26 de abril exigiendo “una reforma que no perjudique a Andalucía” como pedía el portavoz del PP que es el único testimonio con el que se ilustra la información.

Se emiten algunos rótulos que forman parte más de la opinión que de la información. Un ejemplo, “ALTA VALORACIÓN DEL GOBIERNO ANDALUZ”, para ilustrar el último barómetro del Centro de Estudios Andaluces sin hacer referencia a la fuente.

Se producen algunos comentarios en pasos de noticias que podrían confundir opinión e información, algo que habría que evitar.

Muy evidente el pasado 13 de mayo, cuando se dice “por la presión de Andalucía y Madrid el gobierno decidirá la próxima semana sobre la segunda dosis de AstraZeneca”. Este era el mensaje de la Junta, pero la realidad es que ya estaba anunciado que la próxima semana se conocería el informe del Carlos III sobre AstraZeneca y habría decisión.

PRINCIPIOS DEONTOLÓGICOS DE LOS PROFESIONALES DE CANAL SUR

DEFENSA DE LA INFORMACIÓN VERAZ Y RIGUROSA

No se puede hablar de información veraz y rigurosa cuando, tras no emitir ni uno solo de los totales de Luis Bárcenas en el juicio por la caja B del PP ni realizar un solo directo, sí se aumenta el despliegue al declarar como testigos expresidentes como Rajoy o Aznar o líderes populares como Arenas o Cospedal, emitiendo su respuesta a las acusaciones del ex tesorero que no se emitieron en nuestros informativos. El 24 de marzo hacemos directo en el N1 anunciado que las declaraciones de los expresidentes se aplazan a la tarde, y en el N2 se descarta hacer directo en la Audiencia Nacional.

No es información veraz y rigurosa cuando solo se refleja la opinión del gobierno andaluz sobre el acuerdo para la reforma fiscal. Se entrevista al Consejero de Hacienda el 29 de abril en el DA y posteriormente en el N1 se recoge sólo su opinión sobre la bajada de impuestos. Este tema protagoniza una acalorada sesión de control al gobierno en el Parlamento, pero el vídeo de la sesión lo obvia y se centra en otros temas fuera de la agenda informativa. Desde el martes 27 de abril hemos escuchado al presidente Moreno, al vicepresidente Marín, a los consejeros Bendodo y Baena en numerosas ocasiones haciendo referencia a la bajada de impuestos, hemos explicado en gráficos y vídeos la posición del gobierno. De la oposición tan solo hemos emitido una pequeña batería de totales pegados.

Es curioso que siendo el tema de impuestos el asunto central de nuestros informativos durante semanas, no nos hayamos hecho eco el 11 de mayo de la recomendación de la OCDE de aumentar los de patrimonio y sucesiones y proceder a realizar una armonización fiscal entre comunidades. Tampoco informamos de la consideración de Madrid como un paraíso fiscal interior para este organismo.

El 30 de abril emitimos un vídeo sobre la polémica en torno a la vacunación con AstraZeneca y las divergencias entre el gobierno andaluz y el central sobre su administración. Aparecen las opiniones del consejero Aguirre y del Presidente del Colegio de Médicos pero no se da voz al gobierno nacional.

Ese mismo día se elabora una información sobre el final del estado de alarma crítica con la actuación del gobierno central. Tampoco se da voz alguna a Moncloa y se utilizan como totales los de Juan Marín, Feijóo, Urkullu y García Page, además de un catedrático de derecho constitucional que apuntala la falta de maniobra de las autonomías.

RECHAZO A CUALQUIER FORMA DE PRESIÓN

No es tolerable que se presione a compañeras de Madrid para que no cuenten en un directo y apenas se refleje en el video del 20 de abril los gritos de “Vete al médico” que realizó el parlamentario andaluz del PP Carmelo Romero a Iñigo Errejón en el Congreso y que se convirtieron en la noticia política del día.

Llama la atención las presiones en redes sociales de algunos partidos a los profesionales de Canal Sur. Muy llamativo el 4 de mayo el intento del miembro del Consejo de Administración de Vox, Carlos Morillas, criticando una pieza de las elecciones en Madrid por no incluir los abucheos a Pedro Sánchez. Lo más triste para los profesionales de esta casa es que esas presiones en lugar de ser rechazadas, tienen fruto, y se incluyen unas colas con abucheos en el N2. El 21 de enero no se emitieron unos abucheos a Moreno en Linares. El 24 de febrero, un comentario vía tuit del consejero Bendodo sobre un informe de la Cámara de Cuentas se convirtió en noticia de escaleta a pesar de que el informe era de días atrás y no mereció atención informativa en su momento.

NO HACER APOLOGÍA DE LA VIOLENCIA

No hemos encontrado ni un solo vídeo en que desde nuestros informativos se diese amparo o justificación a comportamientos violentos, ni siquiera en momentos de grave crispación política, incluso de amenazas, por lo que nos congratulamos.

LA PUBLICIDAD CLARAMENTE DIFERENCIADA DE LA INFORMACIÓN

Hemos observado en visitas del presidente Juan Manuel Moreno a diferentes empresas, como Pastas Gallo el 26 de abril o a Covirán el 3 de mayo, que se abusa de la imagen y nombre de la marca en nuestras informaciones. Es cierto que la escenografía de la Junta lo hace inevitable pero habría que cuidarlo en el futuro.

DERECHOS DE LOS PROFESIONALES DE CANAL SUR

INDEPENDENCIA Y LIBERTAD

No es respetar la independencia y la libertad de los profesionales prohibir la utilización de términos como extrema derecha, tránsfugas o tamayazo en sus informaciones o impedir llamar al presidente por sus apellidos, Moreno Bonilla, que es lo habitual en otros medios de comunicación.

Se castiga la independencia de los profesionales tomando represalias contra jefes de área que se niegan a difundir informaciones que tras contrastarlas se han demostrado falsas, se cesa a editores y presentadores por no aceptar consignas políticas en sus informativos o programas. Se aparta y se ningunea, retirándolos del trabajo que hacían, a periodistas por el mero hecho de desobedecer órdenes o poner pegas en defensa del periodismo y de la profesión.

No es respetar la independencia y la libertad de los profesionales de la casa tirar vídeos porque “no gustan” (la polémica del veto parental, el 8M) u obligar a cambiar párrafos para que la pieza se emita. Un video de la última cumbre con Portugal no se da porque una frase “no gusta”, o un perfil sobre Pablo Iglesias es modificado por un editor para poder emitirse.

Se ha convertido en práctica habitual cambiar los textos que redactan los profesionales para adaptarlos al tono ideológico del informativo aunque eso desvirtúe el sentido de la información. Por ejemplo en unas colas el 9 de marzo sobre el juicio por la Caja B del PP se elimina la frase “que Rajoy destruyó las anotaciones de dinero en una trituradora” y se sustituye por “Bárcenas ha negado animadversión hacia la formación política y ha insistido en que las actuaciones que denuncia corresponden al PP antiguo”.  Con motivo de la última encuesta de NC Report, el 17 de mayo, se modifican para quitar que el PSOE era el partido más votado,

PARTICIPACIÓN EN LA TOMA DE DECISIONES

Cada vez se reduce más la participación de los redactores en la elaboración de las escaletas. La última decisión de la dirección de informativos es que ni siquiera los redactores puedan hablar con los editores de los informativos.

No existe en la redacción un verdadero debate donde todos los integrantes de los equipos sean escuchados para aportar temas y enfoques. Los temas y las escaletas llegan impuestas a la redacción, lo que provoca una creciente desmotivación.

DEBERES DE LOS PROFESIONALES DE CANAL SUR

DEBER DE INFORMAR CON VERACIDAD Y DESTACAR LOS ACONTECIMIENTOS DE RELEVANCIA

Es muy preocupante que la agenda ideológica haya desterrado de nuestros espacios de noticias a la agenda informativa. Canal Sur habrá sido la única televisión del mundo que no ha emitido las declaraciones de Joe Biden sobre su plan de recuperación y su idea de aumentar impuestos a grandes empresas y grandes fortunas porque no casaba con el discurso oficial de bajada masiva de impuestos. Se dieron unas colas en el DA del 29 de abril, y desapareció de nuestros informativos mientras eran las declaraciones del día para el resto de cadenas.

Hemos sido la única televisión del país que no ha dedicado ni un solo segundo al décimo aniversario del 15M. O por primera vez las manifestaciones por el día de trabajo no abrieron los informativos del 1 de mayo y se dieron pasado el minuto 25.

Durante todas estas semanas desde nuestra toma de posesión nuestros informativos han girado sobre la vacunación, con decenas de totales de ciudadanos, ninguno crítico excepto uno que se quejaba de las colas.

Muy llamativo lo sucedido con la reapertura del ocio nocturno en Andalucía tras el final del estado de alarma. Cuando la ministra Darias critica la medida, tras la reunión del Consejo Interterritorial de Salud del 12 de mayo,  se desprecia la información que ofrecen los redactores que seguían el tema. Al día siguiente, sin embargo, damos las declaraciones de Juanma Moreno defendiendo la reapertura de los locales sin la versión del gobierno central.

Los temas que abordamos estas semanas coinciden con la estrategia de comunicación de la Junta y se  quedan fuera asuntos como el reparto de 2.100 millones para políticas activas de empleo en la reunión sectorial del pasado 29 de abril o la reunión del gobierno y los agentes sociales con la propuesta para renovar los ERTES hasta septiembre del pasado 5 de mayo.

Muy llamativo ese mismo día el tratamiento de la polémica en torno a los peajes en carreteras. Ha sido el asunto relacionado con el gobierno central al que más tiempo se le ha dedicado en meses, con un bloque de casi 10 minutos en el N1. Curiosamente el 12 de mayo salta a la primera plana informativa que el PP ya realizó un estudio similar para imponer esos peajes en 2021 y nosotros no lo damos. Los redactores jefes descartan los totales del ministro de Fomento en el Senado y en el Congreso.

En asuntos tan sensibles como la intención del gobierno de eliminar la bonificación por declaración conjunta del IRPF o sobre la desescalada, recurrimos siempre a expertos en contra de la medida y cercanos la posición del gobierno andaluz. Y en los informativos del 11 de mayo se da como un hecho seguro la subida del IVA superreducido, cuando era solo un estudio.

Durante la noche electoral del 4 de mayo en Madrid se despide el programa especial sin esperar la intervención de Pablo Iglesias, con lo que no ofrecemos a los andaluces su anuncio de abandono de la política que marcó la noche electoral.

RESPETO A LA OBLIGACIÓN DE SERVICIO PÚBLICO

Es el sentido último de nuestra existencia como medio de comunicación, como marcan tanto la ley 18/2007 de la RTVA y el propio Estatuto Profesional, y donde confluyen todos los puntos anteriores que se deberían cumplir.

En el momento en que no todas las opciones políticas tienen el mismo grado de representación ni de trato en las escaletas de nuestros informativos incumplimos nuestra función de servicio público no garantizando la pluralidad política e ideológica y la libre formación de la opinión pública.

Cuando la preponderancia de la información política e institucional eclipsa los temas sociales y culturales estamos renunciando a nuestra obligación de abrir nuestra pantalla a la sociedad andaluza. Desde nuestra toma de posesión el informativo con mayor profusión de temas sociales fue el viernes 30 de abril, con un bloque que ocupó un tercio del informativo. El problema está en que esa misma semana, ni sumando todo el resto de informativos hemos dedicado el tiempo que dedicamos el viernes a los asuntos que forman la rica y diversa sociedad andaluza a la que nos debemos y cuyo pluralismo social y cultural debemos garantizar.

La ausencia de temas provinciales también es un grave incumplimiento de nuestro deber en este sentido. Una de la razones de nuestra existencia es la vertebración de Andalucía, que los andaluces se conozcan mejor y sepan más unos de otros. Es cierto que las desconexiones locales son esenciales en nuestra función de servicio público pero observamos que fuera de argumentarios políticos (vacunación, desescalada y hostelería en estos días) apenas existen aportaciones de delegaciones al informativo regional.

Esta obligación de servicio público se quiebra cuando se trata con frivolidad temas en que estamos llamados a la máxima responsabilidad, como las concentraciones tras el final del estado de alarma el domingo 9 de mayo o utilizando rótulos como “vacunación mortal con AstraZeneca”, que pueden general alarma.

El servicio público va íntimamente ligado a la honestidad en el ejercicio del periodismo. Y hemos detectado algunos casos en los que se ejerce la profesión con uno de sus mayores defectos, haciendo que temas de gran repercusión pasen desapercibidos, “escondiéndolos” en las escaletas y redactándolos para que no se entiendan. Especialmente llamativo fue el vídeo sobre la colaboración de Bárcenas con la Fiscalía del 13 de enero en el N2; en el N1 directamente no se dio el tema.

La politización al exponer datos claves para la ciudadanía como las cifras de COVID, la vacunación o los registros de paro también quiebra nuestra obligación de servicio público.

OBLIGACIONES DE LA DIRECCIÓN DE INFORMATIVOS

El artículo 10 del nuevo Estatuto Profesional señala a la dirección de informativos como responsable de garantizar:

IGUALDAD Y PLURALIDAD. Sin embargo nuestros informativos muestran una presencia continua de miembros del gobierno andaluz mientras se silencia la actividad del gobierno nacional, convirtiéndose nuestros espacios de noticias en una herramienta más de la estrategia de confrontación.

VERACIDAD. No se produce cuando se censuran temas o declaraciones como los “culillos” de las vacunas o cuando un parlamentario manda “a tomar por culo” a la presidenta del Parlamento.

OBJETIVIDAD. No la hay si, como hemos comprobado, se ponen las escaletas al servicio de la estrategia de comunicación de la Junta de Andalucía, politizando asuntos de interés general como la vacunación u ocultando temas como  las sentencias del TSJA contra las contrataciones express de la Junta, que comprometen gravemente la objetividad de nuestros informativos. Incluso hemos aceptado como propios discursos de la Junta, como el 22 de enero cuando calificamos como bulo la ausencia de jeringuillas adecuadas en el SAS para las vacunas y luego se demostró que hubo que comprar jeringuillas especiales para la sexta dosis de los viales.

IMPARCIALIDAD. La dirección de informativos ha retuiteado actos electorales de partidos políticos muy concretos desde sus redes sociales, lo que no casa con la obligación de garantizar la imparcialidad. Además, el informe de 2020 del Consejo Audiovisual de Andalucía sobre las informaciones de nuestra cadena durante la pandemia, destacaba que no había encontrado ni una sola información crítica con el gobierno de la Junta. Nosotros en este 2021 tampoco.

RECOMENDACIONES

Ante este análisis, con unos pocos ejemplos, de los incumplimientos del Estatuto Profesional, creemos que debemos proceder a una profunda reflexión entre todos los estamentos de la empresa y provocar un cambio de rumbo para volver al periodismo. Para ello es necesario:

Una dirección general que no considere que estos incumplimientos son meros errores y decida poner los medios para garantizar el derecho a la libre información de los andaluces.

Una dirección de informativos comprometida y con reconocida vocación de servicio público, sin tachas ni peajes, y con un currículum al servicio de la profesión y del periodismo, sin rencores ni fobias.

Unos redactores jefes valientes, con el mérito y la capacidad suficiente para convertirse en diques de contención de las malas prácticas periodísticas y no en meros transmisores de las órdenes de “arriba”.

Unos editores libres, a los que se les deje hacer los informativos en los que creen, responsables de unas escaletas abiertas y dinámicas donde esté representada toda la rica sociedad andaluza.

Una redacción democrática y con pulso, a la que se escuche, que sea tenida en cuenta y sea de verdad el corazón que llene de vida nuestros informativos.

Unos profesionales motivados y activos, que perciban los informativos como suyos, y que elaboren cada noticia con la máxima independencia, sin intrusiones ni represalias.

Este es nuestro diagnóstico de la situación en la televisión. Reconocemos que en la radio, con errores y capacidad de mejora, existe otro clima y otro modo de hacer periodismo, más acorde a lo que se espera de un medio público. A partir de ahora tenemos cuatro años por delante para entre todos tratar de revertir la situación y mejorar la radio y televisión de los andaluces; ese es y será el único empeño de este Consejo Profesional.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído