La Junta activa una campaña publicitaria "ilegal" con fondos públicos para maquillar el "caos" sanitario

El PSOE denuncia un gasto de más de 100.000 euros para "engañar a los andaluces" con publirreportajes de "autobombo" que prohibe la ley para una administración pública

Jesús Aguirre y Elías Bendodo, en una rueda de prensa reciente.
Jesús Aguirre y Elías Bendodo, en una rueda de prensa reciente.

El PSOE-A ha acusado este martes al Gobierno andaluz de poner en marcha con fondos públicos una campaña publicitaria que "es ilegal" pues con la misma pretende "vender supuestos logros" en materia sanitaria con el único fin de "beneficiar al PP-A y a Ciudadanos (Cs)" mientras que la situación sanitaria "está al límite" por "los recortes en personal y su caótica gestión".

En rueda de prensa, el portavoz adjunto del Grupo Parlamentario Socialista, Rodrigo Sánchez Haro, ha criticado que mientras la sanidad pública atraviesa "la peor situación de la historia", el Gobierno de Juanma Moreno "sigue instalado en el autobombo y la propaganda" y precisamente con ese fin "ha contratado con dinero público una campaña publicitaria para tapar sus vergüenzas por la situación de la sanidad pública".

Según ha apuntado, en la referida campaña "mienten con los datos de las listas de espera, con el número de camas o con la plantilla del Servicio Andaluz de Salud (SAS)" y lo hacen mediante "anuncios y reportajes camuflados bajo la apariencia de información, siendo una campaña claramente ilegal que la Consejería de Presidencia contrata sabiendo que es ilegal".

"La Junta se gastan más de 100.000 euros de dinero público para engañar a los andaluces y ocultar el desastre de la gestión sanitaria y esto es una vergüenza, una ilegalidad y una inmoralidad", ha apostillado el socialista.

Sánchez Haro ha apuntado que la Ley sobre Publicidad y Comunicación Social "dice claramente que están prohibidas las campañas pagadas con fondos públicos que tengan como finalidad ensalzar supuestos logros del Gobierno", y ha explicado que la campaña en cuestión "no es una campaña para defender la salud pública, para promover servicios sanitarios o para advertir de alguna campaña de vacunación concreta, sino que es para vender supuestos logros del Gobierno para beneficiar al PP-A y Cs".

"Hacen lo que la ley dice que no se puede hacer, pedimos explicaciones y que la campaña se paralice inmediatamente", ha agregado el portavoz del PSOE-A, que ha insistido en que es una campaña "ilegal y mentirosa" porque, por ejemplo, "dice que los tiempos de espera quirúrgicos son de 42 días, mientras las fuentes oficiales del SNS dice que son de 164 días".

Además, ha incidido en que con este Gobierno "ganan mucho dinero las farmacéuticas, las compañías privadas, los conciertos sanitarios y ahora se suma el gasto publicitario para crear opinión, y con todo hacen de la salud un negocio", al tiempo que ha defendido que el consejero de Presidencia, Elías Bendodo, "tendrá que dar explicaciones en el Parlamento sobre esta campaña y dar cuenta de esta ilegalidad".

Y mientras, ha garantizado que los socialistas andaluces no van a permitir "que se destruya lo que tanto ha costado construir entre todos" y ha avanzado que van a visitar centros de salud y hospitales de la comunidad para escuchar a los profesionales sanitarios y proponer medidas y soluciones "a la caótica situación".

Igualmente, desde el PSOE-A van a impulsar mociones en los ayuntamientos y en las diputaciones provinciales "para denunciar la situación de caos y demandar soluciones urgentes a la Junta", administrción a la que ha urgido "ponerse a trabajar de una vez y gestionar algo tan valioso con es la sanidad pública, que es propiedad de todos los andaluces".

Con todo, Sánchez Haro ha reiterado la urgencia de que el Parlamento andaluz acoja un debate monográfico en materia sanitaria, como ha reclamado de manera conjunta el PSOE-A y Adelante Andalucía, iniciativa a la que ha dicho que espera que se sumen el resto de grupos parlamentarios y también el Gobierno andaluz, al que ha exigido que "deje de una vez la propaganda en la que está instalado" porque "tenemos que buscar soluciones entre todos".

Ha advertido de que la estrategia del PP-A y Cs es "recortar para empeorar la atención sanitaria y poner una alfombra roja a las grandes compañías de la privada" y que cuando ha cumplido un año el Gobierno de coalición, el balance es "desastroso y el responsable Juanma Moreno, que sabía lo que hacía cuando puso al frente del SAS al verdugo de la sanidad pública en Castilla y León y manteniendo al consejero, Jesús Aguirre, en el cargo, cuando está demostrada su nefasta gestión para favorecer a la privada".

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído