Las 'excursiones' en quad, moto y todoterreno provocan destrozos en Doñana

Ecologistas en Acción denuncia los daños medioambientales que durante todos los fines de semana y festivos se producen en todo el patrimonio natural sanluqueño

Quads discurriendo por el Parque Natural de Doñana.
Quads discurriendo por el Parque Natural de Doñana.

Ecologistas en Acción quiere denunciar los daños medioambientales que durante todos los fines de semana y festivos, especialmente las estaciones de otoño-invierno-primavera, se producen en todo el patrimonio natural sanluqueño. En las salinas de Bonanza, marismas del Guadalquivir y pinar de La Algaida, zonas de gran valor ecológico incluidas en el Parque Natural de Doñana, se encuentran en peligro por un progresivo aumento de incursiones ilegales por parte de motos de enduro-cross, quads y vehículos 4×4.

Las motos y quads, cuyo uso está prohibido más allá de un circuito cerrado, ya que carecen de matriculación, permiso de circulación y seguro de responsabilidad civil, provocan un especial perjuicio medioambiental debido al alto nivel de contaminación acústica que emiten, superando con creces los niveles de ruido aconsejables para no afectar a las especies que residen o hibernan en el Parque Natural, además del destrozo a la flora autóctona, provocando una grave alteración del suelo.

Del mismo modo, muchos usuarios a este espacio protegido han mostrado su frustración tras sufrir embestidas por parte de estas potentes motocicletas, especialmente en el interior del pinar (zonas de reserva, carriles bici, áreas recreativas, caminos). Un día normal de fin de semana se han venido observando unas 80 incursiones ilegales, a menudo en grupos numerosos de hasta diez motos. Además hay constancia visual de las incursiones y el destrozo producido por las motocicletas, quads y vehículos todoterreno. Hay que tener en cuenta que sólo el pinar de La Algaida puede ser transitado con vehículos a motor a través del camino central que recorre de sur a norte, quedando todos los caminos laterales restringidos a ser accesibles solamente a pie, bici, o caballo. Numerosos visitantes han transmitido sus quejas a través del teléfono de emergencia 112, pero sus protestas no se han transformado en la vigilancia, control y las posteriores sanciones, por parte de las fuerzas de seguridad del Estado.

Por todo ello, Ecologistas exige que se aplique el Decreto 208/1997, de 9 de septiembre, por el que se aprueba el Reglamento Forestal de Andalucía, en su articulo 104, donde dice que "la circulación de motocicletas, automóviles y demás vehículos a motor campo a través, por cortafuegos, vías forestales de extracción de madera, vías pecuarias, cauces secos o inundados, y con carácter general, fuera de las vías expresamente previstas para dichos vehículos siempre que no resulte imprescindible para el desarrollo de los aprovechamientos forestales autorizados, la guardería forestal o la prestación de servicios públicos".

El Espacio Natural de Doñana se encuentra salvaguardado por agentes forestales de la Junta de Andalucía, pero consideramos que es insuficiente, ya que durante los fines de semana, es cuando hay una creciente actividad por parte de estos motoristas ilegales. Por lo que la labor debe ser reforzada con la autoridad competente, Guardia civil y Policía local. Los mismos motivos que ocurren en el Espacio Natural de Doñana, suceden en los pinares de Bonanza (San Jerónimo, Dinamita y la Duquesa), dado que no existe control alguno durante ningún día de la semana.

Sobre el autor:

lavozdelsur.es

… saber más sobre el autor

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído