Los testimonios de la meningoencefalitis por el virus del Nilo: fiebre de 40, alucinaciones, problemas de visión...

Un 10% de personas que cursan los cuadros más graves acaban falleciendo, según las autoridades sanitarias

El río Guadalquivir, a su paso por Coria. FOTO: Ayto. Coria
El río Guadalquivir, a su paso por Coria. FOTO: Ayto. Coria

La enfermedad del virus del Nilo está en Sevilla, con casos en Coria y La Puebla y presente en caballos en Jerez y en Gibraleón. La enfermedad fue descubierta hace décadas en África, y desde hace alrededor de 20 años tiene presencia en el resto del mundo. Es una enfermedad para la que la Junta ha hecho seguimiento desde entonces, con algunos brotes pero no tan graves como el actual, con 12 positivos y siete personas en UCI. Otras siete personas tienen meningoencefalitis pero por el momento han dado negativo en el virus.

El cambio climático, los movimientos migratorios y traslados de animales apuntan a la principal causa de esa expansión. La infección se contrae por picaduras de mosquito, que han debido picar previamente a aves infectadas. La enfermedad no se contrae entre humanos y la migración no tiene ningún tipo de causa, a pesar de algunos mensajes falsos lanzados en las últimas horas.

Según el CDC, el organismo de control de enfermedades de Estados Unidos, se trata de una enfermedad neurológica que provoca dolor de cabeza, fiebre alta, rigidez de cuello, convulsiones, parálisis o desorientación. Algunos efectos, aunque raramente, son permanentes. El 10% de las personas que cursan el cuadro más grave de la infección neurológica fallecen. Alrededor del 80% de los infectados no presentan síntomas. Enfermedades previas como cáncer, SIDA, diabetes, hipertensión y problemas renales pueden propiciar el agravamiento del cuadro. Además, tienen mayor riesgo las personas que han recibido transplante de órganos.

Según explican familiares de afectados en Sevilla a ABC, se ha producido un agravamiento en varios pacientes, algunos, incluso, ya al borde de la muerte. Uno de los que están en UCI tiene 70 años y recibió un órgano hace 11. Tras varias subidas de fiebre súbitas hasta los 40, alertaron a las autoridades. Pensaban que podría tener coronavirus, pero no. Las pruebas posteriores han declarado que se trata del virus del Nilo.

"Los pacientes tienen fiebres de hasta 40 grados, fuerte dolor de cabeza, mareos, visión borrosa y alucinaciones", explica una familiar. "Incluso a mi padre lo tiene amarrado en la cama porque quiere quitarse todo lo que le han puesto...". Un joven de 28 años explicaba a La Sexta ya ha recibido el alta tras una semana por meningoencefalitis. Sintió una especie de contractura en el cuello y una gran subida de fiebre. Finalmente, las pruebas en busca de meningitis revelaron que se trataba de la citada meningoencefalitis. Asimismo, también ha habido sospechas de coronavirus, que han dado negativo.

La situación de Coria y La Puebla propicia la aparición de mosquitos, toda vez que la zona es húmeda de marismas y arrozales del Guadalquivir. Además, aves del Norte de África emigran a Europa, haciendo paradas en el Valle del Guadalquivir. Los caballos son, como los humanos, animales que sufren la enfermedad a través de las picaduras. Es el caso de la detección de infecciones de caballos en Gibraleón y Jerez.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído