El chorlitejo patinegro, el ave amenazada de la costa que no soporta el turismo masivo ni el ladrillo

Grupos conservacionistas de Cádiz dan forma a un proyecto que crea refugios bajo seguimiento en los municipios costeros para proteger a esta especie, que ha perdido un 70% de población en los últimos años por la destrucción del litoral

Un chorlitejo sobrevive a la presión urbanística, en la Ribera de la Algaida almeriense. SERBAL ALMERÍA
Un chorlitejo sobrevive a la presión urbanística, en la Ribera de la Algaida almeriense. SERBAL ALMERÍA

Una de las principales amenazas para el chorlitejo patinegro (Charadrius alexandrinus), que en 2019 fue ave del año tras la votación popular organizada por SEO/Birdlife, es el turismo masivo en las zonas de costa. Esta especie, cuya población ha menguado en España un 70%, se encuentra en El Libro Rojo de las Aves como una de las más vulnerables, y como “de interés general” en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas. Era la primera vez que el reconocimiento de la organización conservacionista recaía en un ave limícola —las que habitan en el “limo” o lodo de las costas y riberas—.

Una manera de darle visibilidad y concienciar con vistas a reforzar su protección. Sin embargo, en esa misma época ya había en la provincia de Cádiz colectivos muy preocupados por la situación que vivía esta especie. Denuncias colectivas o particulares que hablaban de nidos destrozados en las playas del litoral gaditano, retirada de pollitos por personas que los creían abandonados... Entre las amenazas para el chorlitejo patinegro están muchas de las cosas que más han dañado, sorprendentemente, al sistema productivo de la provincia en las últimas décadas. Cuestiones como el ladrillo desenfrenado, el turismo precario o el desmantelamiento de sectores artesanales tradicionales. Pan para hoy, hambre para mañana que, por si fuera poco, ha contribuido a degradar aún más el ecosistema y a su flora y fauna.

Según SEO/Birdlife, el chorlitejo no tolera "el turismo masivo y algunas formas de ocio en las costas suponen una fuerte molestia para estas aves, en especial durante la temporada de cría". Tampoco lleva bien "la construcción descontrolada de nuestro litoral, que también ha representado la destrucción de buena parte de sus hábitats". Otra amenaza vinculada a la actividad humana es la limpieza mecánica de las playas, que elimina los restos de algas marinas donde habitan los invertebrados de los que se alimenta el chorlitejo y la errónea eliminación de la vegetación cercana a la costa.

Estas aves, explica la organización, hacen sus nidos a ras de suelo, entre pequeños rastrojos, matorrales bajos y ralos o restos de vegetación marina arrastrados por la marea, donde es fácil que, al eliminar la vegetación, se destruyan los nidos por una equivocada idea de la “limpieza” de playas. Otro problema para los chorlitejos que anidan cerca de poblaciones humanas es la presencia de gatos domésticos en semilibertad o perros sueltos, que se unen a sus depredadores naturales. "El abandono de las salinas tradicionales ha agravado el fracaso reproductor de algunas colonias de chorlitejos patinegros y otras limícolas, bien adaptadas a explotaciones salineras ancestrales. En el interior, además, sufre los problemas habituales de nuestros humedales, especialmente la escasez de agua por la sobreexplotación de acuíferos o la apropiación de estas áreas para nuevos usos agrícolas".

Con todos estos antecedentes y datos sobre la mesa, las organizaciones Agaden-Ecologistas en Acción y la Agrupación de Voluntarios Ambientales Trafalgar, con sede en Barbate, han iniciado un proyecto denominado Cádiz, refugio del chorlitejo patinegro, cuya finalidad se enmarca en dos grandes bloques de actuación: "La restauración y conservación de los hábitats costeros de la provincia de Cádiz donde tiene presencia esta ave; y en segundo lugar, una acción más enfocada al estudio y conservación de las poblaciones de esta especie vulnerable". 

"Tenemos constancia de que a lo largo del litoral gaditano, desde Chipiona hasta La Línea, existe presencia de esta especie y en muchas de estas zonas se produce el emparajemiento y hay puestas. Sin embargo, por desgracia y debido a que se solapa con el periodo estival donde se recibe bastante turismo, esas puestas no llegan a nada", explica a lavozdelsur.es Vanesa Rivera, presidenta de Agaden-Ecologistas en Acción. Después de lograr hace unos días el apoyo al proyecto de la Diputación de Cádiz, ahora los colectivos mantendrán este miércoles un encuentro con diferentes voluntarios y representantes de municipios costeros de la provincia para organizar grupos de gestión que se hagan cargo de la custodia de zonas de costa reservadas para la recuperación del chorlitejo patinegro. 

"Lo más idóneo era realizar una acción provincial donde se englobasen entes sociales y administraciones públicas para empezar a crear conciencia y establecer y recuperar zonas de cría para que con el paso del tiempo se afiance y la propia sociedad lo proteja. El proyecto está en un fase totalmente inicial, se ha establecido una toma de contacto con administraciones como Diputación, y algunos ayuntamientos que ya desarrollaban acciones, por lo que ahora pretendemos hacer grupos de seguimiento en cada zona", desgrana Rivera. El objetivo para este año sería llegar con este proyecto a un número mayor de municipios litorales, aspirando a que todos ellos, en total 17, se hagan eco de la importancia de los ecosistemas costeros para preservar esta y otras muchas especies de interés.

La reunión con los interesados será el 17 de febrero a las 17.30. Será online. Si estás interesado/a, escribe a chorlitejopatinegro.sos.cadiz@gmail.com

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído