Una pancarta gigante en Doñana exige "el fin de la impunidad en el robo del agua"

La organización ecologista WWF, con motivo del Día Mundial de los Humedales, lleva a acabo acciones en tres puntos de España para reclamar que se persigan las extracciones hídricas ilegales

La Comisión Europea pide aclaraciones a España por la ley que regulariza regadíos ilegales en Doñana.
La Comisión Europea pide aclaraciones a España por la ley que regulariza regadíos ilegales en Doñana.

 

El Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés) ha desplegado, este pasado martes, varias pancartas gigantes y de manera simultánea en los tres principales humedales de España: Doñana, Tablas de Daimiel y Mar Menor. La acción en el Parque Natural enclavado en Huelva se ha llevado acabo para "exigir el fin de la impunidad en el robo del agua", según ha indicado en una nota de prensa.

Así, los ecologistas han señalado que en España, "en cuatro décadas han desaparecido el 60 por ciento de los humedales y lagos naturales". Un problema que "se ve agravado por el impacto del cambio climático".

Por ello, con el lema 'Stop robo del agua', la organización busca alertar sobre "la crítica situación" en la que se encuentran estos ecosistemas, "especialmente Doñana tras la propuesta de ley para amnistiar a los agricultores ilegales". La organización reclama al Gobierno y comunidades autónomas el cierre de pozos ilegales y que "sancione a aquellos que se saltan la ley impunemente cometiendo este delito ecológico".

"La situación de Doñana es crítica, como nunca antes. La propuesta de ley presentada por el PP y sus socios de gobierno (Cs y Vox) para amnistiar una superficie de unas 1.460 hectáreas de regadío ilegal supone un grave ataque directo al corazón de este humedal Patrimonio de la Humanidad", ha reseñado la organización.

Por ello, WWF ha desplegado una pancarta gigante de más de 13 metros en Doñana para dar visibilidad a "esta grave amenaza" y pedir al gobierno presidido por Juanma Moreno "que suspenda de inmediato la tramitación de la amnistía para los agricultores ilegales que secan Doñana".

"En el Día Mundial de los Humedales, queremos criticar con esta acción el robo del agua que está afectando gravemente a la conservación de nuestros humedales, que actualmente se encuentran en un estado de colapso ecológico sin precedentes y que ya tiene consecuencias negativas para la biodiversidad y para muchas actividades económicas que dependen de ellos", ha explicado Teresa Gil, responsable del programa de Agua de WWF.

Riegos ilegales

Asimismo, un equipo de WWF se ha desplazado a otros "puntos negros" donde ha organizado de forma simultánea la misma acción. La organización ha estado también en las Tablas de Daimiel, "epicentro del robo del agua en España", y al Mar Menor, donde ha contado con el apoyo de ANSE.

"No hay que olvidar que el Mar Menor ha sido el escenario de un grave desastre ecológico como consecuencia del vertido de nitratos procedentes de la agricultura intensiva y que continúa en grave estado de conservación", han recordado desde WWF.

En este punto, han explicado que una reciente investigación llevada a cabo por WWF "ha calculado por primera vez la superficie que se riega de manera ilegal en estos valiosos espacios naturales. Entre las tres zonas se riega ilegalmente una superficie superior a 64.000 hectáreas, lo que ha llevado a estos ecosistemas al límite".

Asimismo, han señalado que en las Tablas de Daimiel, "al menos 51.465 hectáreas de cultivo se riegan con agua extraída ilegalmente, el equivalente a más de 62.300 campos de fútbol, mientras, la superficie regada con agua subterránea extraída ilegalmente en Doñana y Aljarafe, es de más de 4.700 hectáreas, el equivalente a más de 5.700 campos de fútbol".

"Ese robo del agua del acuífero afecta directamente a arroyos que vierten sus aguas al corazón de este espacio clave para la biodiversidad y alrededores. Y finalmente, en el Mar Menor se han detectado 8.460 hectáreas de cultivo de regadío ilegal en el Campo de Cartagena, el equivalente a más de 10.200 campos de fútbol", han apuntado.

Ante esto, WWF ha pedido a las autoridades "una acción contundente para acabar de forma definitiva con el robo del agua". Entre las medidas demandadas, están "cerrar todas las extracciones ilegales de los acuíferos y sancionar a aquellos que se saltan la ley cometiendo este delito ecológico contra la naturaleza y la seguridad hídrica de toda la sociedad, así como reducir la superficie de regadío, particularmente cerrando todas las fincas ilegales en el entorno de humedales y espacios protegidos".

Además, con motivo del Día Mundial de Humedales han pedido la aprobación "urgente" por parte del Ministerio de una "Estrategia Nacional de Humedales que aborde el problema del robo del agua y que incluya un plan de restauración de estos ecosistemas acuáticos".

En el caso de Doñana, WWF ha iniciado una campaña de recogida de firmas en la que pide al presidente del PP-A y de la Junta de Andalucía, que "asuma su responsabilidad internacional cumpliendo las recomendaciones de Unesco y la sentencia del Tribunal Europeo de Justicia para proteger este frágil y amenazado Patrimonio de la Humanidad, y que suspenda de inmediato la tramitación de la legalización y amnistía para los agricultores ilegales que están secando Doñana".

Sobre el autor:

logo lavozdelsur

lavozdelsur.es

… saber más sobre el autor

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído