El final del peaje de la AP-4 puede enterrar el desdoble de la N-IV entre Jerez y Los Palacios

El Gobierno, en una respuesta al PP, asegura que "la utilización de la autopista supone una mayor eficiencia de los recursos públicos al evitar el coste de construcción y mantenimiento"

Un camión pasa por la N-IV a su paso por El Cuervo. FOTO: MANU GARCÍA
Un camión pasa por la N-IV a su paso por El Cuervo. FOTO: MANU GARCÍA

"Después de la decisión del Gobierno de liberar el cobro de peaje tras el fin de la concesión de la autopista AP-4 el 31 de diciembre de 2019, se están analizando los datos de tráfico para valorar la necesidad de disponer de una autovía de nuevo trazado entre Los Palacios y Jerez cuando se dispone de una autopista libre de peaje para cubrir el mismo itinerario". Así responde el Gobierno a la pregunta planteada por el PP sobre el desdoble de la N-IV, como publica Viva Jerez.

La respuesta por escrito a la pregunta realizada por las diputadas populares Teresa Jiménez Becerril y María Soledad Cruz-Guzmán deja en el aire la ejecución del citado desdoble. La dirección general de carreteras del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, recuerda que está ejecutando las obras de duplicación de la N-IV entre Dos Hermanas y Los Palacios, con un presupuesto de 43,67 millones de euros.

"Siempre que el Ministerio de Fomento promueva la construcción de una nueva carretera o actuación susceptible de explotación diferenciada de la del resto de la red deberá estudiarse, antes de la adopción del correspondiente acuerdo para su ejecución con cargo a financiación pública, la viabilidad o procedencia de su realización mediante sistemas de gestión indirecta, o colaboración público-privada o la existencia de soluciones alternativas de menor coste mediante el mejor aprovechamiento de las infraestructuras existentes”, señala el Gobierno en su respuesta.

El Ejecutivo de Pedro Sánchez entiende así que "la utilización de la autopista AP-4 como alternativa a la construcción de una nueva infraestructura en el mismo corredor supone evitar impactos territoriales y ambientales. Así, la construcción de una nueva infraestructura generaría afecciones como la pérdida de suelos, el aumento de la fragmentación de hábitats y un efecto barrera para la población, el uso de recursos naturales, probables afecciones sobre el patrimonio arqueológico, alteraciones sobre el paisaje, emisiones de ruido y contaminantes en entornos actualmente silenciosos y limpios".

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana entiende que "la utilización de la AP-4 también supone una mayor eficiencia en la utilización de los recursos públicos al evitar el coste de construcción y mantenimiento de la nueva infraestructura". "En todo caso, la prioridad absoluta actual del Gobierno —la respuesta tiene fecha del 24 de marzo— es la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por la Covid-19, para lo que se declaró el estado de alarma el pasado día 14 de marzo".

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído