La Junta ha eliminado casi 1.000 unidades en la escuela pública en lo que va de legislatura

El balance triunfal de Javier Imbroda, que cumple dos años en el cargo alardeando de que nunca antes se había invertido tanto en educación en Andalucía, contrasta con las carencias acuciantes y el deterioro progresivo de la enseñanza pública en favor de la concertada (91 millones en tres presupuestos)

Protestas contra el frío en las aulas, la pasada semana ante la Consejería de Educación. Autor: CGT
Protestas contra el frío en las aulas, la pasada semana ante la Consejería de Educación. Autor: CGT

El consejero de Educación y Deporte, Javier Imbroda, ha informado de que se han puesto en marcha 1.300 iniciativas, planes y proyectos en dos años de gestión educativa del Gobierno andaluz de PP y Cs, que este pasado lunes 18 de enero ha cumplido dos años, con el objetivo de "impulsar un cambio de modelo educativo que tiene como objetivo principal apostar por la excelencia sin que ningún alumno o alumna se quede atrás, además de adaptar el sistema educativo andaluz a las nuevas necesidades de la sociedad del siglo XXI".

En rueda de prensa, Imbroda ha agradecido "de corazón" a toda la comunidad educativa así como a su equipo de la Consejería "el trabajo fantástico desarrollado en medio de una pandemia". En este sentido, ha destacado que han dado respuesta a la nueva situación de "manera rápida y eficaz" con la implantación de medidas para que no se interrumpa el proceso de enseñanza-aprendizaje de los estudiantes andaluces y que las aulas sean entornos seguros con la máxima presencialidad.

Para ello se puso en marcha el Plan de Educación para este curso con un presupuesto de unos 713 millones, inversión que ha permitido la contratación de más docentes tanto en la red pública como concertada, la ampliación del personal de apoyo, especialmente en servicios de limpieza, con unos 1.600 trabajadores y se está dotado a los centros con más de tres millones de mascarillas y 300.000 litros de hidrogel al mes. También contempla una partida de 25 millones para que los centros puedan realizar reformas para adecuar sus espacios a las nuevas necesidades.

Para acometer estos objetivos principales y solventar las deficiencias detectadas durante la interrupción presencial de las clases, el consejero ha subrayado que el Gobierno andaluz ha hecho "un enorme esfuerzo" para que el acumulado de los dos últimos presupuestos de la Consejería de Educación y Deporte ascienda a casi 13.500 millones de euros, es decir ha crecido un 16% en dos años, la cifra "más alta de la historia de la Junta en Educación".

De lo que no ha hablado Imbroda en su triunfal balance, claro está, es de los incumplimientos y de las mermas para la escuela pública en estos dos años. Según los datos de la propia Consejería, en estos dos años se han suprimido 979 unidades de la escuela pública, incluyendo ataques a las escuelas rurales con el cierre de 31 unidades el curso 2019/2020. Miles de niños y niñas están (o han estado) sin comedor escolar, más de 12.000 en el primer trimestre de 2021, y hay unos 2.500 interinos menos por cambios de currículo en primaria.

El balance negativo de Imbroda al frente de Educación ha ido parejo, según ha denunciado el PSOE-A este mismo lunes, a los nuevos conciertos en FP y Bachillerato. Al margen de que incluso hubo huelga de toda la comunidad educativa el pasado 4 de marzo de 2020 por el Decreto de escolarización que ataca a la educación pública y favorece a la privada (91 millones de euros en tres Presupuestos), la Junta tampoco ha cumplido con la puesta en marcha de la Ley de Bioclimatización. En este sentido, desgranan, no ha equipado las aulas con sistemas de climatización para combatir el fuerte calor o la reciente ola de frío, "lo que está generando que el alumnado esté con mantas, guantes y gorros. La falta de climatización obliga a los centros a elegir entre que escolares pasen frío o garantizar la ventilación necesaria para evitar que se contagien del Covid-19".

Asimismo, a juicio de los socialistas, "también ha habido pasividad y falta de planificación para garantizar la educación durante la pandemia de Covid-19". "No han tomado medidas extraordinarias para garantizar la seguridad en las aulas: No se ha bajado la ratio como pedía la comunidad educativa y los ayuntamientos están pagando los gastos derivados del aumento de las medidas extraordinarias de higiene y seguridad. 90.000 escolares han estado desconectados digitalmente durante el confinamiento, y ha habido un abandono absoluto del profesorado durante la gestión de la pandemia".

Sobre el autor:

lavozdelsur.es

… saber más sobre el autor

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído