La Junta aprovecha el estado de alarma para prolongar la actividad de dos vertederos de "residuos peligrosos"

Ecologistas en Acción critica que el Gobierno andaluz someta a información pública dos proyectos para alargar la vida de los vertederos de Nerva en Huelva y Bolaños en Jerez

Acceso al complejo de Las Calandrias, en una imagen reciente. FOTO: MANU GARCÍA
Acceso al complejo de Las Calandrias, en una imagen reciente. FOTO: MANU GARCÍA

Ecologistas en Acción critica que, en plena situación de confinamiento por la alarma sanitaria y con el Real Decreto de desregulación de la actividad económica, la Junta de Andalucía someta a información pública dos proyectos para prolongar la actividad de "los dos vertederos de residuos peligrosos y no peligrosos más importantes que tiene nuestra comunidad, el de Nerva (Huelva) y el de Bolaños (Jerez)".

En ambos casos, indica Ecologistas en una nota, se trata de dos vertederos de más de 20 años de actividad, necesitados de un procedimiento de clausura y sellado por no cumplir los criterios de la Unión Europea en su programa de economía circular, "que plantea una reducción progresiva de los residuos que se llevan a la mal llamada 'eliminación', es decir, a un vertedero, para implantar el nuevo paradigma de la minimización de los residuos y de ecodiseño industrial que posibilite la reintroducción de los residuos para que el sistema económico los valorice como recursos".

Los vertederos de Bolaños en Jerez tienen una capacidad de más de 50.000 m3 el de residuos peligrosos y seis millones y medio de m3 el de no peligrosos, y están cercanos a la saturación. En el caso de Nerva, la capacidad autorizada de la planta es de 7 millones y medio de m3, de las que cinco millones están ya ocupadas.

"La existencia de un vertedero de residuos peligrosos en las inmediaciones de la población de Nerva es un atentado a la salud y a la seguridad de esta población, en la que ha generado un contundente rechazo social. Estos vertederos, a los que el Real Decreto va a facilitar toda la tramitación, son auténticos reactores químicos que generan emisiones y vertidos tóxicos, que se prolongarán durante décadas tras su clausura: por ello, nada justifica su continuidad, y menos con la indefensión legal a que nos somete el Real Decreto, amparándose en una supuesta flexibilización de trámites, que en realidad es un trágala insostenible", subrayan los conservacionistas.

La emergencia climática "exigiría poner fin también a estas instalaciones por la elevada emisión de gases de efecto invernadero que suponen, sobre todo de metano". Es, a su juicio, "incompatible" un Plan Andaluz de Acción por el Clima con "la persistencia de estos gigantescos vertederos en nuestra comunidad".

"Las modificaciones sustanciales de la AAI que se solicitan para Nerva y Bolaños son un despropósito que la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible tiene que desautorizar con sobradas razones. Hasta que ello no ocurra, Ecologistas en Acción desplegará todas las acciones legales y promoverá todas las manifestaciones de rechazo social que la emergencia sanitaria permita, hasta conseguir la clausura de esos vertederos y el inicio de un genuino programa de Economía Circular y de Producción Limpia en Andalucía", culminan.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído