Jerez tiene tres caballos infectados por el virus de la fiebre del Nilo de los 32 casos a nivel andaluz

Detalle del ojo de un equino.
Detalle del ojo de un equino.
El Ayuntamiento de Morón de la Frontera ha confirmado la primera muerte de un caballo por fiebre del Nilo en una finca de la localidad. Por primera vez, el virus provoca el fallecimiento de este animal. La noticia llegó durante una conversación mantenida por el alcalde, Juan Manuel Rodríguez, con la delegada territorial de Salud de la Junta, Regina Serrano. El consistorio comienza este jueves los trabajos de desinfección y fumigación contra el mosquito que transmite la fiebre del Nilo, especialmente en las zonas cercanas al Guadaíra. Además, se ha puesto a disposición de las autoridades sanitarias tras conocer la muerte del equino. Desde hace días se está procediendo a la limpieza de fuentes y estanques así como a la fumigación de otras áreas verdes del municipio. "Los mosquitos no se infectan al picar a los caballos, ni se transmite entre caballos y personas", ha recordado el Ayuntamiento. A su vez, los contagios por virus del Nilo entre caballos de Andalucía continúa creciendo. Este miércoles la Junta de Andalucía ha registrado 13 nuevos casos, lo que eleva la cifra a 32 durante todo el mes de agosto. Según la información de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, todos los afectados se encuentran en las provincias de Sevilla, Huelva y Cádiz. De ellas, Sevilla es la que presenta un mayor número de positivos con un total de 23 casos, ocho en Los Palacios y Villafranca, seis en Lebrija, cinco en Dos Hermanas, dos en Las Cabezas de San Juan, uno en Utrera y otro en Morón de la Frontera.

Asimismo, en la provincia de Huelva se han contabilizado cinco casos, uno en el municipio de Gibraleón, otro en San Bartolomé, otro en Moguer y dos en Almonte; mientras que se han detectado cuatro casos en Cádiz, tres en Jerez de la Frontera y uno en Puerto Real.

El virus de la fiebre del Nilo se transmite por la picadura de un insecto, tratándose generalmente de mosquitos del género Culex, que está presente en ellos e infecta a las aves cuando éstos se alimentan. En este sentido, las aves son consideradas reservorio de la enfermedad, al tratarse de portadores sanos que juegan un papel muy importante en la diseminación del virus.

El mosquito infectado puede transmitir la enfermedad especialmente a caballos, aunque también es posible la transmisión a personas, como ha ocurrido en los municipios sevillanos de Coria del Río, Puebla del Río y Los Palacios. También se ha detectado dos casos en aves en Andalucía, un quebrantahuesos y un buitre negro fallecidos recientemente en el Zoo de Jerez, que decidió echar el cierre de forma preventiva tras su conocimiento.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído