Piden que se instalen medidores de CO2 en los colegios de El Puerto: "Son una medida más"

El Colectivo de familias X una causa justa insta a los políticos a realizar un seguimiento de los niveles para garantizar la seguridad del alumnado y los docentes en las aulas

Medidor de CO2.   SAGRADA FAMILIA ELDA
Medidor de CO2. SAGRADA FAMILIA ELDA

El Colectivo de familias X una causa justa, formado por padres y madres de El Puerto que luchan por la educación de calidad de los niños y niñas, solicita que en los centros escolares públicos y concertados se instalen medidores de CO2 para poder realizar un seguimiento de los niveles y asegurar la vida de los estudiantes y de los docentes en las aulas evitando así los contagios y transmisiones por coronavirus. 

"Los medidores son aparatos recomendados por el Ministerio de Sanidad en lugares cerrados para saber en cada momento cuanto tiempo se ha de ventilar para evitar contagios masivos. Es una medida más al igual que el hidroalcohólico, las mascarillas y la desinfección diaria del centro y autobuses", han explicado. 

Diversos estudios han demostrado que la trasmisión en interiores por aerosoles es una de las vías de contagio más importantes, por lo que, para evitar que los colegios y las clases se conviertan en un problema, la utilización de estos medidores de dióxido de carbono aparecen como una medida extra de seguridad que ayuda a saber a los docentes el nivel de ventilación de las aulas y cuando llega el momento de renovar ese aire para reducir el riesgo. El Consejo Superior de Investigaciones Científicas(CSIF) ha elaborado una guía para la ventilación de las aulas en la que se aconseja la utilización de medidores de CO2, "un arma que se debe usar al igual que el lavado frecuente de manos, la distancia interpersonal y el uso de las mascarillas", han sostenido. La guía del CSIF está avalada por el Ministerio de Ciencia e Innovación y tiene aportaciones de la Consellería de Educación de la Comunidad Valenciana y de la guía elaborada por la Universidad de Howard que confirman que una de las maneras de reducir la exposición al virus es la renovación y ventilación del aire, en este sentido, saber el nivel de concentración de ese CO2 en el aire.

El colectivo de familias pide a la Concejala de Educación Lola Campos y al técnico de Educación Ricardo Moscoso que "con el dinero de la Oferta Educativa Municipal de este curso 2020/2021, como no se ha gastado para tal fin, que lo gasten en estos aparatos de vital importancia para toda la Comunidad Educativa y la ciudadanía. Sabemos que de 1.571.000 euros que reciben para educación anualmente, 33.000 euros son destinados para la OEM,si cada aparato cuesta unos 100 euros y hay 37 centros escolares, sale a 8 medidores de CO2 para cada uno". Según manifiestan, de los 1,570.000 euros que reciben sólo se gasta 33.000 para la OEM, y 45.000 en mantenimiento, "el resto son pagas y más pagas para los funcionarios que dependen del departamento de educación. Escasa inversión en educación por no decir nula".

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído