Moreno Bonilla, el pasado viernes, en el Parlamento andaluz. FOTO: JUNTA
Moreno Bonilla, el pasado viernes, en el Parlamento andaluz. FOTO: JUNTA

El presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno, anunció el pasado viernes en el Parlamento de Andalucía que este lunes la Consejería de Salud y Familias trasladaría al fin los datos de la incidencia de la pandemia de coronavirus por municipios. Una información pública que llevan demandando desde hace más de un mes y que el Gobierno andaluz ha escamoteado para trasladarla cuando, según sus tiempos políticos, le ha convenido.

Este pasado domingo por la noche, las cabeceras del Grupo Joly ya publicaban ampliamente todos estos datos oficiales, muchas horas antes de que se mostraran públicamente —en el caso de la provincia de Cádiz, mediante un enlace en un mail de la Delegación del Gobierno de la Junta remitido después de la una de la tarde de este lunes— y, sobre todo, mucho antes de que los conocieran los propios alcaldes y alcaldesas de las localidades andaluzas afectadas.

La lamentable estrategia de comunicación, vista la reacción casi unánime de todos los regidores (de todo signo político, salvo los del PP), no ha podido ser más nefasta. Diputaciones como las de Cádiz y Huelva también han hecho público su malestar, reprobando la falta de lealtad institucional del Gobierno de Moreno Bonilla. Para colmo, hay incluso regidores de pequeños municipios que no solo están cabreados con la manera de gestionar unos datos muy sensibles para el conjunto de la ciudadanía y para las propias estrategias de prevención y seguridad de los territorios, sino que, además, han demandado con urgencia explicaciones a la administración autonómica por no casar los datos publicados con la realidad que tienen bajo control en sus pueblos.

El alcalde de Cádiz, José María González, ha mostrado su “estupefacción” por la decisión de la Junta de Andalucía de informar antes “a un sector de la prensa” que a los ayuntamientos de los datos desagregados por municipios de la incidencia de la Covid-19 en Andalucía, al tiempo que le ha reclamado “lealtad institucional, seriedad y responsabilidad” a la hora de transmitir estas cifras. "En vez de trasladar los datos en cuanto los ha tenido a los ayuntamientos para agilizar la toma de decisiones y el análisis, ha preferido detenerse en pasarlos primero a la prensa haciendo gala de una deslealtad tremenda con los municipios andaluces”, ha expresado el regidor gaditano en un comunicado.

En este sentido, ha recordado que "habiendo vidas en juego", ha conocido los datos a primera hora de la tarde de este lunes a través de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP). "Si el Ayuntamiento de Cádiz hubiera tenido que esperar a que la Junta de Andalucía formalmente los trasladara, aún estaríamos esperando esa valiosa información", ha lamentado.

La alcaldesa de Jerez, Mamen Sánchez (PSOE), regidora de la ciudad más afectada por la pandemia en la provincia de Cádiz y que ya el pasado 1 de abril acusó a la Junta de "ocultar" los datos municipales de la pandemia e impedir el acceso a una información clave para la gestión municipal, también ha expresado su indignación. "La Junta de Andalucía no solo no ha facilitado los datos hasta ahora, sino que hemos tenido que aguantar reprimendas por pedirles datos que son justos que se conozcan", ha dicho en una declaración a los medios.

"Enfadada, cabreada, indignada, así me siento", ha escrito la alcaldesa de Puerto Real, la socialista Elena Amaya, quien ha considerado cuando menos "sorprendente" que "medios de comunicación hayan podido acceder a los datos antes que nuestro Ayuntamiento y nuestra gente de Puerto Real". En la misma línea se ha expresado el alcalde de Chiclana y vicepresidente de Diputación, José María Román (PSOE), quien ha manifestado que "los ayuntamientos han estado pidiendo datos de afectados en cada municipio, la Junta de Andalucía negando la información y pidiendo lealtad, y nosotros callados. Cuando llega la información, nos enteramos por la prensa".

Post de la alcaldesa de Puerto Real.

Fernando Macías, coordinador de IU en la provincia de Cádiz y alcalde de Medina Sidonia, también ha mantenido esta misma línea de indignación con el trato de la Junta a los ayuntamientos. "Una vez contrastados los datos aparecidos hoy en prensa con la Delegación del Gobierno de la Junta de Andalucía en Cádiz, nos hemos cerciorado de que hay tres casos confirmados en Medina Sidonia a día de hoy. Uno de ellos, es la persona que ya se encuentra recuperada. Ninguno permanece hospitalizado. Entendemos que, o bien están o se han recuperado en sus hogares, o que a pesar de estar empadronados en la ciudad, pudieran no vivir aquí. No tenemos acceso a más", ha escrito en su cuenta de Facebook. A lo que ha agregado: "Es lamentable que todos los alcaldes hayamos tenido acceso a esos datos a través de un medio de comunicación y no directamenteMañana —martes 28 de abril— pediremos que se aclaren durante la reunión que mantendrá nuestra portavoz parlamentaria (Inmaculada Nieto) con el vicepresidente de la Junta (Juan Marín)".

Baile de datos: de Villaluenga a Barbate, pasando por Grazalema

En cada hilo de redes sociales de cada alcalde o alcaldesa la indignación de muchos de sus vecinos se hace patente. Más aun si como en el caso de Villaluenga del Rosario, la localidad menos poblada de la provincia, los datos dicen que hay dos fallecidos por coronavirus, pero su alcalde, Alfonso Moscoso (PSOE), niega la mayor. Los datos proporcionados por la Junta son erróneos. "Desde la Alcaldía hemos realizado las gestiones oportunas con las autoridades sanitarias y nos trasladan el siguiente comunicado: en la localidad no existen contagiados a la fecha y hora de la publicación de este comunicado, para tranquilidad de los vecinos".

"La población puede estar total y absolutamente tranquila que desde la Alcaldía de este Ayuntamiento estamos en plena coordinación con las autoridades sanitarias, y los dos casos atribuidos, según estas autoridades, son una señora de Villaluenga que estaba en la residencia de mayores de Ubrique y que falleció en el Hospital de Villamartín; y un señor empadronado en Villaluenga residente en otro municipio y fallecido en un hospital de Sevilla.

El alcalde de Grazalema, Carlos Javier García (PSOE), ha vivido una situación similar. La estadística municipal de la Junta atribuye un positivo confirmado en el pueblo, pero no es tal. "Después de que, a última hora de anoche (por el pasado domingo), la prensa filtrara datos sobre la afección del coronavirus en los pueblos y ciudades de Andalucía y apareciese un caso activo en Grazalema, quiero informar de lo siguiente: esta Alcaldía ha conocido que se trata de una persona que no reside en estos momentos en nuestro pueblo. Aun así, y aunque el caso se ha detectado fuera, la Junta lo contabiliza por tener aquí su cartilla médica, aunque el caso haya sido diagnosticado en otro distrito sanitario". "Me trasladan, por otro lado, que esta persona, pese a haber dado positivo, es asintomática y se encuentra bien. Cosa de la que nos alegramos", ha añadido en una publicación en las redes sociales.

A todo esto, el regidor ha agregado: "Seguimos por tanto, como sabíamos, sin ningún caso confirmado en nuestros dos pueblos. No nos tranquiliza, por otro lado, que la Junta filtre datos a los periódicos sin comunicarlos o explicarlos previamente a los ayuntamientos, por cuanta intranquilidad pueda producirse. Nosotros estamos intentando gestionar también los miedos y temores de nuestros vecinos confinados, que en su ejercicio diario de generosidad colectiva necesitan información y transparencia, así como la certeza de que las administraciones colaboramos y nos coordinamos para protegerles. Solicitamos a la Consejería de Salud lealtad, comunicación y transparencia, y nos ponemos a su disposición para todo en cuanto podamos ser útiles".

Publicación de Germán Beardo en Facebook.

"Toda la información, incluso al día de hoy, desde nuestro centro de salud es no tener constancia de contagios. Pero claro, esto nos deja descolocados y, desde luego, lo que se puede garantizar es una deslealtad total por parte de la Junta en este sentido", ha sostenido Miguel Molina, alcalde de Barbate (Andalucía X Sí), que ha visto como de tranquilizar a su población por no tener que lamentar ningún caso de coronavirus, se enteraba por la prensa que había cuatro positivos confirmados.

El desconcierto, la confusión y el cabreo generalizado ha sido la nota predominante entre la mayoría de alcaldes de la provincia de Cádiz (también de otras provincias andaluzas). Jorge David Rodríguez Pérez, alcalde de IU en Trebujena, ha escrito: "Los alcaldes de los municipios llevamos desde el primer día pidiendo a la Junta de Andalucía los datos locales, hoy los ha publicado un medio de comunicación citando que son fuentes oficiales. En Trebujena son 20 casos positivos confirmados, entiendo que son los positivos desde que comenzó el estado de alarma, posiblemente muchos de ellos ya estén de alta; sigo animando a nuestros vecinos a cumplir las normas dictadas por la autoridad sanitaria. Es un apena que nos enteremos antes por la prensa, que por medios oficiales".

Este ninguneo y desprecio a los alcaldes por parte de la Junta, que se evidenció en los criterios de reparto del Fondo Social del Gobierno para que los ayuntamientos afronten los gastos extraordinarios derivados de la pandemia, no es encajado igual por alcaldes del PP. El regidor portuense Germán Beardo, que publicaba los datos en su Facebook este lunes a las 9:15 horas, se ha dedicado a felicitar a sus convecinos y a enfrentar sus estadísticas con las de poblaciones cercanas: "Sin datos, decía que me sentía orgulloso de los portuenses porque veía a la gente cumplir. Hoy con estos datos, puedo decir que ese orgullo es inmenso. Enhorabuena de corazón".

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído