11209703_1715137632047145_8279176194509380355_n
11209703_1715137632047145_8279176194509380355_n
El Papel de La Voz

Ya puedes leer pinchando aquí el nuevo número de El Papel de La Voz. Edición World Travel Market.

Si quieres la revista en papel gratis en casa hazte socio anual en www.lavozdelsur.es/socios

Nati Sanz lleva dieciocho años practicando el veganismo, una alternativa alimentaria sana para el consumidor que excluye productos y servicios procedentes del mundo animal. Desde hace algunos años son muchas las personas que han encontrado otras vías saludables para una alimentación más sana y variada. Los términos veganismo, ecoveganismo o crudiveganismo, quizás rechinen en los oídos todavía, pero son ya miles de personas en todo el mundo las que toman como hábito de vida estas prácticas de alimentación.

Algunos expertos afirman que es el estilo de vida más sano y respetuoso con los animales y la naturaleza. Además de las frutas frescas y los vegetales, un régimen vegano puede incluir una gran variedad de platos preparados a base de cereales, pastas alimenticias, pan, patatas, legumbres, arroz o  frutos secos entre otros. A base de proteína vegetal texturizada, estos alimentos aportan los elementos necesarios para satisfacer los paladares más exigentes y cubrir ampliamente todas nuestras necesidades nutritivas.

Nati Sanz, reside en El Puerto y lleva 18 años siendo vegana. Hace poco tiempo ha creado una asociación con unas amigas llamada Tierra Viva en la que organiza talleres para promover el veganismo. Comenzó a darse a conocer en el mercado de Los Toruños, allí tiene un puestecito con productos que favorecen el consumo de este hábito alimentario además de despertar la curiosidad en los visitantes que se acercan a los diferentes puestos. “Hace 18 años que llevo siendo vegana a raíz de una crisis personal. Busque otras alternativas posibles sin necesidad de medicación como fue el yoga  y allí conocí a gente vegetariana. El proceso normal es ir dejando poco a poco la carne, el pescado o el jamón. Hasta ahora no he encontrado ninguna razón en contra del veganismo, al revés todas son a favor. Cada uno lo hace por diferentes motivos ya sea el medio ambiente, el respeto a los animales o por otras cuestiones éticas".

Su curiosidad la llevo a prepararse a través de charlas de formación de esta materia donde acudían expertos en este mundo. “Ahora mismo me costaría volver a comer todo lo que comía hace años. Una vez que te haces vegano tienes que ir buscando los sustitutos de cada cosa. La gente normalmente se piensa que solo comemos lechuga y mi alimentación actual es mucho más variada que antes”.

El veganismo permite al consumidor encontrar otras vías de alimentación como el crudiveganismo. Esta práctica es la unión entre el crudivorismo y el veganismo, y consiste en la alimentación cruda, es decir el consumo de alimentos crudos, basándose por tanto en una dieta rica en alimentos frescos, naturales y no cocidos. Este consumo de alimentos naturales no contiene aditivos artificiales y además no han sido expuestos a temperaturas superiores a las producidas por el sol.

A pesar de que en otros países del mundo haya una práctica más amplia de este tipo de alimentación, España sigue siendo más reservada. “Hay un público minoritario. Este verano he tenido la oportunidad de ir a Suiza por ejemplo y en todos los restaurantes encuentras opciones en las cartas. Aquí es muy complicado salir a comer fuera y encontrar algo para veganos. Sí que ha habido un cambio en la sociedad por diferentes motivos como los que están en contra de la tauromaquia o el toro de la Vega, son factores que influyen en las personas. A los vegetarianos nos suelen mirar con lupa por ejemplo a la hora de las proteínas pero cuando se come comida basura no se cuestiona nada”.

Con respecto al bolsillo, el precio de los alimentos ecológicos en nuestro país es un poco más caro que en otros estados. “Ser vegano no es algo que sea caro porque yo lo veo como una cuestión de prioridades. Es cuestión de saber organizarse, no tirar o desperdiciar nada y comprar productos cien por cien ecológicos”.

Los talleres de Nati Sanz se pueden consultar en el boletín cultural de El Puerto o de la Bahía de Cádiz. Estas citas donde acuden un máximo de ocho personas, permiten descubrir las ventajas que tienen los alimentos de nuestra tierra. “Lo que es más practico son las convivencias con platos realizados a través de estos productos. Me gusta el producto agroalimentario y artesanal, se pueden hacer muchos platos desde pizzas hasta croquetas”. Descubre la próxima convivencia pinchando en este enlace.

Sobre el autor:

Borja García Tejero

Borja García Tejero

...saber más sobre el autor

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Lo más leído