Una biblioteca de premio en el Ciudad de Jerez: "Se ha convertido en el eje vertebrador del colegio"

Este centro público de la ciudad tiene la segunda mejor biblioteca de toda Andalucía en su categoría y está a cargo de Paloma Gil. Las variadas actividades de dinamización marcan su funcionamiento y la convierten en un referente para alumnos y profesores

Paloma Gil en la biblioteca enseñando uno de los 2.000 libros que se conservan en las estanterías.
Paloma Gil en la biblioteca enseñando uno de los 2.000 libros que se conservan en las estanterías. ESTEBAN

Paloma Gil Cala lleva una década como profesora de Religión del CEIP Ciudad de Jerez, pero al mismo tiempo está volcada en la biblioteca del centro, tanto que este colegio público jerezano ha conseguido el segundo premio de la Junta de Andalucía a la mejor biblioteca de la comunidad autonómica, en la categoría de Infantil y Primaria. Ese entusiasmo le ha llevado a “volar con la imaginación”, como ella misma dice, para crear un espacio que a día de hoy vertebra la actividad educativa del colegio.   

“Hace ocho años me pidieron que colaborara en el equipo de la biblioteca”, cuenta Paloma sobre el origen de esta instalación, que “era un taller de pretecnología; estaba lleno de trastos propios de la asignatura ,que no se usaban mientras que en un cuartito para tiestos se depositaban los libros”. Resalta que una compañera suya, Mariam Gallardo, “fue la que me inculcó el entusiasmo por la biblioteca, campo que desconocía”. Y así comenzó el reto de recuperar este espacio y llenarlo de vida.

La profesora en el rincón cuentacuentos de la biblioteca.    ESTEBAN
La profesora en el rincón cuentacuentos de la biblioteca.    ESTEBAN

Los logros alcanzados fueron conseguir la digitalización del espacio, con unos 2.000 libros en las estanterias; además se unió a la red pública e-biblio Andalucía, un sistema que almacena libros digitales que están al alcance de todos, “para que ningún niño no pudiera alegar no tener libros; podía llevárselos del colegio o leerlos digitalmente”.

Una biblioteca dinámica que interactúa con los alumnos

Otro aspecto evaluado muy positivamente han sido las acciones de dinamización: “No había costumbre de usar la biblioteca excepto como sala de refuerzo en estudios o para hacer la tarea”. El objetivo estaba claro, “había que hacerla atractiva a fin de que los niños la usaran y la vieran interesante”.

Paloma, con sus dotes creativas y con mucha imaginación, puso en marcha algunas ideas para, como ella dice, estirar la vida del libro. Es decir, que no se quede en su lectura y se acabó: “Antes de iniciar la lectura se organiza un teatro o cantamos o le ponemos un corto u organizamos una sesión tematizada”, subrayando que ya los niños y niñas iban preparados para escuchar el cuentacuentos, labor que hacen los profesores, “después se seguía con otras actividades siempre relacionadas con la temática de lo que habían leído”.

Paloma enseñando el interior del libro escrito por los alumnos: ¿Qué es el amor, seño?
Paloma enseñando el interior del libro escrito por los alumnos: Seño, ¿qué es el amor?.    ESTEBAN

Se ha conseguido que los pequeños muestren interés por la biblioteca, afirma. En este sentido, reconoce y se muestra agradecida al equipo directivo, que “me ha animado a seguir adelante” y recuerda que en el curso 18-19 se logró el hito de publicar un libro con mini relatos escritos por los alumnos, iniciativa que tomó forma bajo el título Seño qué es el amor. "Esa actividad, gracias a una gran aceptación y difusión, supuso el despegue de la biblioteca y empezó a rodar como un valor importante en la dinámica del colegio", expone.

El pasado curso, las acciones en torno a la biblioteca incluyeron la presencia de escritores y poetas jerezanos que leían los cuentos o presentaban alguno escrito por ellos: “Fue todo un éxito gracias a la entrega de estos escritores”.

Los 3.000 euros del premio servirán para renovar lo que acogen las estanterías con nuevas publicaciones que refresquen la oferta y la variedad temática del equipamiento cultural. A esto se le une el atractivo de su decoración. Paloma Gil se ha ocupado, “con mis dotes imaginativas y creativas”, de que la biblioteca sea atractiva a la vista de los pequeños, con cajas de madera pintadas de colores, y antiguos artilugios del ‘cajón de trastros’ del colegio provenientes del taller de pretecnología, como probetas llenas de botones o de colores.

La bibliotecaria en el centro del espacio del CEIP Ciudad de Jerez que ha sido premiado.      ESTEBAN
La bibliotecaria en el centro del espacio del CEIP Ciudad de Jerez que ha sido premiado.      ESTEBAN

Cajas pintadas de colores, murales, probetas llenas de botones...

A la librería se accede pasando por un gran mural lleno de magia en el que la tradicional leyenda inherente en los inicios de los cuentos como el Érase una vez... invita a disfrutar de su interior: “Tengo un lema que los niños lo vociferan ‘¡¡el mejor día para leer es hoy!!’, quiero que no decaiga, que siga en la mente de los alumnos”, señala la docente y bibliotecaria como deseo de futuro cuando se jubile y cese en su actividad.

“La biblioteca no es que seguirá rodando. Ya rueda y no hay quien la pare porque es como un balón al que se le ha dado una patada; esa dinámica ya está”, asegura con la confianza de que el profesorado actual “está subido a este carro de la biblioteca y el alumnado ya tiene asumido este espacio en vida escolar que a día de hoy es un activo fundamental para el colegio”. Cuando se programan los planes y proyectos del curso, “el epicentro es la biblioteca como punto de partida en todas las áreas educativas”, concluye con satisfacción.

Sobre el autor:

KIKO ABUIN 1

Kiko Abuín

Periodista.

...saber más sobre el autor

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Lo más leído