La Junta subvenciona una campaña informativa de Facua y Vox monta en cólera

El portavoz de la organización de consumidores, Rubén Sánchez, defiende que "el poco dinero público que recibimos va a ayudar a los andaluces; el que recibe Vox, a que ellos vivan muy bien"

Fragmento de la campaña de Facua.
Fragmento de la campaña de Facua.

Vox, que sostiene al actual Gobierno andaluz conformado por PP y Cs, ha montado en cólera a raíz de que la organización de consumidores Facua haya puesto en marcha una campaña informativa sobre consumo subvencionada por la actual Junta de Andalucía. Hace unos días, la asociación anunciaba que se activaba una campaña financiada por la Consejería de Salud y Familias para ayudar a los usuarios a reducir sus facturas de telecomunicaciones, luz, agua y gas.

Estos carteles, que pretenden brindar información a los andaluces para que abaraten sus facturas de consumo esencial, ya pueden verse en numerosos soportes del mobiliario urbano. Ante esta campaña, la organización política ha anunciado que "desde Vox Andalucía vamos a exigir al Gobierno de la Junta de Andalucía explicaciones sobre este asunto. Entendemos que los andaluces se indignen al ver cómo esta asociación, afín al Gobierno socialcomunista, recibe ingentes cantidades de dinero público".

La guerra entre el partido de ultraderecha y la asociación, personalizada en la figura de su portavoz, Rubén Sánchez, viene de lejos. El propio Sánchez explica a lavozdelsur.es que esta postura "invita a la Junta a cometer un delito de prevaricación excluyendo a Facua de las convocatorias de subvenciones públicas a las organizaciones de consumidores que se establecen en régimen de concurrencia competitiva" y es una "vendetta de Vox porque denuncié en octubre del año pasado a su candidato a la presidencia de la Junta —el juez Francisco Serrano— ante la UDEF y hoy está imputado por un presunto delito de fraude en subvenciones por 2,5 millones de euros".

Es, además, una actuación "totalmente contraria a lo que plantea la Constitución, que dice que hay que fomentar a las organizaciones de defensa de los consumidores, pero estos que se llaman constitucionalistas, no son más que fascistas que persiguen a organizaciones que por su ideología y acciones son contrarias a lo que ellos defienden: ataques a colectivos desfavorecidos". "Nos tienen en el punto de mira desde hace mucho tiempo, y más desde que denuncié a Serrano", ha insistido Sánchez, quien recuerda que esta campaña "solo persigue ayudar a los andaluces. El poco dinero público que recibimos lo utilizamos para ayudar a la gente; ellos, el dinero público que reciben lo utilizan para vivir muy bien".

En octubre de 2019, el Portal de Transparencia de la Junta de Andalucía desmontó el bulo que venía lanzando Vox desde hacía meses sobre Facua por el que ha sugerido que tiene pendiente la devolución de dinero procedente de subvenciones públicas en la comunidad autónoma. Numerosos dirigentes y cargos públicos de la formación ultraderechista vienen vertiendo graves acusaciones e insultos contra la asociación de consumidores, la mayoría de ellos basados en la invención de que estaría cometiendo irregularidades con el dinero público. La respuesta de la Junta a una petición de información realizada por el propio Rubén Sánchez aclaraba que ni Facua Andalucía, ni ninguna de sus ocho asociaciones provinciales, tenía que devolver dinero procedente de subvenciones.

Facua ya denunció el pasado año que la Junta recortaba en un 33% las subvenciones para la treintena de asociaciones de consumidores de Andalucía, pasando de una cuantía en los anteriores Presupuestos de 1,5 millones de euros por los 996.000 euros previstos para este 2020.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído