La supresión del impuesto de Sucesiones no ha evitado la renuncia a las herencias en Andalucía

Las renuncias durante el mandato de Moreno superan a las que había anteriormente cuando el tributo estaba en vigor

Moreno firmando el decreto que suprime el Impuesto de Patrimonio.
Moreno firmando el decreto que suprime el Impuesto de Patrimonio.
El Papel de La Voz

Ya puedes leer pinchando aquí el nuevo número de El Papel de La Voz. Edición Las Ciudades que Avanzan.

Si quieres la revista en papel gratis en casa hazte socio anual en www.lavozdelsur.es/socios

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, posiblemente esté pasando uno de sus mejores momentos como político. Ha conseguido dominar el debate y poner a Andalucía en el centro de una cuestión fundamental: la presión fiscal. Usa palabras como "infierno" y expresiones como "autopista para la inversión". Él mismo reconoce que está más que satisfecho con el transcurso de las últimas horas, desde que anunción la supresión del Impuesto de Patrimonio, "Me gusta que mi tierra atraiga el foco y sea referencia de impuestos bajos. Estoy orgulloso de ella. Es la comunidad líder que quiero para esta legislatura".

Cada vez que puede Moreno saca pecho y se pone en cabeza mencionando a dos de las grandes potencias del país, "¿cuántas veces Andalucía ha podido competir y mirar de tú a tú a Cataluña y a Madrid?", ha preguntado en un acto organizado para la firma de un decreto, algo poco habitual que deja claro que la estrategia de Moreno va más allá de algo puntual y que no sólo tiene que ver con los impuestos, sino también con su imagen y proyección.

Ahora es el Impuesto de Patrimonio - algo que sólo está bonificado en Madrid -, pero antes fue el de Sucesiones y Donaciones. Moreno llegó al Gobierno de la Junta de Andalucía en enero de 2019. En abril, aprobó en un Consejo de Gobierno celebrado la bonificación del 99% de este impuesto en cónyuges y parientes directos para igualarlo con el que tenían otras comunidades. La mayoría de ellas también del Partido Popular. El argumento no se centraba tanto en la inversión, sino en que familias que habían ahorrado toda la vida tenían que renunciar a herencias por culpa de este impuesto. Ahora, la Junta sigue avanzando con esta cuestión en tíos y sobrinos.

Sin embargo, y aunque los datos se pueden interpretar de muchas formas, el último informe del Consejo General del Notariado deja clara una cuestión: la renuncia de las herencias no se producen por la existencia del impuesto de Sucesiones, sino por la deuda de dichas herencias. Esto es así hasta tal punto de que en Andalucía ha habido más renuncias durante los mandatos de Juanma Moreno que durante los años anteriores. La comunidad andaluza, en términos absolutos, está a la cabeza de las renuncias desde 2016. Aunque los expertos dan cierta importancia al impuesto de Sucesiones, también hacen referencia a las plusvalías municipales. Todo ello con menor relevancia que las deudas a la hora de tomar una decisión.

Los datos facilitados por los notarios sobre el primer semestre del año 2022 señalan que uno de cada cinco herederos renuncia a la herencia, la traducción de esto es de 5.471 de un total de 27.792. A nivel estatal, el año 2021 tocó máximos históricos en la renuncia a las herencias y este organismo lo achaca a las deudas provocadas por la crisis del covid-19. "El heredero se encuentra con que el difunto ha dejado más pasivo que activo y decide por ello rechazar la adjudicación", afirman desde el Consejo General del Notariado.

Desde el PP ya no se habla de las renuncias, sino de la atracción de nuevos contribuyentes. La consejera de Economía y Hacienda, Carolina España, reconoció esta semana que más allá de las cifras de llegadas y salidas de residentes, no sabía la razón que les motivaba a realizar estos movimientos, por lo que todo se aborda desde el terreno de las hipótesis.

El propio Moreno ha insistido en esta idea durante una entrevista que ha concedido en la mañana del miércoles ante los micrófonos de Cope. En ella, Moreno ha afirmado que "para recaudar más hay que bajar impuestos. ¿Qué pasó cuando bonificamos al 99% el Impuesto de Sucesiones y Donaciones? Recaudamos 1.000 M€ más por IRPF y hubo 280.000 nuevos contribuyentes". Algo que ha calificado como "efecto llamada".

De todos los datos emitidos por el Consejo General del Notariado, el más interesante para evaluar la situación puede ser el del porcentaje de herencias rechazadas. Y aquí se observa de forma clara que el impuesto de Sucesiones no ha tenido nada que ver en la evolución de estas decisiones.

En Andalucía las renuncias no llegaban al 10% en 2012, se quedaba en el 9,8%. Esta cifra se ha ido incrementando durante la década de manera que en 2013 renunció el 13,7%, en 2014 lo hizo el 16,1%, 2015 el 17%, 2016 el 17,3%, 2018 el 18,8%, en 2019 - con la bonificación ya en vigor - fue el 19,3%, en 2020 la cifra se fue hasta el 20,1% - máximo de la serie -, en 2021 el 19,9% y en lo que va de 2022 ha sido el 19,7%.

Sobre el autor:

Emilio Cabrera.

Emilio Cabrera

Periodista.

...saber más sobre el autor

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Lo más leído